Ni enfermedad ni baja menstrual: ¿se sigue banalización el dolor de la regla?

La regla duele y te tienes que aguantar. Este mensaje se ha transmitido durante generaciones pero el debate sobre la endometriosis está cambiando, ¿tú qué opinas?

Sentir dolor durante las relaciones sexuales es uno de los síntomas que más hace sospechar que una persona tiene endometriosis. (Foto: Getty)

Las reglas dolorosas afectan a una de cada diez mujeres en el mundo, y aun así un diagnóstico certero puede tardar 8 años en llegar. La dismenorrea, una enfermedad que no tiene cura y que causa fuertes dolores producto de la llegada de la menstruación, produce nauseas y vómitos, entre otros síntomas, y salir de la cama puede ser todo un logro.

Se estima que las afectadas por este trastorno pierden en torno a 11 horas semanales, teniendo en cuenta que no se rinde igual con dolores y que muchas se tienen que marchar a casa debido al dolor invalidante. 

Muchas afectadas sienten que su dolor es subestimado por la comunidad médica y la sociedad, ya que desde pequeñas nos enseñan que ser mujer duele. (Foto: Getty)

Según una revisión llevada a cabo por el Instituto para la Calidad y Eficiencia en el Cuidado de la Salud (EE.UU), una de cada diez mujeres sufre dismenorreas. Estas pueden estar provocadas por complicaciones más severas, como enfermedades de transmisión sexual o endometriosis, pero muchas veces el origen es desconocido.

Y es que el dolor menstrual puede ser de dos tipos:

  • Primario, que no responde a ninguna causa.
  • Secundario, aquel que viene desarrollado por una patología que esconde la mujer como una infección en las trompas o una enfermedad como la endometriosis, que consiste en la aparición y crecimiento de tejido endometrial (parte de la pared del útero que sangra durante la menstruación) fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica como en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga urinaria o en el intestino.
Endometriosis (La Vanguardia)

Sangrados irregulares y abundantes, incluso fuera de las menstruaciones, y abundantes, y la aparición de quistes benignos en los ovarios son dos posibles síntomas de la enfermedad. También son frecuentes los dolores pélvicos crónicos o las alteraciones en el ámbito intestinal. Además, en algunos casos, “las migrañas pueden ser muy fuertes”, explica Santiago Palacios, director del Instituto Palacios de Madrid. ¿Y las consecuencias? Los problemas de fertilidad y en los casos más graves, la esterilidad.

Para los especialistas, como el doctor Francisco Carmona, del Hospital Clinic, “La sociedad debería aceptar que una mujer no acude a su puesto de trabajo no es porque tenga cuento, sino porque está en enferma”.

De hecho, para las mujeres que sufren esta enfermedad trabajar o salir de sus casas durante la menstruación resulta difícil, por lo que muchos países, sobre todo de Asia, han optado por implementar el permiso menstrual, y otros están contemplando la posibilidad de dar tres días libres cuando la regla duele.

En países como Japón, Corea del Sur o Indonesia el reposo menstrual está permitido, pero solo pueden disfrutar del beneficio aquellas mujeres que puedan demostrar mediante un informe médico que padecen la dismenorrea, y este certificado debe ser renovado cada año.

Sin embargo, en Europa las cosas son distintas. Italia estudió la posibilidad de implantarlo y conceder tres días para las trabajadoras que sufran fuertes dolores durante la menstruación y cuenten con un aval médico.

Aunque los datos confirman que “un tercio de mujeres aproximadamente, tiene un dolor severo durante su regla (dismenorrea) que les impide hacer su vida norma”, según afrima a El Mundo Milagros González Béjar, miembro del grupo de trabajo de Atención a la Mujer de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) y responsable de Relaciones Institucionales de esta misma sociedad médica, en España de momento no se plantea esta opción puesto que se teme que este permiso podría desincentivar la contratación de mujeres.

Además, las asociaciones de afectadas y los médicos especializados consideran que, antes de esta medida, la Sanidad Española debería ponerse las pilas para mejorar la atención a las enfermas que sufren reglas dolorosas o síndrome premestrual. Es decir, explicar en qué consiste, recetar fármacos adecuados y enseñarles cómo calmar los dolores, por ejemplo, con calor y ciertos alimentos.

Uno de los problemas para imitar a Italia es que en España no existen estadísticas fiables de cuántas mujeres sufren dismenorrea. Los profesionales aseguran que la menstruación no debe causar dolor, o al menos no ser fuerte. Si este aparece, puede estar provocado por enfermedades como la endometriosis (crecimiento del tejido endometrial fuera del útero) o el síndrome premestrual (amplio rango de síntomas emocionales o físicos que se presentan unos días antes del ciclo). En el primer caso lo sufren en torno al 10 por ciento de las mujeres en edad fértil y en el segundo podría ascender hasta el 30 por ciento.

Algunos expertos dicen que a polémica no es tal, que es una cuestión de salud y de derechos, que las bajas laborales son un derecho que tienen los trabajadores y las trabajadoras como parte de la sociedad. Y que se ha desmostrado que “hay absentismo laboral por la dismenorrea pero que las mujeres no lo reconocen, les cuesta o no se atreven a decir que no van a trabajar por el dolor de regla”, concluye el Dr. Palacios.

¿Crees que las mujeres deben aguantar los dolores de la regla sin más? ¿El permiso menstrual se puede convertir en un factor añadido de discriminación laboral?

También puede interesarte:

Este tampón permite tener sexo (seguro y limpio) con la regla

Esto podría acabar con el dolor invalidante de la endometriosis

¿Conoces todo sobre tu cuerpo y ciclo menstrual?

¿Ya no disfrutas del sexo?

Por qué las mujeres nos extirpamos el útero (todo sobre la operación ginecológica más frecuente en España)