Para Netflix, las pérdidas son ganancias: tiene casi un millón de abonados menos, pero mira el futuro con optimismo y prepara un nuevo plan

Netflix revirtió la tendencia más negativa de sus números y le devolvió el optimismo a sus inversores
Netflix revirtió la tendencia más negativa de sus números y le devolvió el optimismo a sus inversores - Créditos: @Cortesía @davidbalev /Unsplash

Dénle las gracias a Stranger Things. Gracias en buena medida a la atracción que despertó en todo el mundo el regreso de una de las series más vistas y exitosas de todos los tiempos, Netflix dejó a la vista una vez más que la economía es una ciencia que depende ante todo de las expectativas.

Este martes, el gigante del streaming reconoció durante el segundo trimestre de 2022 una pérdida de 970 mil suscriptores en todo el mundo, una cifra casi cinco veces más alta que los 200 mil que renunciaron a la “N” más famosa del showbiz en los tres primeros meses del año, pero al mismo tiempo remontó todas las proyecciones pesimistas que habían surgido en ese momento y mejoró el ánimo de accionistas e inversores . Así, todos sus números futuros ahora empiezan a moverse hacia arriba.

El cambio de tendencia está a la vista. En abril pasado, la renuncia de aquellos 200 mil suscriptores (primera baja en una década para una compañía que parecía no tener techo) llenó de incertidumbre a todos los analistas. Todo el mercado se convenció de que en el segundo semestre Netflix perdería un total de dos millones de suscriptores más. El pesimismo se generalizó de inmediato y el valor de mercado de Netflix llegó a bajar 50 millones de dólares en una sola jornada.

Ahora, todo cambió. A pesar de que casi un millón de suscriptores renunció a Netflix en apenas tres meses, la cifra equivale a la mitad de aquella proyección negativa tan ominosa. El cambio de expectativas hizo que la acción de Netflix (que había bajado cerca del 70 por ciento en los últimos meses) subiera en una sola jornada un 6 por ciento y alcanzara, con 201,63 dólares, el valor más alto registrado desde abril.

Stranger Things, gran responsable de la mejora de los números de audiencia y el ánimo de los inversores de Netflix
Stranger Things, gran responsable de la mejora de los números de audiencia y el ánimo de los inversores de Netflix - Créditos: @Gentileza Netflix

De esta manera, los analistas e inversores ahora creen que hasta podría haber un cambio de tendencia tan grande que podría terminar en el tercer trimestre con números en alza. De hecho, en el período abril-junio los ingresos de Netflix tuvieron un crecimiento interanual del 8 por ciento, sumando 7970 millones de dólares, que la compañía atribuyó a la mayor fortaleza global del dólar. Ya nadie plantea, como llegó a insinuarse en abril pasado, en opciones de máxima como un cambio de manos en el control de la compañía.

Con los datos y las pérdidas que acaban de conocerse, Netflix registra hoy un total de 220.670.000 abonados en todo el mundo, frente a los 221.60.000 que tenía en abril, y mantiene el liderazgo entre las plataformas de streaming. Le sigue de cerca Disney con 205.600.000. Detrás, bastante más lejos, aparecen Paramount+ (62 millones y medio), HBO Max (45 millones) y Apple TV+ (40 millones). Vale aclarar que las cifras totales de suscripción de todas las plataformas que compiten con Netflix están desactualizadas. Todavía corresponden al primer trimestre.

En Netflix están convencidos de que estos cambios de tendencia convalidaron algunas de las medidas estratégicas resueltas durante el segundo trimestre. Una de ellas es un fuerte plan de ajuste en materia de personal. En los últimos tres meses, Netflix despidió a casi 500 de los 11 mil empleados que tiene en todo el mundo, con un costo de 70 millones de dólares en indemnizaciones. Con casi un millón menos de suscriptores, es muy probable que haya más reducciones de personal en los próximos meses, según especulan medios bien informados de la actualidad de la industria del entretenimiento como Deadline.

