Natalia Sánchez y Marc Clotet presentan al pequeño Neo

Marc Clotet y Natalia Sánchez presentan al pequeño Neo (c) Instagram

Tras varios días de tensa espera y mucha impaciencia, que para eso había salido ya de cuentas, la actriz Natalia Sánchez ha dado finalmente a luz a su segundo retoño, fruto de su sólida relación con el también actor Marc Clotet, y ha compartido la feliz noticia con todos sus seguidores de la red social Instagram. Eso sí, la intérprete ha presentado oficialmente al pequeño Neo tres días después de su llegada al mundo, como ha confesado ella misma en su publicación.

A diferencia de su primogénita Lía, quien nació unas semanas antes de lo previsto, el benjamín de la casa llevaba "tres meses amenazando" con salir del vientre de forma prematura para, al final, retrasarse varios días en los que su afamada madre no dudó en recurrir a todo tipo de comidas picantes y demás trucos para forzarle a abandonar el nido. Eso explicaría, en parte, los más de cuatro kilos que ha pesado el niño al nacer.

"4,08 kilos de ternura que se han hecho esperar... ¡Bienvenido al mundo, Neo! No sé ni por dónde empezar... Ahora mismo soy un cóctel de hormonas inundado en lágrimas y no puedo ni ver el teclado del móvil. Neo llegó al mundo el 19 de mayo, un poco más tarde de lo esperado pero de la forma en que lo había imaginado", ha confesado la que fuera protagonista de la serie 'Los Serrano'.

La intérprete también ha revelado que optó por un parto cien por cien "natural", sin el uso de la epidural y, en definitiva, en un contexto externo e interno de paz que le hizo sentirse protegida y reconfortada a lo largo de todo el proceso. "Ha sido un parto respetado, natural, sin epidural y poniendo toda la escucha y atención en lo que mi instinto y mi cuerpo me pedían".

"Luz tenue, canciones que me llenan el alma, mi amor [Marc Clotet] y todas las mujeres de mi vida, las que han parido y las que no, como ángeles de la guarda susurrándome 'Tú puedes' y agarrándome la mano. Ha sido la experiencia más increíble que he vivido jamás y aún estoy en una nube", ha resumido así su último paso por el hospital.