Novak Djokovic avanza en el Australian Open: jugará su semifinal número 10 y busca dar dos golpes a la vez

Novak Djokovic avanza en Melbourne, donde podría recuperar el número uno del ranking
Novak Djokovic avanza en Melbourne, donde podría recuperar el número uno del ranking - Créditos: @Dita Alangkara

El serbio Novak Djokovic se clasificó el miércoles para sus décimas semifinales del Australian Open después de ganar con superioridad al ruso Andrey Rublev, número 6 del mundo, por 6-1, 6-2, 6-4, en poco más de dos horas. El estadounidense Tommy Paul (N° 35) será el próximo rival de un Djokovic que, siempre que ha llegado a las semifinales de este Grand Slam, se ha ido de Melbourne con el título.

Olvidados ya sus problemas en la pierna izquierda, todavía bajo un vendaje, el serbio se mostró nuevamente intratable en la Rod Laver Arena, el estadio donde quiere igualar el domingo los 22 Grand Slams del español Rafael Nadal y recuperar el número uno del ranking mundial. ”Me encanta jugar en estas condiciones en esta cancha. Es mi favorita”, dijo Nole, añadiendo con una sonrisa que espera “continuar” su espectacular estadística en las semifinales de Melbourne. Renqueante durante los partidos de la primera semana, el serbio enseñó desde el primer momento que era el Djokovic que hacía apenas dos días había atropellado al ídolo local Álex de Miñaur.

La temible derecha de Nole

Intratable en el saque, con hasta 14 ‘aces’, el “Djoker” hacía la vida imposible a Rublev desde las devoluciones, respondiendo a sus potentes servicios y arrastrándole a largos peloteos que al ruso le costaba horrores ganar. Con sufrimiento, Rublev aguantó su primer servicio, pero luego sucumbió. Con ‘deuce’ y 2-1 en el marcador, golpeó una derecha con el marco de la raqueta y cometió una doble falta. Dos juegos después, volvió a ceder el saque.

En el segundo parcial, Rublev afinó sus primeros saques, pero igualmente se vio rápidamente con una desventaja de 0-40 con 2-2 que Djokovic no desaprovechó, acosando con golpes profundos a su rival que terminó enviando un revés a la red. Poco importó la reacción del ruso, con dos puntos de break en el juego siguiente. Con un saque inapelable y revirtiendo un peloteo que parecía perdido, Djokovic los salvó para desespero de Rublev, que se quejó al juez por el tiempo empleado entre saque y saque del serbio. Desquiciado, perdió el siguiente juego con una doble falta y, aunque soltó su rabia con varios latigazos de derecha, ya no pudo salvar el parcial.

Djokovic se bastó con un quiebre al principio del tercer set para mantener la ventaja hasta el final. El de Belgrado, cuarto favorito y sexto del ranking mundial, tuvo 14 oportunidades de rotura. En cambio, el serbio no perdió su saque en ninguna ocasión, con cinco pelotas de rotura, ninguna en el tercer set, que salvó en un partido donde firmó 32 golpes ganadores por tan sólo 21 errores no forzados. Si gana el torneo, el serbio recuperará el número uno del ranking mundial, ahora en manos del español Carlos Alcaraz, que no participó del torneo por una lesión.

Novak Djokovic es el principal favorito al título en el Australian Open, donde no pudo jugar en 2022
Novak Djokovic es el principal favorito al título en el Australian Open, donde no pudo jugar en 2022 - Créditos: @JAMES ROSS

Todavía en la cancha, entrevistado por Jim Courier, comentó el partido: “Tuvimos algunos games muy apretados. Andrey es un gran oponente, un gran jugador. Le tengo mucho respeto, tiene una de las mejores derechas y es uno de los jugadores más rápidos del circuito. Fue muy complicado con el viento, la gente no lo ve en la televisión, pero hay que hacer muchos ajustes. El marcador en los dos primeros sets no refleja el partido. En los momentos importantes, encontré mi mejor tenis. Eso es lo que me hace sentir más feliz esta noche. Vencer en forma dominantemente en tres sets envía un mensaje a mis rivales, me siento mejor a medida que avanza el torneo”

Sobre la lesión que arrastra en los isquiotibiales de la pierna izquierda desde antes del comienzo del torneo, contó: “He estado conectado a máquinas más que a cualquier otra cosa, incluso más que a mi cama. Está funcionando. Extraño el tenis en mis días libres, pero tengo que ser inteligente”, aceptó. Y para cerrar, habló sobre sobre Federer: “Aplaudamos a Roger, se lo merece. El tenis lo extraña. Lo vi vestido muy bien en la semana de la moda. Lo he visto esquiar, tal vez lo desafíe a una carrera. Disfruta de la vida. Fue uno de los jugadores más importantes en la historia del juego”.

Paul avanza a semis tras duelo estadounidense en Melbourne

MELBOURNE (AP) - Tommy Paul recibió mucha menos atención que su rival, más joven y con menos experiencia, Ben Shelton, antes del duelo que enfrentó a los dos estadounidenses en los cuartos de final. Tal vez fue producto de la fascinación que despierta el desconocido Shelton: con apenas 20 años y menos de un año después de ganar un título de la NCAA con la Universidad de Florida, viajaba por primera vez al extranjero para participar en su segundo torneo del Grand Slam. Así que los gritos de aliento que más se escucharon en el Rod Laver Arena el miércoles, bajo un sol que elevó la temperatura a 30 grados centígrados, eran para uno de los dos: “¡Vamos, Benny! ¡Vamos!” o “¡Benny, Benny, Benny! Oi, Oi, Oi!”.

Pero su historia, que es la que continuará en Melbourne Park, es también bastante buena. El tenista de 25 años y natural de Nueva Jersey fue una estrella en categoría junior y ahora está cumpliendo las expectativas como profesional. Con su victoria 7-6 (6), 6-3, 5-7, 6-4 ante Shelton alcanza su primera semifinal de un major en su 14° participación.

Tommy Paul y el público, tras su triunfo en cuartos de final
Tommy Paul y el público, tras su triunfo en cuartos de final - Créditos: @Ng Han Guan

Además, su madre presenció desde la tribuna la mayor victoria de su carrera. Según contó, su madre reservó un vuelo tras su triunfo en los octavos de final y fue directa desde su trabajo al aeropuerto para el largo viaje desde Estados Unidos a Australia. “Llegar al segundo fin de semana de un Grand Slam es el sueño de todo el mundo cuando empieza a jugar al tenis”, afirmó Paul, 35° en el ranking de la ATP. “No me puedo creer que esté aquí”.

Ahora, Paul es el primer estadounidense que llega a esta fase del torneo desde Andy Roddick en 2009. Roddick fue también el último de sus compatriotas que levantó la copa de campeón de un major cuando conquistó el Abierto de Estados Unidos hace 20 años. Su próximo rival será Novak Djokovic. A propósito, el serbio comentó luego de su triunfo ante Rublev: “Sé cómo juega Paul, lo vi jugar bastante. Gran movimiento de servicio, puede intervenir, revés sólido, dicta con derecha. Jugador completo”. La otra semifinal enfrentará el viernes a Stefanos Tsitsipas y Karen Khachanov.

Fuente: agencias AFP y AP