Olivia Newton-John salvó a su hija Chloe Lattanzi de las drogas, la anorexia y un colapso frente a un club de striptease

·4  min de lectura
Olivia Newton-John credit:Bang Showbiz
Olivia Newton-John credit:Bang Showbiz

La exitosa carrera de Olivia Newton-John en la industria del entretenimiento tuvo un gran impacto en la vida de su hija Chloe Lattanzi. La actriz y cantante fue una de las mayores estrellas de Australia y murió en paz a los 73 años en su casa del sur de California el lunes por la mañana, rodeada de familiares y amigos, tras una larga batalla contra el cáncer de mama.

En 1978 dio la bienvenida a su única hija, Chloe, con su ex marido Matt Lattanzi, y aunque en su juventud no fue necesariamente el centro de atención, Chloe -que ahora tiene 36 años- se ha convertido en un nombre muy conocido.

En 2013, la modelo reveló que la fama le había “afectado” y también admitió que le era "difícil pasar mucho tiempo sola", ya que Olivia solía viajar mucho cuando ella era sólo una niña.

Sin embargo, atribuyó a su madre el mérito de haberla ayudado a superar sus demonios personales, como su lucha contra el abuso de sustancias, la dismorfia corporal y la anorexia.

Chloe Lattanzi y Olivia Newton John asisten al Olivia Newton-John Wellness Walk y Research Runen 2019 en Melbourne, Australia. (Photo by Sam Tabone/WireImage)
Chloe Lattanzi y Olivia Newton John asisten al Olivia Newton-John Wellness Walk y Research Runen 2019 en Melbourne, Australia. (Photo by Sam Tabone/WireImage)

Tras la muerte de Olivia, Chloe compartió un video en homenaje a su madre, con el pie de foto: “Eres mi luz. Mi lugar seguro. Mi corazón. Ha sido un honor y sigue siendo un honor ser tu bebé y mejor amiga. Eres un ángel en la tierra y todos los que te han tocado han sido bendecidos. Te quiero para siempre, mi dadora de vida, mi maestra, mi mamá".

A Olivia, ganadora de cuatro premios Grammy, se le diagnosticó por primera vez cáncer de mama en 1992 y en ese momento se le practicó una mastectomía parcial y una reconstrucción.

En 2019, Chloe confesó a 60 Minutes que había aprendido a ser más fuerte y a lidiar con sus propios demonios para estar allí para su madre enferma de cáncer.

“Decimos que todos tenemos nuestros cánceres. El mío es mi batalla contra las adicciones. Tengo que mantenerme sobria el resto de mi vida y eso es una lucha y requiere trabajo. Todos tenemos nuestros cánceres. No estoy tratando de hacer que su lucha suene pequeña, estoy tratando de decir que podría ser más fácil pensar que todos tenemos cosas que resolver”.

Un año antes, la modelo aseguró que su madre la sacó del borde de la muerte en una columna escrita por ella misma para la revista Woman's Day.

“Ambas luchamos: yo con la adicción, la ansiedad y la anorexia, y mamá con la sensación de impotencia durante mis horas más oscuras”, escribió Chloe para la publicación.

Continuó explicando que fue una época difícil para ambas. “Odiaba que mi vida se difundiera por todo el mundo. Era horrible para mí. Para mi madre también fue un momento muy duro. Se sentía impotente y no sabía qué hacer. Un día hablamos de ello y me dijo: ‘Hice todo lo que pude. Te envié a todos los especialistas, a todas las personas que pensé que podrían ayudarte’. Yo le dije: ‘Sabes, mamá, lo único que necesitaba eras tú’”.

Chloe nació en medio de la fama gracias a la carrera en Hollywood de su madre, la estrella de la exitosa cinta ‘Grease’. Lo que, asegura, suscitó muchos de sus problemas emocionales.

También en 2011, Chloe suscitó inquietudes tras protagonizar un video pop para su canción.

En 2012 sufrió una crisis nerviosa tras mezclar alcohol con medicamentos recetados, y como resultado ingresó en un centro de rehabilitación durante siete meses.

En diciembre de 2009, la revista Woman's Day informó que la modelo se había desmayado frente a un club de baile exótico en West Hollywood. Al parecer, Chloe, que tenía 23 años, se cayó al suelo y necesitó ayuda para levantarse después de que a ella y a una amiga se les negara la entrada al Star Strip Theatre.

La publicación afirmó que Chloe estaba visiblemente ebria y le rogó al portero que "por favor las dejara entrar”.

Chloe también es famosa por sus problemas de dismorfia corporal y anorexia, y en un momento dado admitió que sólo pesaba 37 kilos.

En una entrevista con The Mail on Sunday en 2013, la artista reveló que había abusado de la cocaína, el alcohol y los antidepresivos durante años antes de entrar en rehabilitación.

“La fama te desordena por completo. No culpo a mi madre de mis problemas, pero nunca querría ser famosa ni criar a mi propio hijo en torno al culto a la celebridad. Arruina vidas", dijo entonces.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO: Anne Heche conducía bajo los influjos de la cocaína durante su accidente automovilístico