Netflix pagará impuestos en España: las cuotas de subscripción que pagas ya no se facturarán desde Holanda

Tecnología y redes
·4  min de lectura

Netflix (NFLX) pagará impuestos en España como cualquier otra empresa con sede en nuestro país. La compañía de streaming ha anunciado que reconocerá ingresos en cada país europeo, lo que en la práctica supone que pagará impuestos de acuerdo a cada una de las legislaciones de cada uno de esos país.

Hasta ahora, Netflix facturaba a través de su filial con sede en Países Bajos. Con ello nos referimos a que todos los ingresos de las cuotas de subscripción de usuarios españoles en la actualidad no se computan en España, y en consecuencia los beneficios y por tanto los impuestos a pagar. La situación cambiará a partir del próximo año: por los ingresos que la compañía obtenga de habitantes de España, pagará sus impuestos respectivos que irán a parar a las arcas nacionales.

El gigante del streaming virará igualmente a este nuevo modelo en otros territorios europeos tras sufrir críticas por los desajustes entre su actividad económica en cada nación y los impuestos que paga por la misma, un desalineamiento que ha llegado a explicitar el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha amenazado con crear una tasa para que las multinacionales paguen en función de sus ingresos en nuestro país.

Desde el próximo 1 de enero, los ingresos generados en España se reconocerán en el propio país, tal y como ha explicado la compañía en Cinco Días. Netflix opera en España desde el año 2015 y en 2018 dio forma a dos sociedades para prestar sus servicios: Los Gatos Servicios de Transmisión España S.L y Los Gatos Entretenimiento España S.L.

Netflix pagará impuestos en España: el negocio europeo ya no se facturará desde Holanda (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)
Netflix pagará impuestos en España: el negocio europeo ya no se facturará desde Holanda (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

En 2018, la compañía en conjunto solamente asumió en España 3.146 euros en impuestos de sociedades, 464 correspondientes a la primera y 2.682 a la segunda de las mencionadas entidades. El ejercicio no computó al completo por la fecha de constitución, en agosto, pero aun así la cifra se antojaba escasa para el volumen de negocio de la mayor compañía de streaming audiovisual de todo el planeta.Netflix reconoció en ese período 40.461 euros de ingresos por parte de Los Gatos Servicios de Transmisión y 498.460 euros por parte de Los Gatos Entretenimiento.

Según datos publicados por Cinco Dias, Los Gatos Servicios de Transmisión acaba de presentar sus cuentas de 2019 en las que figura una facturación de 18,8 millones de euros, un beneficio de 924.627 euros y 294.441 euros por impuesto de sociedades. Se espera que estás cifras crezcan de manera espectacular el año que viene, cuando Netflix facture de verdad en nuestro país.

El cambio en Netflix se produce después de que la empresa no haya dejado de crecer en el país, incluyendo no solo su base de audiencia, sino su producción de contenido local de series o películas. Recordemos que Netflix ha duplicado en 2020 la plantilla de trabajadores en las oficinas de Madrid.

“Somos parte integral del ecosistema audiovisual en España. Nuestra contribución en 2019 ha sido clave para llevar adelante producciones en varias comunidades autónomas; para generar miles de puestos de trabajo y dinamizar el sector. Tenemos un compromiso a largo plazo con la creación española y apostamos firmemente por desarrollar un sector lo más diverso posible.”, aseguran desde Netflix.

¿Y Amazon, para cuándo?

Si Netflix y Facebook ya pagan impuestos en nuestro país, ahora le tocaría el turno a Google y a Amazon. La empresa de Jeff Bezos no es tan defraudadora como el buscador, pero tienen un entramado que hace que el Fisco pierda centenares de millones al año.

Amazon opera a través de cinco filiales en España que prestan servicios de logística, paquetería, gestión de datos, soporte comercial y publicidad, se encuentra la creación de Amazon Road Transport en mayo de 2019; el incremento de la facturación de Amazon Online Service y los mayores ingresos de la filial Amazon Spain Service. En este punto, cabe recordar que el único cliente de todas las filiales españolas de Amazon es la propia compañía.

Así, Amazon EU, con sede en Luxemburgo, pagó 237 millones de euros a Amazon Road Transport el año pasado por el transporte, la manipulación y el almacenamiento de paquetes (última milla y media distancia) que vende a través de su web en nuestro país.

La firma nació a mediados del año pasado de la escisión de parte del negocio de Amazon Spain Fulfillment, que facturó de su matriz luxemburguesa 331 millones ese mismo año por las actividades de almacenaje, recogida, empaquetado y gestión de pedidos de clientes y proveedores. Sus ingresos cayeron 9,6% por la perdida de parte de sus activos y negocio. Estas dos firmas también trabajan para otras empresas del grupo y a su vez subcontratan los servicios de otras filiales.

Más historias que te pueden interesar:

Las 54 mejores series en Netflix

Las mejores películas originales de Netflix

Las mejores series de la semana en Netflix, Disney+, Amazon, HBO y más