Nicola Coughlan pidió una escena “muy desnuda” para la tercera temporada de ‘Bridgerton’

Nicola Coughlan pidió una escena “muy desnuda” para la tercera temporada de ‘Bridgerton’

Nicola Coughlan pidió estar “muy desnuda” en una escena de la tercera temporada de Bridgerton como una manera de mandar el mensaje “váyanse a la m**rda” a los trols que opinaron sobre su cuerpo.

La actriz irlandesa, de 37 años, protagoniza la última entrega del drama de la regencia de Netflix como Penélope Featherington junto a Luke Newton como Colin Bridgerton.

El mes pasado, Coughlan reveló su “incredulidad” por ser “la protagonista de una serie romántica”.

“Y no es porque piense que soy horrorosa, como algunos han supuesto cuando lo digo”, aclaró la exestrella de Derry Girls. “Pen era un personaje secundario, el bicho raro de la esquina, pero esta vez está muy en el centro del espectáculo”.

En una nueva entrevista con Stylist, Coughlan habló de su proceso con la coordinadora de intimidad de Bridgerton, Lizzy Talbot, en las escenas de sexo de esta temporada.

“Dices: ‘Vale, ¿qué quiero enseñar? ¿Qué no quiero enseñar? ¿Qué está en el guion y qué quiero agregar?’”.

“Pedí específicamente que se incluyeran ciertos diálogos y momentos”, continuó Coughlan. “Hay una escena en la que estoy muy desnuda ante la cámara, y esa fue mi idea, mi elección. Lo sentí como el mayor ‘váyanse a la m**rda’ para toda la conversación en torno a mi cuerpo; fue increíblemente fortalecedor. Me sentí hermosa en ese momento, y pensé: ‘Cuando tenga 80 años, quiero mirar atrás y recordar lo buena que estaba’”.

Nicola Coughlan como Penélope Featherington en la tercera temporada de ‘Bridgerton’ (LAURENCE CENDROWICZ/NETFLIX)
Nicola Coughlan como Penélope Featherington en la tercera temporada de ‘Bridgerton’ (LAURENCE CENDROWICZ/NETFLIX)

En 2022, Coughlan publicó un mensaje en Instagram en el que pedía a sus seguidores que dejaran de compartir opiniones sobre su cuerpo. “La mayoría de la gente está siendo amable y no intenta ser ofensiva, pero yo solo soy un ser humano de la vida real y es bastante difícil soportar el impacto de que te envíen directamente miles de opiniones sobre tu aspecto día tras día”, escribió.

“Si tienen una opinión sobre mí no pasa nada, entiendo que salgo en la tele y que la gente tendrá cosas que pensar y decir, pero les ruego que no me las envíen directamente”.

Más tarde declaró al Irish Times: “Lo único que me importa es el trabajo. Los cuerpos cambian, si adelgazo o engordo o hago cualquier cosa no es asunto de nadie, lo único que me importa es actuar bien y que me juzguen por ello”.

En la última temporada de Bridgerton, Penélope “finalmente renunció a su largo enamoramiento de Colin Bridgerton después de escuchar sus palabras despectivas sobre ella en la última temporada”, indica un resumen oficial.

“Sin embargo, decidió que es hora de casarse, preferiblemente con un marido que le ofrezca suficiente independencia para continuar su doble vida como Lady Whistledown, lejos de su madre y sus hermanas. Pero por falta de confianza, los intentos de Penélope en el terreno matrimonial fracasan de forma espectacular”.

Al hablar de su “rara” relación con su coprotagonista Newton, Coughlan explicó que su vínculo especial proviene de su exposición “compartida” al estrellato de Bridgerton.

“Es una experiencia muy rara”, aseveró. “Creo que somos conscientes de lo singular que es”.

Basada en la serie de libros superventas de Julia Quinn, Bridgerton está producida por Shondaland, la compañía de Shonda Rhimes, creadora de Grey’s Anatomy. Tras su estreno en 2020, la serie demostró ser una de las originales más populares del gigante del streaming.

La tercera temporada de Bridgerton se estrenará en dos partes. Los cuatro primeros episodios llegarán a Netflix el 16 de mayo, seguidos de los cuatro episodios finales el 13 de junio.