Netflix me está enseñando a meditar en medio de la pandemia gracias a una guía que no esperaba en su catálogo

Paula Olvera
·4  min de lectura

Hace unos días me picó la curiosidad tras ver entre los títulos más destacados de Netflix una serie documental titulada Guía Headspace para la meditación. Y vaya sorpresa más agradable me he llevado porque justamente uno de mis propósitos para este 2021 era practicar la meditación e introducir este entrenamiento mental como parte de mi rutina diaria.

Si bien no me podía esperar que la plataforma de streaming incluyera una guía para enseñarnos a estar más relajados, a enamorarnos de la vida y a manejar el estrés, con una primera temporada de ocho episodios muy cortos, esta propuesta merece mi absoluta recomendación. El montaje ofrece un momento de sosiego y a mí personalmente me está resultando útil porque en estos tiempos de pandemia hay que tratar de mantener en sintonía la mente con el cuerpo.

(©Netflix)
(©Netflix)

El catálogo de Netflix es inmenso y te puedes encontrar propuestas muy variopintas como Chimenea en tu hogar (2015), con una hoguera chasqueando y crepitando en alta definición en el televisor, o la última novedad de la plataforma de pago que a mí me tiene totalmente abducida. Me refiero a Guía Headspace para la meditación protagonizada por Andy Puddicombe, el exmonje budista y cofundador de la popular aplicación de meditación Headspace (fundada en 2010) que cuenta con más de 65 millones de usuarios en 190 países. Este título estadounidense, apto para todas las edades, se ha convertido en la herramienta base de mi día a día. Pero, ¿por qué me está resultando tan provechoso?

Es hora de hacer una pausa para aprender a escuchar a la mente…

Seguro que alguna vez has escuchado hablar del mindfulness y de primeras hayas asociado este estilo de vida a una cosa de hippies, bohemios o monjes. Pero nada más lejos de la realidad dado que la meditación ha ganado una popularidad sin igual y ahí tenemos la última guía de Netflix para aprender poco a poco una práctica que cualquier persona puede ejecutar. Y prometo que si le dedicas un rato cada día sentirás muy pronto los beneficios a nivel personal y neurológico.

En apenas ocho episodios que se pasan volando, animados al compás de la narración, Guía Headspace para la meditación es una ventana a los beneficios de la meditación que nos introduce en la técnica guiada. El primer capítulo de la temporada es quizás el más significativo ya que nos enseña los conceptos básicos para conseguir una mente más serena. Porque la meditación es, básicamente, un entrenamiento mental que nos ayuda a gestionar el estrés, la ansiedad, la depresión y los pensamientos obsesivos. En este sentido, la segunda entrega también resulta muy práctica ya que ofrece un método para asumir el control y soltar lastre.

Considero que esta serie original de Netflix, que es la primera de tres títulos en colaboración con Headspace y Vox Media Studios (las dos siguientes serán Guía Headspace para el sueño y una experiencia interactiva), ha desembarcado en el catálogo en el momento más oportuno ya que cuanto más plenos nos sintamos mejor podremos afrontar este periodo de incertidumbre a nivel mundial. La crisis del coronavirus, con su consecuente confinamiento domiciliario, ha impactado en nuestras vidas y nuestra salud mental que siguen en riesgo en esta tercera ola de contagios, haciendo que sea indispensable combatir los pensamientos negativos y el miedo al mañana de alguna forma. Y ahí tenemos el servicio de streaming que no se conforma con entretenernos sino que además propone una experiencia didáctica que puede marcar un antes y un después en nuestra vida.

He de decir que viendo el tercer episodio titulado Cómo enamorarse de la vida he experimentado una mayor conexión con los demás, es decir, he descubierto el verdadero valor de la empatía y la generosidad. Y es que sinceramente cada capítulo se queda en los pensamientos después del visionado, también el cuarto centrado en cómo manejar el estrés, el quinto que insiste en soltar el resentimiento hacia los demás encaminándonos a ser más amables, el sexto que nos muestra cómo gestionar el dolor o el séptimo que explica cómo transformar la rabia en algo positivo. Porque digerir las emociones contribuye a que seamos más felices y logremos una mayor sensación de calma.

Ahora bien me voy a detener especialmente en el último episodio, Cómo dejar fluir tu enorme potencial, porque Andy Puddicombe -antes de concluir con una meditación guiada- explora por qué la práctica habitual de la atención plena permite alcanzar un potencial ilimitado. Y es que si hay algo que he aprendido de esta guía grabada, especialmente provechosa para principiantes, es que si ponemos en práctica un cambio de enfoque de nuestros problemas y preocupaciones la vida nos resultará más sencilla y placentera. El secreto del bienestar pasa por abrir la mente.

Después de seguir la hipnótica y colorida animación, el trabajo ya depende de nosotros mismos ya que si nos entrenamos con la suficiente frecuencia podemos conseguir que la meditación sea un nuevo hábito de nuestra vida cotidiana. Yo al menos he continuado practicando con regularidad estos días tan caóticos en Madrid por el temporal Filomena y me noto con menos estrés, mejor autoestima y más estabilidad emocional. Vamos que meditar es una inversión segura en salud y desarrollo personal así que respira hondo tú también y arranca 2021 cuidando tu mente.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Netflix