Leo DiCaprio sangró de verdad en `Django Desencadenado´

Leo DiCaprio sangró de verdad en `Django Desencadenado´

Encarnar a Calvin Candie, el esclavista y terrateniente sin escrúpulos de `Django Desencadenado´, ha supuesto para Di Caprio uno de los retos más difíciles de su carrera. Pero el mismo odio que motivaba a su personaje, le llevó a tal inmersión, que en una de las secuencias llegó a sangrar de verdad, y en vez de cortar, continuó la escena.

Según ha informado el productor del filme, Stacey Sher, a la revista Variety, el actor dejó sin palabras al equipo y al elenco con su magnífica interpretación, en la que a pesar de sufrir un grave accidente, continuó inmerso en su personaje. Todo sucedió mientras rodaban una de las secuencias finales, cuando Calvin Candie se enfrenta a Django (Jamie Foxx) y al Doctor Shultz (Christoph Waltz) al enterarse de que ambos han conspirado contra él. El actor, sumergido totalmente en el clímax de la escena, aplastó una copa de cristal del decorado y se cortó la mano. Con la mano ensangrentada, Leo aprovechó la veracidad del momento para culminar su diálogo, y al finalizar el equipo le colmó de aplausos. Debido a la profundidad de la herida, posteriormente tuvieron que darle varios puntos de sutura.

[Relacionado: ¿A quién quería Tarantino para el papel de Django?]

En palabras de Sher, "La sangre goteaba por su mano. No rompió la escena. Estaba en el punto álgido y continuó intensamente. Leonardo no vaciló en jugar todas las diferentes facetas de un ser humano verdaderamente horrible (…) Quentin tiene la tradición de concebir grandes villanos para sus películas, y Calvin Candie es uno de los más brillantes que jamás ha creado"

Esa toma fue utilizada para el corte final. "Leo tenía varias páginas de monólogo en esa escena. Su actuación fue magistral. Su nivel de compromiso es extraordinario" declaró el productor.

[Relacionado: ¿Por qué critica Spike Lee a `Django Desencadenado´?]

Actor y director se admiraban mutuamente desde hacía años y trabajaron conjuntamente para dar veracidad a la personalidad destructiva de este personaje. Leo comenzó una búsqueda de fuentes históricas para encontrar la ideología que podría haber motivado la maldad de Calvin, y encontró un libro sobre "frenología" , una pseudociencia racista de la época que Tarantino decidió incluír posteiormente en el guión.

Por esta interpretación, el actor, de 38 años, ha conseguido una nominación a mejor actor de reparto a Globos de Oro de 2013 . La película llegará a las carteleras españolas el 23 de enero 2013.