Murió Mario Wainfeld, periodista y columnista político de Página/12 y Radio Nacional

Mario Wainfeld murió a los 74 años
Mario Wainfeld murió a los 74 años

El periodista Mario Wainfeld, destacado columnista de Página/12, murió esta mañana a los 74 años de edad. El profesional fue parte de ese medio desde los inicios en los años 90, trabajó en distintas publicaciones y participó en diversos programas de radio y televisión analizando la realidad nacional e internacional.

Desde Página/12 y Radio Nacional lamentaron su partida y enviaron su apoyo a su familia. “Lo recordaremos con respeto por su oficio, y por su compromiso con los derechos humanos y los valores más altos de la democracia”, escribieron.

Wainfeld estuvo al aire hasta el viernes último al frente de su programa Gente de a pie, en Radio Nacional. El domingo comenzó a sentirse mal y fue internado en la Suizo Argentina a causa de un infarto.

En 2022, Wainfeld, quien era abogado egresado de la Universidad de Buenos Aires, estuvo entre los comunicadores más respetados de la Argentina de acuerdo con una encuesta realizada por Poliarquía. Junto con él también se destacaron profesionales de LA NACION, como Carlos Pagni y Hugo Alconada Mon; así como de otros medios, como Ernesto Tenembaum y Jorge Lanata.

Wainfeld fue uno de los comunicadores que criticó y dejó en claro en 2011 su repudio a los actos de censura, agresión física o violencia sufridas por figuras como Magdalena Ruiz Guiñazú y Lanata, o Gustavo Noriega cuando disertaban en la inauguración de un congreso de Fopea. Ese día, recibieron piedrazos por parte de un grupo de desconocidos.

Al respecto, en una entrevista con LA NACION, analizaba en noviembre de 2011: ”El histórico debate sobre el poder de los medios y las prácticas periodísticas ahora tiene una visibilidad que antes no tenía. Eso generó una discusión vivaz que muchas veces no se plantea bien. Cualquier discusión fuerte forma parte de la cuestión democrática pero todo episodio de violencia es un pequeño jaque a la convivencia democrática y eso en sí mismo debe motivar atención y solidaridad de todos, y ningún comentario adicional sobre si estaba bien o mal lo que decían”.

Mario Wainfeld era uno de los principales periodistas de opinión de Página/12
Mario Wainfeld era uno de los principales periodistas de opinión de Página/12

Otra de las consideraciones que hizo sobre el periodismo, en esa oportunidad, fue: “A veces se llama ataque a una crítica muy severa o hasta descolocada; pero una crítica descolocada no es un ataque. Y es parte del juego democrático. Yo discuto más con prácticas periodísticas y señalando a los medios con su nombre y apellido y no a colegas en particular”.

Por otra parte, sostenía que no existe libertad de expresión sino libertad editorial de las empresas de manejar una línea más afín al oficialismo, o más cercana a la oposición. “Lo que sí puede hacer el periodista es decidir con qué línea editorial quiere trabajar. La salida de medios con una mirada afín al gobierno provocó que muchos periodistas puedan trabajar en medios acordes a su pensamiento”, opinaba.

Desde sus columnas en Página/12, el periodista reflejaba una mirada crítica en la que no dudaba de a veces cuestionar las medidas oficiales del kirchnerismo. En 2013, Wainfeld cuestionó la falta de reglas claras para otorgar permisos para comprar divisas. El domingo 27 de enero de ese año, acusó a la AFIP en su columna dominical de realizar una implementación “torpe, de nula transparencia y hasta piantavotos” del sistema que autoriza a los contribuyentes a comprar dólares. El periodista calificó al mismo de “régimen secretista”, ya que el organismo recaudador no informa al público de modo pormenorizado los requisitos para acceder al mercado de cambio. En tanto, la AFIP le respondió que su opinión era un “ejemplo de falta de profesionalismo”.

Una gran cantidad de personalidades destacadas despidieron a Wainfeld en las redes sociales. La vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, lo definió como un “periodista defensor de los Derechos Humanos, comprometido con sus ideas y con los destinos del país y de los hombres y mujeres que habitamos en él” en su cuenta de Twitter.

En la misma red social, Hugo Alconada Mon también lo caracterizó como “un gran periodista y, por encima de todo, una GRAN persona”, mientras que Daniel Filmus expresó su “enorme tristeza” por su partida. Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos de la Nación, le dedicó un extenso mensaje: “Lo recordaremos siempre por la pasión con la que ejercía el periodismo y su compromiso inquebrantable con las causas justas y la defensa de los derechos humanos”, afirmó.

Además, Alberto Fernández, que estaba presente junto a Filmus en el acto de reparación de legajos a víctimas del terrorismo de Estado del Conicet, le dedicó un aplauso de todos los presentes y también lo recordó con cálidas palabras: “Fue un magnífico periodista, honesto, decente. Me criticó muchas veces, pero jamás me privó de su amistad”.

Durante su trayectoria, Wainfeld fue galardonado en 2017 con el Premio Konex por su rol como Análisis Político, aunque antes de dedicarse al periodismo, a partir de la década del 90, se había desempeñado durante más de 25 años como abogado, título que obtuvo en 1971 en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Wainfeld también ejerció la docencia en Derecho, Ciencia Política y Periodismo en las universidades de Lomas de Zamora, de San Martín, El Salvador y la UBA.

Ya en el periodismo, Wainfeld fue jefe de la sección Política de Página/12 entre 1997 y 2004. Tras ello, se desempeñó como columnista político, rol que ocupó hasta hoy. Antes había sido director y miembro del consejo de redacción de la revista “Unidos”, creada por el exvicepresidente Carlos “Chacho” Álvarez, con quien compartió la militancia política en el Frente Grande a mediados de los ‘90. En “Unidos” integró la redacción junto al fallecido sociólogo Horacio González y a su colega Artemio López, encuestador y analista político. También el presidente Fernández recordó haber tomado parte de ese proyecto periodístico.

El velatorio se realizará esta noche, a partir de las 19, en la Casa O’Higgins (O’Higgins 2842), para luego ser enterrado en el Cementerio de la Chacarita.

Con la colaboración de Pablo Montagna