El lado oscuro de Shia LaBeouf que por fin está cambiando para mejor

Desde que se diera a conocer como joven talento con la serie Even Stevens y después con el thriller Disturbia, y después saltara al estrellato internacional gracias a la saga de Transformers –cuya primera entrega protagonizó en 2007–, Shia LaBeouf se ha ido convirtiendo en uno de los rostros más reconocibles de Hollywood. Pero la prometedora carrera interpretativa de este angelino de 33 años se ha visto muy lastrada por los constantes episodios de conducta inapropiada, abuso de alcohol y violencia física (que según confesó a GQ, le viene de su padre) que protagonizó a lo largo de la década de los 2010. Con todo, de un tiempo a esta parte, el rebelde LaBeouf se ha congraciado con la crítica que en su día le fusiló, está mucho más centrado en su trabajo como cineasta y videoartista e incluso parece haber sentado la cabeza en el ámbito sentimental. ¿Estamos ante un nuevo Shia? Música: “Infiltration Device” de Craig MacArthur.