Novak Djokovic vuelve al centro de detención

·1  min de lectura

Prácticamente en vísperas del inicio del Open de Australia, el lunes próximo, el número uno del tenis mundial, Novak Djokovic, volvió a un centro de detención de Melbourne mientras la justicia examina su deportación por no estar vacunado contra el covid.

El serbio de 34 años está de regreso al centro de detención de migrantes en el que permaneció durante cinco días la semana pasada, hasta que sus abogados consiguieron revertir una primera expulsión del país.

Ayer viernes el gobierno australiano canceló por segunda vez su visado, sin aplicar su expulsión inmediata, a la espera de que la justicia se pronuncie sobre el recurso presentado por los abogados del jugador.

El caso está en manos de una corte federal, después de que el juez de Melbourne, ante el que apelaron los abogados del tenista, se declarara incompetente. Situación que, según su defensa, puede ralentizar el procedimiento.

Según la documentación presentada ante la justicia, las autoridades del país oceánico argumentan que la presencia de Djokovic "puede alentar el sentimiento antivacunas" y provocar "agitación social", motivos por los que solicitan su expulsión.

"Los australianos han hecho muchos sacrificios durante esta pandemia y esperan, como es lógico, que el resultado de estos sacrificios sea protegido", defendió el primer ministro conservador Scott Morrison, bajo presión a cuatro meses de elecciones generales.

Después de casi dos años expuestos a uno de los cierres fronterizos más restrictivos del mundo para frenar la propagación del covid-19, los australianos enfurecieron al conocer la exención médica otorgada al tenista serbio.

Con AFP


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.