Paper Girls: una gran aventura con identidad propia, que es mucho más que un clon de Stranger Things

·4  min de lectura
Paper Girls: una gran aventura con identidad propia, que es mucho más que un clon de Stranger Things
Paper Girls: una gran aventura con identidad propia, que es mucho más que un clon de Stranger Things - Créditos: @Anjali Pinto

Paper Girls (Estados Unidos/2022). Creadora: Stephany Folsom. Música: The Haxan Cloack. Elenco: Ali Wong, Riley Lai Nelet, Fina Strazza, Sofia Rosinsky, Camryn Jones, Nate Corddry. Disponible en: Amazon Prime Video. Nuestra opinión: buena.

A dos años de su anuncio, finalmente está disponible la primera temporada de Paper Girls, una serie que, de forma apresurada, podría considerarse “la Stranger Things de Amazon Prime Video”. Y si bien hay elementos en común, es indudable que esta nueva ficción propone un camino muy distinto que vale la pena descubrir.

Durante la madrugada de Halloween de 1988, una preadolescente de ascendencia china llamada Erin (Riley Lai Nelet), comienza su primer día de trabajo como canillita. Mientras reparte diarios por su vecindario, se cruza con un vecino racista que amenaza con golpearla, pero la aparición de otra joven de nombre KJ (Fina Strazza), salva la situación. Más experimentada en el rubro, ella le da a la novata algunos consejos y pronto ambas unen fuerzas con Mac (Sofia Rosinsky) y Tiffany (Camryn Jones), otras dos canillitas preadolescentes, que también trabajan durante las madrugadas. Ellas cuatro son muy distintas: Erin es tímida e introvertida, KJ elige callar las angustias que le significa ser hija de una familia acomodada, Tiffany es de carácter decidido, y Mac es dueña de una personalidad problemática, y aunque suele tener una actitud hostil, también es una suerte de líder natural.

A lo largo de la noche, mientras las cuatro intentan congeniar sus estilos y establecer una dinámica de trabajo en conjunto, terminan inexplicablemente viajando hacia el futuro, y cruzando sus caminos con la versión adulta de Erin. Sin saber con precisión qué sucedió, las protagonistas intentan volver a 1988, a medida que descubren algunas pistas que dan cuenta de una guerra entre dos grupos que manipulan el flujo del tiempo. De ese modo, las jóvenes heroínas deberán no solo volver a casa, sino también descubrir cuál es el rol de cada una en el marco de una guerra futurista que las supera por mucho.

Una imagen de la historieta, Paper Girls
Una imagen de la historieta, Paper Girls - Créditos: @Captura

Paper Girls se basa en la historieta homónima, publicada a lo largo de treinta números, entre 2015 y 2019. El cómic escrito por Brian K. Vaughan (guionista de Lost), y dibujado por Cliff Chiang, hace foco en la historia de estas cuatro niñas de 12 años que, un poco como en las aventuras del cine de los ochenta, son arrastradas hacia una épica que incluye viajes en el tiempo y otros elementos fantásticos.

Durante su publicación, Paper Girls no tardó demasiado en convertirse en un cómic de culto, capaz de unir popularidad y prestigio a través de un sólido grupo de fans y numerosos reconocimientos por parte de la industria. Y por ese motivo, su llegada al formato televisivo era cuestión de tiempo. Claro que en este traspaso, la showrunner Stephany Bolsom, potenció las virtudes de la imagen en movimiento, para darle a Paper Girls una razón de ser propia, que vaya más allá de la mera adaptación.

Paper Girls
Paper Girls

Resulta imposible no reparar en cierta nostalgia ochentosa que tiene esta serie, de colores flúor, melodías pop y bicicletas que se pierden en los típicos suburbios de Estados Unidos. Y es que hay símbolos que, por peso propio, son sinónimo sobre qué entendemos por ochentas en cine y televisión. Y Paper Girls es consciente de ese mecanismo que se construyó en la mente de millones de espectadores, a fuerza de ver mil veces títulos emblemáticos como E.T. o Volver al futuro. Pero lejos de quedarse reverenciando la estampita, esta ficción busca justamente romper ese molde y comprender que los ochenta, más que una estética, también puede ser una sensibilidad .

Varias reseñas definen a Paper Girls como la respuesta de Amazon Prime Video al boom de Stranger Things en Netflix, pero lo cierto es que esta propuesta toma un camino muy distinto, aunque el molde parezca similar. Mientras la saga de Once (Millie Bobby Brown) y su grupo usa los ochenta como marco, Paper Girls lo utiliza como un trampolín que solo sirve para detonar la trama. Porque el verdadero foco del relato tiene que ver con el vínculo entre las protagonistas y su forma de asimilar eso que sucede a su alrededor.

A lo largo de esta temporada inicial de ocho episodios, la trama profundiza en el grupo de heroínas, en sus temores y en esa amistad que se teje de manera apresurada, como respuesta a la necesidad de establecer un frente común para así sobrevivir en ese terreno insólito que es el futuro (propio) . En una escena, Erin le pregunta a su yo de treinta y pico si está casada, y la respuesta que recibe le provoca una ligera decepción. Entonces quizá ya no importa tanto derrotar a esos soldados del tiempo, ni salir indemnes de esa guerra imposible entre dos facciones de ciencia ficción, sino construir un mejor futuro personal, apoyarse en las amigas y forjar un lazo que el tiempo no pueda destruir. Y Erin, Tiffany, Mac, KJ y esa amistad tan de películas de los ochenta, con aires a Los Goonies o a La historia sin fin, es el verdadero corazón de este relato que engancha más desde la evolución de sus personajes que desde sus elementos fantásticos.