La otra novedad destacada es la confirmación de que en los primeros meses de 2023 Netflix lanzará su nuevo plan de suscripciones con publicidad a un precio menor de la actual, que seguirá sin cambios. La primera etapa alcanzará a un grupo de mercados y países que todavía no fue revelado . “Nuestra oferta a precio reducido con respaldo publicitario completará los planes existentes, que seguirán sin cambios libres de avisos”, confirmó oficialmente Netflix en la comunicación a sus accionistas. También quedó ratificada la alianza con Microsoft, que será el socio comercial y tecnológico en la operación, de la que no se dieron detalles.

“Aunque tomará algún tiempo hacer crecer nuestra base de suscriptores considerando el nivel de anuncios y los ingresos publicitarios asociados, creemos que a largo plazo la publicidad podrá permitir un aumento sustancial en el número de suscriptores, gracias a los precios más bajos, y un crecimiento de nuestras ganancias”, agrega la comunicación.

Reed Hastings vaticinó que en los próximos 5 a 10 años desaparecerá la televisión lineal
Reed Hastings vaticinó que en los próximos 5 a 10 años desaparecerá la televisión lineal - Créditos: @Ernesto S. Ruscio

A este propósito de mejorar los números de Netflix, que el mercado veía con una alicaída proyección tras los magros resultados del primer trimestre, se suma la decisión firme de la compañía de adoptar medidas para evitar pérdidas por contraseñas compartidas, una situación que en su momento se aceptó como costo voluntario de una etapa de expansión hasta que llegó a hacerse inmanejable, porque le permitía a unos 100 millones de hogares en todo el mundo el acceso a la plataforma de un modo virtualmente gratuito.

El plan de “una casa por cuenta” que se empezará a aplicar el mes próximo en la Argentina, República Dominicana, El Salvador, Guatemala y Honduras apunta, según Netflix, a “encontrar una oferta de pago compartido fácil de usar” y extenderla desde América latina hacia el resto del mundo el año que viene. Este cambio en la estrategia de negocios expuso al gigante del streaming a numerosas críticas y cuestionamientos desde nuestro país, que tuvieron a las redes sociales como gran caja de resonancia.

La confianza, en definitiva, parece haber regresado a los cuarteles de Netflix. A tal punto volvió el optimismo que casi al mismo tiempo de la difusión de todos los números del segundo trimestre, el gigante del streaming anunció la adquisición de Animal Logic, un importante estudio con sede en Sidney (Australia) dedicado a la animación y a los efectos visuales.

De los dos millones de suscriptores que renunciaron a Netflix entre abril y junio, casi 1.300.000 corresponde a Estados Unidos y Canadá. Pero para demostrar que esta baja puede al mismo tiempo levantar las expectativas, se supo al mismo tiempo que en ese mismo mercado la participación de Netflix en la audiencia total de TV logró en junio un máximo histórico del 7,7 por ciento. Esa mejora se atribuye a la excelente respuesta del público al estreno de la cuarta temporada de Stranger Things y al éxito de algunos otros lanzamientos, como la serie The Lincoln Lawyer y la película Garra (Hustle), protagonizada por Adam Sandler.

Es tanto el optimismo de Netflix que su propio CEO Reed Hastings vaticinó para “los próximos 5 a 10 años” el final definitivo de la televisión lineal, aquella que se transmite con programación fija por los canales tradicionales. Hastings reconoció el papel decisivo de Stranger Things en la mejora de los números y las expectativas de la compañía durante el segundo semestre y Ted Sarandos, el máximo responsable de la compañía en materia de contenidos, reveló que de no haber sido por el Covid, la temporada más reciente de una de las series insignia de Netflix hubiese contado con un par de episodios más.

Netflix tendrá que seguir dándole las gracias a Stranger Things. Perdió en lo inmediato casi un millón de suscriptores, pero parece convencida al mismo tiempo de haber ganado en el largo plazo. Todo es cuestión de expectativas.