Olivia Wilde pasó de los desaires de Shia LaBeouf no una, sino dos veces

Cine 54
·4  min de lectura

Shia LaBeouf se encuentra en el centro del huracán mediático a raíz de las acusaciones de abusos y maltratos vertidas por su ex, FKA Twigs, en una demanda. Desde que se diera a conocer la noticia varios personajes de Hollywood se posicionaron en su contra, como Sia, su compañera de reparto Vanessa Kirby y la directora de una de sus películas, Alma Har’el, e incluso Netflix optó por eliminar su nombre de la campaña que tiene en marcha para proponer la película Fragmentos de una mujer a los premios Óscar.

Pues ahora conocemos que antes de destaparse el escándalo, Olivia Wilde ya había optado por pararle los pies después de vivir ella misma los desaires del actor. Y no una, sino dos veces.

Shia LaBeouf (American Foto Features, O'Connor/AFF-USA.com; GTRES); Olivia Wilde (Instagram/OliviaWilde)
Shia LaBeouf (American Foto Features, O'Connor/AFF-USA.com; GTRES); Olivia Wilde (Instagram/OliviaWilde)

En estos momentos Olivia Wilde se encuentra dirigiendo su segunda película como directora tras el éxito de crítica cosechado con Súper empollonas. Se trata de Don't Worry, Darling, un thriller psicológico ambientado en Estados Unidos en los años 50 sobre una ama de casa que empieza a ver como su realidad se tambalea y con un reparto encabezado por Florence Pugh y el cantante Harry Styles.

El excantante de One Direction llegó a la producción como reemplazo de Shia LaBeouf después de que la propia Olivia despidiera al actor. Según informó Variety en su momento, el intérprete había provocado altercados con otros miembros del equipo y Wilde lo removió del proyecto siguiendo su “política de nada de idiotas” en sus películas. Desde entonces ha corrido mucha tinta en los medios estadounidenses, por un lado siguiendo el escándalo que rodea a LaBeouf y ahora también al supuesto amorío que habría surgido entre Styles y la directora. Según reportó TMZ, ambos acudieron juntos a la boda de Jeffrey Azoff, manager de Styles, y fueron fotografiados cogidos de la mano durante una ceremonia que fue oficiada por el cantante.

Sin embargo, la mala relación entre Shia LaBeouf y Olivia Wilde no quedo solo en aquel despido. La directora tuvo que lidiar con la supuesta actitud altanera y abusiva del actor poco después y en otro proyecto que tenían en común. Fue durante el rodaje del videoclip de la cantante Rainey Qualley, Love me like you hate me, donde LaBeouf y su novia actual, Margaret Qualley (hermana de la cantante e hija de Andie MacDowell) danzan una coregrafia de parejas con varias secuencias completamente desnudos.

Si hacemos memoria recordaremos que a mediados del mes de octubre la cantante anunció en su perfil de Instagram que había grabado aquel trabajo audiovisual mientras etiquetaba al equipo responsable del proyecto, añadiendo incluso un agradecimiento especial a Olivia Wilde. Pues gracias a The Hollywood Reporter ahora descubrimos que Wilde fue la directora de aquel cortometraje musical y que lo hizo como un favor a las hermanas.

Según el acuerdo al que habían llegado, Wilde tenía un tiempo estipulado para editar el video y presentarlo, pero antes de cumplirse el plazo, Shia LaBeouf envió su propia versión editada en un correo electrónico grupal en el que se encontraba la directora. Ella respondió con educación señalando que le gustaría echarle un vistazo y que enviaría su montaje en breve, respuesta que no sentó nada bien a LaBeouf.

Al parecer, el actor respondió sugiriendo que lo correcto habría sido dar las gracias y seguir con el montaje que él ya había enviado. Según las fuentes de THR, LaBeouf escribió un correo afirmando a la directora que “Los grandes músicos de jazz saben cuándo no tocar”. Fue en ese momento cuando Olivia decidió abandonar el proyecto con un correo donde simplemente escribía “Me voy” (I’m out) optando por pasar del tema y del hombre al que había despedido.

De momento ninguno de los dos se ha pronunciado al respecto. En principio, Shia LaBeouf solo respondió a la demanda interpuesta por su ex a través de un comunicado publicado en The New York Times donde afirma que “no tiene excusas para su alcoholismo o agresión, solo racionalizaciones” y admite haber sido abusivo con él mismo y otras personas a su alrededor durante años. “Me siento avergonzado de esta historia y pido perdón a aquellos que lastimé. No hay nada más que pueda decir”, sentenciaba.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen de Olivia Wilde: Instagram/OliviaWilde