Oscar Ruggeri sorprendió a Sebastián Vignolo en el regreso de sus vacaciones: la imperdible reacción del conductor

·3  min de lectura
Oscar Ruggeri sorprendió a Vignolo en su regreso al programa
Oscar Ruggeri sorprendió a Vignolo en su regreso al programa - Créditos: @Captura ESPN

El columnista de F90 (ESPN), Oscar Ruggeri, sorprendió este viernes al conductor del programa, Sebastián Vignolo, y al resto de los panelistas, luego de irrumpir en el estudio sin previo aviso cuando mediaba la emisión del día. Después de algunas semanas de ausencia, primero por una gripe, y seguidamente, por sus vacaciones, el Cabezón regresó a la pantalla.

Todo aconteció cuando los periodistas debatían acerca de la importancia del arquero Agustín Rossi en la historia de Boca Juniors. Allí, el relator Federico Bulos planteó un imaginario panteón o ranking, donde ubicó primero a Hugo Orlando Gatti, después a su compañero Navarro Montoya, y por último, a Óscar Córdoba. En ese momento, las cámaras tomaron a Ruggeri, quien ingresaba al estudio a las corridas.

“No sabes cómo se mueve”: Oscar Ruggeri vio el video de la ecografía de Candela y contó un tierno detalle

En su regreso triunfal, el Cabezón se dirigió primero a Vignolo, a quien abrazó sentidamente. “¡No, viniste!” exclamó el Pollo, visiblemente sorprendido. Casi como por acto reflejo, los dos se pusieron a saltar y cantar “dale campeón” al unísono. Ninguno pudo, ni quiso, ocultar su alegría por el ansiado reencuentro. “Un día, llegué”, lanzó, irónicamente, el exfutbolista.

Acto seguido, Oscar saludó debidamente a cada uno de los integrantes del ciclo. Antes de hacerlo con cada uno de ellos, Vignolo los “presentó”. Cuando fue el turno de Navarro Montoya, el Pollo dijo: “Atajó en Boca”. A Bulos, le definió como un “joven periodista”. En tanto, Chavo Fucks lo recibió con un afectuoso “Cabeza, querido”. Posteriormente, los productores procedieron a acercarle un sillón al exdefensor para que tomara asiento.

Oscar Ruggeri y Sebastián Vignolo
Oscar Ruggeri y Sebastián Vignolo - Créditos: @Captura ESPN

Ya “repuestos” del susto, Vignolo confesó que la sorpresa, de la que fueron cómplices los productores generales del programa, no le gustó del todo: “¿Quién sería yo? ¿Burru? Che, que vivos que son. No hagan más esto. No me gustan las sorpresas. De verdad, bol...”, les pidió el Pollo a sus compañeros mientras se tomaba la zona del pecho. Efectivamente, en la repetición que pasaron del momento, la cara del animador es elocuente en cuanto a su sobresalto por el repentino ingreso de una persona a su lugar de trabajo. Por su lado, Sottile dijo: “No entendí qué pasaba”.

En su primera intervención formal, Ruggeri contó una anécdota de sus vacaciones, pero relacionada con el trabajo: “Estoy caminando por los restaurantes en Ibiza y sale un tano. Me llama, me lleva adentro. El dueño, un argentino fanático del programa”. En broma, el conductor le preguntó si había estado nublado en su lugar de descanso, en relación al bronceado del Cabezón, quien también reveló que presenció un entrenamiento del Atlético Madrid de su amigo el Cholo Simeone.

“Me pongo loco”: Ruggeri estalló al enterarse de lo que hicieron los campeones del mundo del 78

En el orden deportivo, el columnista no dejó pasar la oportunidad de emitir su opinión acerca de la comentada patada que recibió el futbolista de Boca, Exequiel Zeballos, y que le produjo una grave lesión en su tobillo derecho. En ese sentido, se puso en el lugar del defensor de Deportivo Agropecuario, Milton Leyendeker, y explicó: “Cuando vamos de esa manera, nunca vamos con la intención de lesionar a nadie. Vamos fuerte a la pelota, y por ahí, hay pibes que son rapidísimos. Te tocan la pelota, y te los llevas puestos. ¿Pero vos te crees que el chico que se tiró lo voy a quebrar? No pasa eso, salvo que hayas tenido problemas”, concluyó.