‘Community’, la serie de culto que encuentra una segunda vida gracias a Netflix

Pop pop! Cool cool cool! Quizá estas palabras repetidas y aparentemente elegidas al azar no signifiquen nada para ti. O quizá sepas exactamente lo que quieren decir, incluso puede que las hayas usado más de una vez en tu vida cotidiana. En ese caso seguro que eres uno de los muchos fans de Community, serie de culto del creador de Rick y Morty, Dan Harmon, cuyas seis temporadas completas han aterrizado recientemente en Netflix, reavivando nuestra pasión por ella y sumando nuevos adeptos a su ferviente comunidad

© 2012 NBCUniversal Media, LLC

Su llegada a Netflix cinco años después de su final y una reciente reunión virtual de su reparto, incluidos los prolíficos Alison Brie y Donald Glover, han devuelto la serie a la actualidad, reiniciando las conversaciones sobre una posible película con la que se cumpliría una profecía que sus fans tienen grabada a fuego: #sixseasonsandamovie, una meta de seis temporadas y una película que se fijó durante su segundo año y de la que milagrosamente ya se consiguió la primera parte.

Y digo “milagrosamente” porque la trayectoria de Community no fue precisamente un camino de rosas, sino toda una prueba de resistencia llena de obstáculos y contratiempos que demostraron la perseverancia de unos fans absolutamente implicados en salvar su serie favorita. La historia de Community es la historia de una supervivencia improbable, de una serie pequeña en audiencias pero enorme en el efecto que provocó en sus seguidores.

Para quien no esté familiarizado con la serie que nos dio uno de los gifs más recurrentes de Internet, Community es una comedia de situación de media hora sobre un dispar grupo de estudiantes que asisten a una universidad comunitaria en la localidad ficticia de Greendale, Colorado. La trama comienza con Jeff (Joel McHale), un arrogante abogado que ha perdido su trabajo después de descubrirse que nunca consiguió su título universitario, por lo que se ve obligado a enrolarse de nuevo en la universidad para graduarse, esta vez de verdad.

Jeff se siente atraído por una de sus compañeras, Britta (Gillian Jacobs), y para conquistarla se inventa un grupo de estudio de la asignatura de español al que pronto se unen otros alumnos realmente interesados en aprobar para reencauzar sus vidas: Abed (Danny Pudi), Troy (Donald Glover), Annie (Alison Brie), Shirley (Yvette Nicole Brown) y Pierce (Chevy Chase). Lo que empieza como una estratagema para ligarse a la chica acaba convirtiéndose en un caótico pero sólido grupo de amigos, al que ocasionalmente se unirá en sus aventuras el desastroso profesor de español, Ben Chang (Ken Jeong), y el extravagante decano Pelton (Jim Nash).

La serie se caracteriza principalmente por sus guiones inteligentes e intrincados, su abundante uso del metahumor y referencias a la cultura popular y sus parodias de películas y series. En ella podemos encontrar el germen de lo que más adelante sería Rick y Morty, exitosa serie de animación del mismo creador en la que se comentan y subvierten constantemente los clichés y mecanismos narrativos de la ficción serial. El humor de Community requiere un amplio conocimiento previo de la cultura popular, tanto la más masiva como la más minoritaria, pero esto no es un requisito imprescindible para disfrutarla, ya que el secreto de la serie está en sus personajes y sus relaciones. Es decir, Community es mucho más que sus locos homenajes y sus elaborados chistes autorreferenciales, ya que debajo late fuertemente el corazón de sus protagonistas.

La serie fue creciendo en sofisticación y complejidad a medida que avanzaba, realizando capítulos conceptuales cada vez más grandes, llevando a cabo gags épicos a largo plazo (como un brillante cameo de Beetlejuice después ser nombrado en tres temporadas diferentes) e incluso adentrándose en las realidades alternativas. Uno de sus mayores puntos de inflexión llega al final de la primera temporada con el primero de sus famosos episodios de paint-ball, un capítulo especial en el que el campus de Greendale se convierte en una zona de guerra post-apocalíptica donde se desarrolla una competición de paint-ball entre sus estudiantes. Ese espectacular episodio, dirigido por Justin Lin de la saga Fast & Furious, se convertía en referente y patrón a seguir para futuros capítulos especiales, que conforme avanzaban las temporadas, se volvían cada vez más frecuentes y enrevesados (en ocasiones poniendo a la serie en peligro de perderse en su propia ambición).

