El opositor y antiguo preso, Anwar Ibrahim, nombrado primer ministro de Malasia

© Mohd Rasfan/vía REUTERS

El rey de Malasia nombró a Anwar Ibrahim décimo primer ministro del país este jueves, poniendo fin, por un tiempo, a unos días de crisis política tras las elecciones legislativas del pasado 19 de noviembre, en las cuales ningún partido logró una mayoría absoluta. El opositor y líder de la coalición Pakatan Harapan, que pasó diez años en la cárcel, preconiza reformas basadas en la diversidad étnica en el país.

Anwar Ibrahim fue investido este jueves 24 de noviembre como primer ministro del país por el rey, Abdullah de Pahang, quien le nombró después de que su coalición ganara, aunque sin mayoría absoluta, las elecciones del 19 de noviembre.

El Rey de Malasia tiene el poder discrecional de nombrar a un primer ministro que considere que tiene el apoyo de la mayoría de los diputados. El monarca tomó la decisión tras reunirse con el resto de sultanes de la monarquía constitucional de Malasia, que se turnan en el trono cada cinco años.

"Tras tomar en consideración la opinión de los líderes, su majestad ha acordado nombrar a Anwar Ibrahim como décimo primer ministro”, informó el comunicado real.

Anwar Ibrahim, líder de la coalición Pakatan Harapan (PH) juró el cargo en una ceremonia en el Palacio Nacional de Kuala Lumpur. Es el quinto primer ministro en menos de cinco años y llega en un contexto de crisis política que dura desde hace dos años.

Tras veinte años de batallas políticas y una década pasada en la cárcel, este reformista ahora se enfrenta a grandes retos: llevar más igualdad a un sistema que favorece a la mayoría étnica malaya en detrimento de las comunidades chinas y combatir la corrupción y la inflación.

Elecciones legislativas estrechas

Un viaje lleno de dificultades


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Renuncia el primer ministro de Malasia y se quiebra la alianza gubernamental
Malasia envía 3.000 toneladas de residuos plásticos no reciclables a países de origen
Malasia les perdona la vida a tres hermanos mexicanos condenados por narcotráfico