Los objetos personales de la fallecida Betty White podrían alcanzar entre uno y dos millones de dólares en una subasta

Betty White credit:Bang Showbiz
Betty White credit:Bang Showbiz

La muerte, el pasado 31 de diciembre, de la legendaria Betty White dejó consternada a buena parte de la opinión pública estadounidense, que esperaba que la antaño protagonista de 'Las chicas de oro' pudiera celebrar por todo lo alto su 100 cumpleaños dado su aparente buen estado de salud.

Algo más de tres meses después de su fallecimiento, la casa de subastas Julien's ha decidido poner a la venta numerosos objetos personales de la añorada intérprete, entre los que destacan diversas piezas de joyería y, sobre todo, un reloj de oro de catorce quilates, que pertenecía a su madre y que le fue entregado a la artista en el año 1940. Se estima que las pujas podrían acabar arrojando unos beneficios de entre uno y dos millones de dólares.

Martin Nolan, director ejecutivo de la citada firma, ha señalado en un comunicado que la venta de estos artículos, entre los que también se encuentran vestidos, complementos de moda, estatuillas, guiones y hasta tres cuadros pintados por un gorila llamado Koko, constituye un sentido homenaje a una "vida y carrera increíbles", que cimentaron una gran popularidad que la actriz supo gestionar con maestría durante décadas.

"Esta subasta representa la vida y carrera increíbles de Betty White. Es una subasta que exhibe todo un estilo de vida. Todos estos objetos proceden de su casa de Brentwood y de su residencia en Carmel, en el norte de California, donde Betty vivió con su marido Allen Luden", ha explicado Nolan en su nota.