En relación a esto cabe destacar que entre sus directores se encontraban los hermanos Joe y Anthony Russo, que más adelante se encargarían de dos películas de Capitán América y el gran evento final de Marvel Vengadores: Infinity War y Vengadores: Endgame. La buena mano de los Russo para la acción y la coordinación de repartos amplios ya se podía comprobar en Community, una comedia de factura visual y técnica superior a la media. Y lo mejor de todo es que los cineastas no olvidaron sus raíces, dándoles pequeños cameos a casi todos los miembros del reparto principal de Community en sus películas para Marvel, creando así una serie de crossovers de ensueño para los fans de la serie y los espectadores más geek.

Community (Sony Television, Netflix)

Pero a pesar de sus buenas críticas y la pasión de sus fans, Community nunca consiguió despegar en los índices de audiencia. La serie estuvo constantemente en peligro de cancelación debido a las bajas cifras que cosechaba, pero siempre se acababa salvando por los pelos al final de cada temporada. El miedo constante a la cancelación formaba parte de la experiencia de ver Community. Pero ese no fue el único problema al que se enfrentó al serie durante su emisión. A final de la tercera temporada, Sony Television (la productora detrás de la serie) despidió a Dan Harmon, según rumores por su actitud “difícil” como showrunner y diferencias creativas con la cadena, que quería que la serie fuera más comercial (THR). Esto ocurrió después de que saliera a la luz una gran pelea con el miembro más veterano y supuestamente más problemático del reparto, Chevy Chase, que también acabó dejando la serie más adelante.

A pesar de los problemas detrás de las cámaras, NBC decidió renovar la serie para una cuarta temporada. La motivación detrás de esta decisión fue elevar el número de episodios total al mínimo requerido para vender la serie a otras emisoras que se nutren de reposiciones (práctica común en la televisión norteamericana). Es decir, el prestigio, la pasión de los fans y las buenas críticas están bien, pero lo que quería NBC, como cualquier empresa, era un producto que le diera dinero, y Community no lo estaba haciendo. Muy lejos quedaban para ellos los días de Friends y Will y Grace, comedias con audiencias masivas que le otorgaron a la cadena una reputación como fábrica de sitcoms de éxito.

Después de tres temporadas en constante ascenso, la cuarta de Community -que cuenta con la participación de Brie Larson antes de ganar el Oscar y convertirse en Capitana Marvel- está considerada por los fans y la crítica como la peor de la serie. En un intento de hacerla más accesible para el público general (una misión imposible), sus guiones perdieron calidad y su esencia se desvirtuó. Como resultado, NBC le dio una última oportunidad renovándola para una quinta temporada, para la que volvió a contratar a Dan Harmon. Este achacó el bajón de calidad a una “fuga de gas”, elemento que se introducía cómicamente en la serie. Sin embargo, ya era demasiado tarde. La serie estaba haciendo aguas por todos los lados. La audiencia seguía cayendo, tras la marcha de Chevy Chase, Donald Glover también dejó la serie para perseguir nuevos proyectos, y más adelante Yvette Nicole Brown hizo lo mismo. El grupo de estudio se reducía, los fans se enfriaban y el barco de Community se hundía. La serie fue finalmente cancelada por NBC tras cinco temporadas.

Pero entonces ocurrió otro milagro. En pleno auge del streaming, Yahoo! decidió salvarla para darle una sexta temporada en su servicio de vídeo Yahoo! Screen durante su breve andadura produciendo contenidos originales. En esta tanda final de 13 episodios, Harmon reconocía sus errores y terminaba la serie con buena letra, reflexionando sobre su accidentada historia con sinceridad y profundidad. Así, Community lograba cumplir la primera parte de una profecía que, como adelantaba al principio de este texto, se había generado en la segunda temporada. Concretamente en el episodio número 21, donde Abed reivindicaba la desconocida serie de superhéroes The Cape, profetizando que duraría seis temporadas y tendría una película. The Cape se mantuvo en antena solo 10 episodios, pero los fans de Community se apropiaron de las palabras de Abed y las convirtieron en su propio grito de guerra, pidiendo exactamente lo mismo para su serie favorita. Después de llegar a sus predestinadas seis temporadas, solo quedaba la película.

