No todo era tan perfecto en 'Anatomía de Grey'

·5  min de lectura

Desde su estreno hace 16 años, Anatomía de Grey se coronó como una serie que transmite buenrollismo. El colegueo entre sus personajes, cirujanos internos y residentes en el hospital Seattle Grace, los momentos íntimos, risas, tragedias y experiencias compartidas, creó una burbuja que contagia la sensación de estar viendo a un grupo de actores que se llevan de maravilla. Un claro ejemplo era Patrick Dempsey que a lo largo de once temporadas se convirtió en el nuevo galán romántico televisivo, conocido en la serie como el “Doctor Apuesto” o “McDreamy”. El romanticismo que emanaba su relación con la protagonista, la doctora Meredith Grey (Ellen Pompeo) y su rol de líder y voz de la razón, siempre acertado y admirado por sus colegas, crearon un personaje añorado por sus compañeros en la ficción y por el público en general.

Pero parece que la realidad detrás de las cámaras habría sido muy diferente. Al menos, eso es lo que revela un libro dedicado a los entresijos de la serie, destapando una historia de malos rollos que señala única y exclusivamente a Patrick Dempsey.

Disney General Entertainment Content via Getty Images Television Network. (Kelsey McNeal/Disney General Entertainment Content via Getty Images)
Disney General Entertainment Content via Getty Images Television Network. (Kelsey McNeal/Disney General Entertainment Content via Getty Images)

How to sabe a life: the inside story of Grey’s Anatomy es un libro que recopila unas 80 entrevistas con fuentes relacionadas a la serie, y que destapa un rodaje de terror para muchos por culpa del actor detrás del Doctor Sheperd. Según el libro escrito por Lynette Rice, muchas personas de la producción le tenían cariño al intérprete, pero otros recuerdan que tenía el poder de “detener la producción y aterrorizar a la gente”.

A través de The Hollywood Reporter conocemos que el libro afirma que hubo problemas relacionados con el departamento de Recursos Humanos por culpa del actor, porque supuestamente aterrorizaba el set hasta el punto que, según el productor ejecutivo James D. Parriott, “algunos miembros del reparto sufrían trastorno de estrés postraumático (TEPT) con él”. Y este habría sido el motivo que llevó a apartarlo de la serie en 2015 cuando su personaje moría por un accidente automovilístico en el final de la temporada once.

Parriott asegura que el encanto natural de Patrick Dempsey lo hacía perfecto para el papel del doctor Derek Sheperd, tanto que la creadora de la serie, la influyente Shonda Rhimes, supo que había encontrado al “hombre perfecto” al conocerlo. Y aunque algunas de las fuentes consultadas, como la guionista y productora Jeannine Renshaw, solo tienen buenas palabras para él, asegurando que “todos lo amaban” y que era “un encanto”, otros albergan recuerdos oscuros.

Al parecer, según las revelaciones del libro, la sensación de terror que compartían varios miembros del equipo en presencia de Patrick llevó que la cadena y el estudio se presentaran en el set. Una teoría que aporta Parriott sobre su supuesta actitud altiva es que ya no quería seguir en la serie. “No le gustaba el inconveniente de tener que venir cada día y trabajar. Él y Shonda estaban como el perro y el gato”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Y lo que resulta más insólito de leer es que la tensión también se habría trasladado a su relación detrás de cámaras con su esposa de la ficción, Ellen Pompeo. Al parecer, una fuente sugiere que la actriz se sentía frustrada con su compañero y se enfadaba porque no trabajaba lo suficiente. No le gustaba que Patrick se quejara que se había hecho tarde o que llevaba mucho tiempo en el set, cuando ella tenía el doble de escenas” asegura Renshaw.

Las quejas del equipo y compañeros de reparto habrían escalado a la par que su relación con Rhimes se deterioraba y así, sus días en la serie comenzaron a estar contados. Según Renshaw, la decisión llegó después de que la creadora fuera testigo de su supuesto comportamiento en persona, aparentemente amenazando a la cadena que si él no se marchaba, lo haría ella. Y así, entonces, podemos comprender finalmente la marcha del actor porque él era la otra mitad de la serie junto a Ellen Pompeo, el héroe romántico ideal, el galán perfecto y un personaje adorado por el público. Su muerte y desaparición se antojaban imposibles para el público y la cadena, que probó varias líneas argumentales para mantenerlo, pero rodando escenas alejado de su compañero, por ejemplo, haciendo que él se quedara en otra ciudad para así rodar por su cuenta. Pero al final se dieron cuenta que solo sería estirar el problema y decidieron pasar página.

Dempsey también habló para el libro, por ejemplo ,sobre sus frustraciones con la agenda demandante de la serie, al tratarse de un trabajo que requería de un compromiso de “diez meses al año, quince horas al día”. Y siendo padre, era una rutina difícil de compaginar. “Nunca sabes tu agenda y cuando tu hijo te pregunta ‘¿qué haces el lunes?’ y tú le dices que no sabes, hacer eso durante once años es desafiante”.

Lo cierto es que el peso del personaje aun se siente en la serie, hasta el punto que el cameo que hizo en 2020 a través de un sueño que tenía la protagonista provocó una ola de llanto y emociones por el mundo. Ellen Pompeo incluso publicó imágenes del reencuentro en su perfil de Instagram, celebrando la reunión y contradiciendo la información que detalla el libro.

Patrick Dempsey, que no ha vuelto a revivir un éxito similar desde su salida de Anatomía de grey, aún no se ha pronunciado pero, sin dudas, las nuevas revelaciones no dejan bien parado su legado en la serie. Anatomía de Grey tiene un historial de conflictos que estuvieron a punto de empañarla, como la marcha de Katherine Heigl por criticar el arco dramático que tuvo en una temporada sin querer postularse al Emmy por no sentir que fuera digna de ello, a la salida de Isaiah Washington tras presuntamente insultar a T.R. Knight con un insulto homófobo. Sin embargo, a pesar de todas las marchas la serie se mantuvo airosa y ahí sigue, renovada por una temporada más. La número 18.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.