Dos muertos y 17 heridos por hombre que condujo contra una multitud en Pensilvania antes de matar a una mujer

·4  min de lectura

Dos personas murieron y 17 resultaron heridas luego de que un hombre supuestamente condujera su automóvil contra una multitud y luego matara a su madre en una ciudad vecina en Pensilvania.

La policía estatal arrestó al sospechoso, Adrian Oswaldo Sura Reyes, de Nescopeck, en el incidente de múltiples víctimas en el condado de Columbia el sábado, informó WBRE/WYOU.

La policía cree que el mismo hombre de 24 años está detrás de la agresión en el condado de Luzerne que provocó la muerte de una mujer poco después del accidente en el condado de Columbia. El medio local Press Enterprise informó que la mujer era la madre del sospechoso. Según los informes, discutió con ella antes de golpearla fatalmente.

El policía estatal Anthony Petroski dijo a la prensa que varias personas que se habían unido a una recaudación de fondos para las familias de las diez personas que murieron en un incendio en Nescopeck fueron atropelladas por un automóvil alrededor de las 6:15 p. m. del sábado.

El forense del condado de Columbia, Jeremy Reese, le informó a Eyewitness News que una persona, una mujer de 50 años, murió en la escena del accidente. Su identidad aún no se revela en espera de notificaciones familiares.

No mucho después del accidente, la policía estatal de Pensilvania detalló que recibió una llamada sobre un hombre que agredía a una mujer. Cuando llegaron a esa escena separada, encontraron a una mujer fallecida y a Reyes, a quien había detenido la policía local, informó WBRE/WYOU.

Enfrenta dos cargos de homicidio criminal, según las autoridades. Ahora se encuentra recluido en el Centro Correccional del Condado de Columbia, donde se le negó la fianza.

Petroski no confirmó si el choque contra la multitud fue intencional. Las investigaciones sobre ambos incidentes están en curso.

Los reporteros interactuaron por primera vez con Reyes a las 3 am del domingo cuando lo colocaron en un vehículo frente a la estación de policía estatal en Shikshinny.

Cuando se le pidió un comentario, respondió: “Perdón, lo lamento”, según WBRE/WYOU.

“Entre un mar de personas y conmoción, hay una fuerte presencia policial, incluidos los forenses policiales y unidades de reconstrucción, también una fuerte presencia de socorristas”, narró la reportera de Eyewitness News, Madonna Mantione, el sábado por la noche, según WBRE/WYOU.

El pastor Brad Iverson de la Iglesia Bíblica de Berwick le comentó a Eyewitness News que “hacía una barbacoa en casa y comencé a recibir mensajes de gente de mi iglesia de que esto ocurría, así que pensé que podrían necesitar apoyo espiritual dado lo que sucedió aquí”.

“Necesitan ayuda, así que pensé en bajar para ver si había algo que pudiera hacer”, agregó.

El área circundante cerca de Center Street en Berwick se cerró después del accidente. El bar donde ocurrió el incidente, The Intoxicology Department, ha dicho que permanecerá cerrado hasta nuevo aviso.

Petroski agregó que Reyes no era sospechoso “en este momento” por el incendio de la casa del 5 de agosto en Nescopeck que mató a diez personas, según el Times Leader.

The Intoxicology Department declaró en Facebook que el accidente “fue una tragedia absoluta. Estaremos cerrados hasta nuevo aviso. Respeten nuestra privacidad mientras estamos de duelo y tratamos de procesar los eventos que ocurrieron. Gracias”.

De las 17 personas heridas en el accidente en Berwick, trasladaron a 12 al Centro Médico Geisinger en Danville, tres al Centro Médico Wyoming Valley, una al hospital de Berwick y una al centro Geisinger en Bloomsburg, según el Times Leader.

En Danville el sábado por la noche, cuatro personas se encontraban en estado crítico, tres en estado estable y cinco aún en evaluación, informó el periódico. Una de las que llevaron al Wyoming Valley fue tratada y dada de alta.

Petroski detalló que las escenas del crimen están “muy activas”. Aclaró que hay “muchos elementos cambiantes en ambas investigaciones”, según el periódico.