Operación Camarón: así llena Telecinco sus bolsillos con una fórmula de éxito repetitiva

·4  min de lectura

Por Alberto Cano.- Año y medio después de su último estreno en salas con Adú, Telecinco vuelve a los los cines con Operación Camarón el 24 de junio, aquella comedia protagonizada por Julián López, Natalia de Molina y Carlos Librado que, en marzo de 2020, se convirtió en la primera película española en cancelar su estreno por el coronavirus a solo una semana de su debut.

Mientras que infinidad de producciones españolas descartaron su estreno en la gran pantalla por las dificultades que interpuso la crisis sanitaria, Telecinco se mantuvo firme en su decisión de mantener la exhibición en salas pese a suponer infinidad de retrasos. Y es que el cine es otro de los grandes negocios de Mediaset, cosechando cada año una ingente cantidad de millones que casi ninguna otra productora o cadena es capaz de igualar en España. Y todo gracias a la repetición de fórmulas que gustan y arrasan a pesar de la falta de originalidad.

Fotograma de 'Operación Camarón' (Julio Vergne; cortesía de Disney/Mediaset)
Fotograma de 'Operación Camarón' (Julio Vergne; cortesía de Disney/Mediaset)

Aunque las propuestas que produce la cadena son muy variopintas, los esquemas por los que se guían suelen seguir siempre las mismas pautas, reincidiendo una y otra vez en ideas muy similares que una y otra vez atraen a los espectadores en masa a los cines. Y un perfecto ejemplo es Operación Camarón, película cuya propuesta es una clara reformulación de aquello que tan bien le funcionó a Telecinco con Ocho Apellidos Vascos.

Mientras que la cinta de Dani Rovira se centraba en un andaluz haciéndose pasar por vasco para tratar de conquistar al personaje de Clara Lago, en Operación Camarón nos encontramos con la historia de un pianista muy acicalado de Valladolid que tiene que hacerse pasar por un andaluz choni de Cádiz para infiltrarse en una banda de trap como parte de una operación policial. Y nuevamente, se da rienda suelta a jugar con las peculiaridades y estereotipos regionales de una forma blanca e hilarante.

Lo curioso es que Operación Camarón es un remake de Song 'e Napule, comedia italiana de 2013 que nada tiene que ver con Ocho apellidos vascos. Sin embargo, el equipo de Mediaset ha sabido dar con la tecla para adaptar la historia al contexto español con la fórmula y estilo tan característicos de sus producciones. El resultado es una película que mezcla la trama de mafias, drogas y bandas de música de la original con el humor más cañí, traduciendo en una cinta muy alocada que funciona como un reloj y que podría dar la nota como el primer éxito español de la taquila nacional a partir del 24 de junio.

Pero no es la única... son muchos más los ejemplos de repetición de esquemas que encontramos en las producciones de Telecinco. Sin ir muy lejos, este mismo año estrenarán Way Down, superproducción de atracos en la misma línea que Cien años de perdón, uno de sus grandes éxitos de 2016. Lo mismo con Malnazidos, que tras el éxito de Superlópez en 2018 han vuelto a contar con Javier Ruiz Caldera para adentrarse en el género fantástico mediante la comedia. Y si echamos la vista atrás, también vemos cómo películas como Adú seguían el mismo enfoque de cine social que cintas como El cuaderno de Sara. O yéndonos al terreno de la animación, con Tadeo Jones y Atrapa la bandera. Aunque es mucho más notorio en el terreno de la comedia con cintas como Es por tu bien o Si yo fuera rico.

Mismos esquemas, diferentes envoltorios, pero el público siempre respondiendo. Todo un logro por parte del equipo de producción de Telecinco Cinema, pero también de la encomiable labor del grupo mediático y de sus estrategias de marketing tan agresivas. Y es que cada vez que Mediaset tiene un estreno en cines, no hay un solo espacio de sus cadenas en el que no haya mención a la película de turno.

Fotograma de 'Operación Camarón' (Julio Vergne; cortesía de Disney/Mediaset)
Fotograma de 'Operación Camarón' (Julio Vergne; cortesía de Disney/Mediaset)

Lo estamos viendo ahora con las retransmisiones de la Eurocopa en Telecinco y Cuatro, donde cualquier momento es aprovechado para insertar una cuña promocional de Operación Camarón. Y lo mismo en otros programas como Sálvame o Supervivientes

A final, se crea una sensación de gran evento cinematográfico que lleva a la gente en masa a los cines, aunque nos estén vendiendo lo mismo una y otra vez. Y creo que es un comportamiento similar a lo que ocurre en su parrilla de televisión, donde una y otra vez se reinciden en los mismos realities y en las mismas fórmulas arrasando en audiencia. Y es que a Mediaset no hay quien le gane a la hora de vendernos su contenido en masa.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.