Naruhito y Masako se conocieron 'gracias' a la infanta Elena

Quién iba a pensar que el emperador Naruhito y su esposa Masako tendrían una relación tan especial con la Casa Real española. La pareja se conoció precisamente ‘gracias’ a la infanta Elena en 1986.


(Photo by STR / JIJI PRESS / AFP) / Japan OUT (Photo by STR/JIJI PRESS/AFP via Getty Images)

Sin ir más lejos, el hoy emperador Naruhito allá por 1986 era un chico de 26 años que andaba buscando el amor. Para que encontrara a la esposa ideal se organizó una recepción y la invitada de honor era la infanta Elena.

(Photo by Pool BELTRA/VANDEVILLE/Gamma-Rapho via Getty Images)


Elena pasó una semana en Japón en un viaje privado y del que se conocen pocos detalles. Sencillamente trascendió que la fiesta de recepción en la que Naruhito se enamoró de Masako fue en honor a la joven infanta y también que Elena fue la encargada de inaugurar una exposición sobre el Greco.

Pero, actos culturales al margen, en la recepción en honor a Elena que organizó Akihito (que era el emperador en aquella década) se invitó a una lista de mujeres de la realeza para ver su Naruhito se enamoraba de alguna que fuese a compartir su reinado.

(Photo by Pool BELTRA/VANDEVILLE/Gamma-Rapho via Getty Images)


Sin embargo, en esa lista se coló alguien muy especial, Owada Masako, una plebeya hija de un diplomático. Naruhito y Masako se vieron por primera vez en la fiesta de Elena celebrada en Japón y él tuvo claro que aquella joven sería su media naranja.

Pero Naruhito no lo tuvo nada fácil y es que, debido al origen separado de la realeza de Masako, la corte se negaba a que la eligiera a ella. Sin embargo él insistió y logró que su familia aprobara su relación.

Naruhito y Masako se casaron en 1991 (él le había pedido siete veces matrimonio anteriormente) y diez años después, fruto de su unión, nació su única hija, Aiko, que actualmente es la princesa Toshi, cosa que no sentó bien al sector más conservador quien consideraba que un hombre debía ser el único heredero al trono imperial.

Actualmente Naruhito es emperador tras la abdicación de Akihito, su padre, hace seis meses. El Palacio Imperial de Tokio se viste de fiesta y ha invitado a varias realezas del mundo. Hoy Felipe y Letizia estrecharán la mano de Naruhito y Masako, a los que no ven desde hace dos años y, quién sabe, quizá tendrán tiempo de comentar la anécdota de como Elena y su fiesta, unió a la pareja.


(Photo by Carlos R. Alvarez/WireImage)


¿Conocías la historia de amor entre Naruhito y Masako? ¿Y el detalle de que se conocieron por primera vez en la fiesta en honor a la infanta Elena? No deja de ser una anécdota curiosa, ¿no crees?