Y así llegamos a 2020. Cinco años después de la cancelación definitiva de la serie, Dan Harmon disfruta del éxito con Rick y Morty, una de las series de animación para adultos más populares de los últimos años, mientras Donald Glover está desarrollando una carrera estelar en el cine, la música y la televisión y Alison Brie suena para protagonizar la serie de She-Hulk mientras no le falta trabajo en Netflix (BoJack Horseman, GLOW, Horse Girl), precisamente la plataforma responsable de que Community haya vuelto a la actualidad este año.

Aunque en España ya estaba disponible a través de Amazon Prime Video y Sky, la llegada de Community a una ventana mucho más grande como Netflix ha servido para que la serie reciba un nuevo impulso en popularidad, reavivando así las conversaciones sobre la película, que tendría más posibilidades de estrenarse en esta misma plataforma que en cines. Lo cierto es que un largometraje de Community siempre ha estado en los planes de Dan Harmon, pero hasta ahora no se han dado las circunstancias adecuadas para que el proyecto cristalice. Sin embargo, como ha ocurrido anteriormente con otras series, Netflix ha proporcionado una segunda vida a Community, creando nuevos fans y renovando el interés por esa continuación tan ansiada. 

Han sido varias veces a lo largo de estos últimos cinco años en las que tanto Harmon como el reparto han asegurado que la película de Community se haría algún día y se han encargado de que el hype por ella no decaiga. El pasado mes de febrero, Brie le dijo a sus fans durante una sesión Q&A en Reddit que había “recibido una llamada” y que “estuvieran atentos”, porque se avecinaban noticias al respecto. Los hermanos Russo también han expresado recientemente su confianza en el proyecto, afirmando estar interesados en dirigir la película, si su agenda se lo permite (Collider). No obstante, siempre se ha dudado de la participación del miembro más exitoso, Donald Glover, definitivamente el actor más solicitado del elenco después de su éxito con el remake de El rey león, la multipremiada serie Atlanta y su carrera discográfica como Childish Gambino.

Pues bien, esta semana, Dan Harmon y el reparto de Community, con Glover presente (y sin Chase), organizaron una reunión virtual para recaudar fondos contra la pandemia del COVID-19, y por supuesto salió el tema. Además de realizar una divertida lectura de guion junto al actor Pedro Pascal (The Mandalorian), participaron en una sesión de preguntas y respuestas en la que todos, incluido Glover, expresaron su interés en la película. Es decir, tenemos pruebas de que se ha comprometido a hacerla y ya no le vamos a dejar echarse atrás.

Community no es una serie para todo el mundo, pero quien conecta con su propuesta, se queda para siempre. Su título no es casual, ya que además de hablarnos de un grupo de personas completamente diferentes entre sí que encuentran algo en común y desarrollan una fuerte amistad, la serie ha creado una “comunidad” muy sólida de fans que la defienden y reivindican siempre que tienen ocasión.

El estreno de sus seis temporadas en Netflix está sirviendo para que aquellos que se la perdieron en su día descubran su desbordante creatividad, sus maravillosos personajes, su ambición narrativa, sus miles de detalles ocultos y su genial sentido del humor. Una década después de su estreno original, con una oferta televisiva cada vez más especial y personalizada y el papel de las redes sociales, el mundo está más preparado que nunca para una serie de culto como Community.

Aunque necesitamos confirmación para terminar de creérnoslo, parece que la película de Community es una realidad y después de todo este tiempo, por fin vamos a ver cumplida la profecía de Abed. No cabe duda de que la crisis del coronavirus va a plantear un nuevo obstáculo, pero si algo hemos aprendido de Community -una serie destinada a la cancelación que acabó teniendo 110 episodios- es que su instinto de supervivencia es más fuerte que cualquier contratiempo. Y que llegados hasta aquí, su comunidad no va a rendirse.

Más historias que te pueden interesar: