La pandemia de Covid-19 frena la ola populista mundial

·1  min de lectura

Los ciudadanos ya no quieren a líderes populistas, según un informe de la Universidad de Cambridge. Con la pandemia, han perdido apoyo en favor de líderes tecnócratas y fuertes que no forzosamente sean ratificados en las urnas. Una prueba más de que muchos ciudadanos siguen insatisfechos con el sistema democrático clásico.

En las últimas décadas la confianza de los ciudadanos en la democracia ha ido disminuyendo. Esto se tradujo en un aumento del apoyo a líderes populistas que se presentaron como antisistema. Tenemos el ejemplo de Donald Trump en Estados Unidos, Boris Johnson en Reino Unido o Jair Bolsonaro en Brasil. Sin embargo, la pandemia de coronavirus les ha pasado factura, según un informe del Centro para el futuro de la democracia de la Universidad de Cambridge.

En el informe, llamado The Great Reset: Public Opinion, Populism and the Pandemic, se ha analizado la opinión de medio millón de personas en más de 100 países con resultados sorprendentes: los populistas, tanto en el poder como en la oposición, pierden adeptos en favor de opciones más tecnócratas y líderes fuertes que no pasen por la casilla de las elecciones.

“Sus niveles de popularidad han caído. Hemos visto cómo algunos líderes han sido remplazados como Donald Trump (EEUU) o Bejamín Netanyahu (Israel) y otros que tienen elecciones este año como Jair Bolsonaro en Brasil enfrentan una reelección más difícil de lo que parecía antes de la pandemia”, explica uno de los autores del informe, el politólogo Xavier Romero-Vidal.

La mala gestión de la pandemia explica la caída del auge populista


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.