Netflix: ¿Cuánto vale la vida? expone con sobriedad varios dilemas sobre los efectos del 11-S

·3  min de lectura
¿Cuánto vale una vida? con Michael Keaton y Stanley Tucci
Netflix

¿Cuánto vale la vida? (Worth, EE. UU./2020). Dirección: Sara Colangelo. Guion: Max Borenstein. Fotografía: Pepe Avila del Pino. Música: Nico Muhly. Edición: Julia Bloch. Elenco: Michael Keaton, Stanley Tucci, Amy Ryan, Laura Benanti, Tate Donovan. Duración: 118 minutos. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

A punto de conmemorarse los 20 años de la trágica jornada del 11 de septiembre de 2001, ¿Cuánto vale la vida? pone en perspectiva nuestra memoria del hecho y nos lleva a compartir la pregunta más complicada que surge después de la reacción inmediata frente a los atentados: ¿qué resarcimiento tiene para sus deudos una vida irremediablemente perdida? Es un interrogante que se prolonga en el tiempo y deja en claro, cuando se cotejan opciones y posibilidades, que no habrá nunca una solución justa.

Juana Viale ya definió sus invitados para pelear por el rating

En el caso de un atentado de las dimensiones del que sufrió Nueva York hace dos décadas aparece también la necesidad de atender cada experiencia particular, un planteo que se enfrenta a los imperativos de la ley. ¿Debemos legislar en sentido general para sentar un precedente indiscutido (y correr el riesgo de ser injustos con algunos) o inclinarnos hacia la atención de cada caso, alternativa que podría dilatar las soluciones hasta el infinito?

La película expone estos dilemas desde la mirada de algunos de sus protagonistas reales. El más importante es Kenneth Feinberg, el perito especializado (special master) designado por el gobierno de los Estados Unidos tras el 11-S con el fin de elaborar un fondo de compensación para las víctimas y lograr la conformidad de sus seres más cercanos y herederos. Feinberg es un exitoso abogado, muy versado en números, pero tiene tanta habilidad para su tarea profesional como desapego hacia las situaciones que pueden alterar esa lógica. También es un fervoroso melómano, detalle que irá adquiriendo un sentido muy particular a lo largo del relato.

Las dos horas de ¿Cuánto vale la vida? narran el viaje de Feinberg hacia ese territorio más humanizado sobre todo con la ayuda de Charles Wolf, un abogado que perdió a su esposa en los atentados y al principio está dispuesto a llevar los cuestionamientos al plan de indemnización oficial hasta las últimas consecuencias. En el medio aparecen algunas historias humanas cargadas de sensibilidad y otros personajes ciertamente más codiciosos.

Amy Ryan, una de las piezas más sólidas del elenco de ¿Cuánto vale una vida?, película de Netflix
Netflix


Amy Ryan, una de las piezas más sólidas del elenco de ¿Cuánto vale una vida?, película de Netflix (Netflix/)

El mayor mérito del relato reside en la elección de un tono sobrio y recatado para narrar la tragedia (el momento en que se revela el atentado para Feinberg dentro de un vagón de tren, sin una sola imagen de las torres, es excelente), así como en el exacto vínculo que se va estableciendo entre dos personajes muy distantes que se esfuerzan por entenderse, interpretados con la mesura y el compromiso adecuados por Michael Keaton y Stanley Tucci. El rostro estoico y contenido de la magnífica Amy Ryan es otro eficaz antídoto contra la tendencia que a veces aparece en el guion de querer cargar demasiado las tintas en los aspectos más sensibles de un hecho que reaparece con mucha fuerza durante estos días en nuestra memoria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.