Muere Sondra Locke, la exnovia de Clint Eastwood que lo demandó por sabotear su carrera

Sondra Locke murió el pasado 3 de noviembre a los 74 años, pero no se había desvelado hasta ahora.

Fue actriz, directora y estuvo nominada al Oscar por su primer papel en El corazón es un cazador solitario (1968), y aun así muchos la recuerdan por ser la exnovia de Clint Eastwood que lo llevó a juicio por sabotear su carrera tras la ruptura.

Si eres fan de Clint Eastwood, probablemente lo veas con otros ojos tras leer la historia de Sondra…

Clint Eastwood y Sondra Locke en Ruta suicida (Crédito: Warner Bros)

Sondra murió en su casa de Los Angeles tras sufrir un paro cardíaco como consecuencia del cáncer de pecho y huesos que sufría, según un certificado de defunción conseguido por The associated press. La noticia salió a la luz el jueves 13 de diciembre a través de RadarOnline, y se desconoce porqué tardaron seis semanas en notificar su muerte a los medios.

Locke fue conocida por protagonizar seis películas con su ex tras pasar 13 años a su lado. Comenzaron su colaboración en El fuera de la ley (The outlaw Josey Wales) en 1976 y terminaron con Sudden Impact, de la saga de Harry el sucio, en 1983.

Nacida en Tennessee, trabajó en la radio y el teatro local hasta que ganó una búsqueda de talentos en 1967 para acompañar a Alan Arkin en la adaptación de la novela de Carson McCullers, El corazón es un cazador solitario. Con ese primer trabajo cosechó aplausos y nominaciones a los Globos de Oro y el Oscar, aunque los perdió contra Ruth Gordon por La semilla del diablo (El bebé de Rosemary).

Tuvo varios papeles más y conoció a Clint Eastwood en el set de la película que él dirigía y protagonizaba, Josey Wales. Su vida parecía de color de rosas hasta la ruptura en 1989.

(Crédito: Warner Bros.)

LA MUJER QUE MOSTRÓ LA OTRA CARA DE CLINT EASTWOOD
Pasaron 13 años juntos, y según las anécdotas que circulan por Hollywood y la biografía de Sondra, Clint se las hizo pasar canutas. 

Sondra sufrió dos abortos durante la relación y nunca tuvo hijos. Tras el segundo aborto se sometió a una ligadura de trompas que, según su libro, fue porque Clint le dijo que ser padres no sentaría bien con el estilo de vida de la pareja. Pero Eastwood sí tuvo dos hijos con otra mujer durante los últimos tres años de la relación. Así. Sin más.

Luego, el actor y director rompió con ella en 1989. Cambió las cerraduras de la casa que compartían en Bel-Air mientras ella estaba fuera de la ciudad rodando Impulse, y dejó sus cosas en el portal. Al llegar, la pobre creyó que eran un regalo. Pero más tarde, Sondra terminó demandándolo exigiendo compensación por los años que pasaron juntos. La batalla legal duró un año, y al final sellaron el duelo con un acuerdo en donde Eastwood debía conseguirle un acuerdo como directora en Warner Bros.

(Crédito: Warner Bros.)

Pero en 1995, lo volvió a demandar por fraude sentenciando que el acuerdo era puro engaño. El estudio había rechazado los más de 30 proyectos que había presentado y jamás la contrató como directora. Según dijo la abogada de la actriz por entonces, Peggy Garrity, Eastwood cometió “la traición definitiva” al arreglar ese acuerdo “falso” para dejarla sin trabajo.

Una vez más, Locke llegó a un acuerdo con su ex mientras el jurado deliberaba por una cantidad de dinero nunca publicada. Por entonces, dijo a la prensa que el resultado del caso era “un mensaje alto y claro” a Hollywood para demostrar “que la gente no puede salirse con la suya solo por ser poderosa”. Pero viendo los escándalos del últimos año, evidentemente Hollywood todavía no había aprendido la lección.

Pero ahí no terminó todo. Locke también demandó a Warner Bros. por “conspirar con Eastwood para sabotear su carrera como directora”. La batalla llegó a su fin en 1999 con un acuerdo entre las partes. También le pagaron y su caso aparece en libros de textos legales para ilustrar el concepto de la “buena fe”.

Sondra Locke en su última película, ‘Ray Meets Helen’ en 2017

Locke publicó una biografía en 1997 titulada The Good, the bad and the very ugly: a Hollywood journey, en clara referencia a su ex, en donde detallaba su lucha contra el cáncer de mama, su doble mastectomía y quimioterapia.

Sondra terminó dirigiendo solo cuatro largometrajes -entre 1986 y 1997- y pasó muchos años alejada de las cámaras. Tras la ruptura se dedicó de lleno a su batalla legal y física contra el cáncer. Solo apareció en papeles pequeños en dos películas del año 2000 y recién reapareció el año pasado con el drama Ray meets Helen.

Una luchadora.


Para seguir leyendo:
Melanie Griffith una vez intentó llevar a Alec Baldwin a la cama
Megan Fox admite haber tenido un romance con Shia LaBeouf
Francis Ford Coppola confirma que Winona y Keanu están casados desde Drácula
Mila Kunis no quiere volver a compartir escenas con su marido Ashton Kutcher NUNCA MÁS