Pandemia crea demanda de viviendas nuevas más grandes, según los constructores

·5  min de lectura
MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

Una encuesta reciente entre 1,250 adultos reveló que 43% tiene previsto crear su propia empresa este año. La encuesta de Digital.com, que recopila información de portales digitales de pequeñas empresas, no preguntaba si estos emprendedores trabajarían desde casa. Pero es una buena apuesta que la mayoría empezarán por ahí.

Quizá por eso Deryl Patterson, arquitecta de Jacksonville, está recibiendo más peticiones de sus clientes constructores de viviendas de cuatro dormitorios, incluso en en apartamentos y casas adosadas. Sospecha que el fenómeno del trabajo desde casa es al menos parte de la razón para esto.

Lo llama “un cambio pospandémico en el mercado”.

Patterson, cuya empresa, Housing Design Matters, trabaja en todo el país, dice a sus clientes que se tomen las cosas con calma antes de añadir otro dormitorio, incluso en la situación actual del mercado. “Cinsiga datos reales del mercado” en lugar de confiar solo en su instinto, dijo.

Si los compradores de estas casas más grandes tienen la intención de usar todos los dormitorios como espacios para dormir, entonces un baño adicional es necesario, señala la arquitecta. “No cuesta tanto añadir un dormitorio”, dice, pero el cuarto de baño es lo segundo más caro después de la cocina.

Por otro lado, si la gente solo busca más espacio, tal vez para usar el dormitorio extra como oficina, Patterson sugiere otras alternativas. En un proyecto reciente, la empresa complementó los tres dormitorios de la unidad con una “sala Zoom/oficina de bolsillo” de 7 por 7.

Pero incluso así eso puede no ser suficiente. Por ello, Housing Design Matters está elaborando planos con islas de cocina más grandes con asientos en tres lados, con la esperanza de que el comedor no sea “secuestrado” como oficina en la casa de alguien.

Mientras tanto, algunos de sus clientes constructores de apartamentos renunciaron a las unidades de dos dormitorios a favor de los de al menos tres. Un constructor le dijo a Patterson que la demanda de tres dormitorios era tan “grande” que podría arrendar un proyecto entero de departamentos de tres dormitorios.

Lo que está experimentando la empresa de Patterson coincide con lo que, según la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (NAHB), está ocurriendo en todo el país: en búsqueda de más espacio, las casas se están construyendo más grandes y con más comodidades.

Entre 2016 y 2019, las casas de nueva construcción fueron ligeramente más pequeñas. Pero, desde que llegó la pandemia en 2020, los metros cuadrados han aumentado: el año pasado, el promedio de las casas nuevas fue 2,561 pies cuadrados, el máximo desde 2015, cuando el promedio fue 2,689.

Esa diferencia de 128 pies cuadrados es el equivalente aproximado a un espacio de 11 por 11, o, como sucede, un pequeño dormitorio; y 46% de las casas nuevas tenían cuatro dormitorios el año pasado, lo que solo es superado por el 2015.

Por supuesto, los constructores no están poniendo más espacio solo en el dormitorio. Según NAHB, más casas nuevas tenían tres o más baños completos, así como garajes para tres autos o hasta más grandes, que en cualquier momento desde 2015: 34y 19%, respectivamente.

Aquí no hay una simple causa y efecto ocasionado por el COVID, me dijo la investigadora Rose Quint. Pero es en parte el caso. Otro ejemplo, dijo, es el hecho de que los patios ahora están estandarizados en casi dos tercios de todas las casas nuevas.

“No es una tendencia nueva: la demanda existe desde hace más de una década”, afirma. “Pero el COVID ciertamente la aceleró, porque la gente quiere pasar más tiempo al aire libre”.

Este año, los constructores dicen que van a da más importancia a otras características además de los baños y los dormitorios. Lo más probable es que los compradores vean más armarios empotrados, iluminación y ventanas energéticamente eficientes y cocinas mejor diseñadas. Otras características probables son techos de 9 pies en el primer piso, termostatos programables, porches delanteros y garajes para dos autos.

Curiosamente, las oficinas en casa no están en la lista de las 18 características que los constructores probablemente incluirán en sus productos en el futuro. Pero eso no es porque los compradores no los quieran; de hecho, según otra encuesta de NAHB, la enorme cantidad del 80% de los compradores de viviendas buscan casas con despacho en casa, y el 29% comprándolas con esta característica.

En consecuencia, la mayoría de los constructores probablemente ofrecerán espacio para oficinas en casa a quienes realmente las quieran y puedan pagarlas. “Muchos constructores las ofrecerán como opción”, dice Quint. “No todo el mundo puede permitirse tener una oficina en casa”.

Gran parte de la búsqueda de más espacio está impulsada por los compradores más jóvenes. Los mayores de 50 años suelen buscar viviendas más pequeñas. Los nacidos en la explosión demográfica de la posguerra (de 57 años en adelante) solo quieren 1,800 pies cuadrados, según le dijeron a NAHB. Pero los millennials (de 25 a 40 años) buscan 2,310 pies cuadrados en promedio. Además, optarían por un traslado al trabajo más largo antes que conformarse con una casa o un terreno más pequeño.

En el interior, el 74% de los millennials busca una oficina en casa, el 61% una habitación para hacer ejercicio y el 45% un dormitorio número cuatro. Entre sus características más buscadas están las siguientes: patio, lavadero, despensa, porche delantero, dos tarjas en la cocina y espacio para comer allí y un comedor separado.

Un amplio y verde patio trasero solía ser la única petición para el exterior, pero eso ya no es suficiente. Por eso, los arquitectos y diseñadores hacen de las instalaciones exteriores una prioridad, según la publicación del sector Professional Builder. La conexión con el exterior y el entretenimiento al aire libre ocupan un lugar destacado en la lista de los 10 principales impulsores del diseño, en una encuesta reciente hecha por New Home Trends Institute en colaboración con la revista.

Por consiguiente, es probable que los compradores de los nuevos ‘modelos de primavera’ encuentren, entre otras características, más terrazas en el tejado, puertas corredizas de cristal que van del suelo al techo, fogones o chimeneas, cocinas al aire libre y jacuzzis, sino es que piscinas enteras.

Lew Sichelman lleva más de 50 años trabajando en el sector inmobiliario. Es colaborador habitual de numerosas revistas de vivienda y publicaciones del sector inmobiliario y financiero. Los lectores pueden ponerse en contacto con él en lsichelman@aol.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.