Paris Jackson habla abiertamente de lo que quiere hacer en la vida


Y no, al parecer no es desfilar para grandes firmas ni protagonizar las portadas más importantes. 

Su salto a la escena pública fue como el de la mayoría de 'hijos de': a través de las redes sociales. La nueva generación de famosos, muchos de ellos nacidos ya en Hollywood, han encontrado en Instagram su lugar para darse a conocer, compartir sus inquietudes y, sobre todo, expresarse por encima de sus apellidos y su ADN. La mayoría de ellos ya han protagonizado desfiles de Dolce & Gabbana, han consolidado su carrera como modelos y actores o han dado sus primeros saltos a la música. 

Paris Jackson cumple casi todos esos parámetros, aunque, algo nos dice que ella es diferente. Su primer trabajo en el 'mundillo' fue de la mano de Karl Lagerfeld, que la escogió para protagonizar una campaña de Chanel, vestida de blanco delante de la Torre Eiffel. Desde aquel momento, no ha habido evento, alfombra roja, o fiesta a la que haya faltado la hija del pop. Sin embargo, según sus últimas declaraciones para la edición estadounidense de Teen Vogue, parece que ser modelo (al menos tal y como conocemos la profesión) no está entre sus pretensiones.

Paris Jackson asegura que le costó mucho salir a la escena pública, ya que no se sentía preparada ni le asustaba ese mundo, pero vio que su situación era favorable con respecto a la mayoría de jóvenes, y pensó que podía aprovechar esa influencia e impacto para hacer cosas positivas. A Paris le interesa la música, por supuesto, es lo que le hace sentir bien; pero también le importan otros temas como los animales o el cambio climático, cuestiones con las que se siente muy involucrada: "Si nos quedamos callados, es más fácil que nos ignoren. Tenemos que obligar al gobierno a que nos escuche. Creo que las redes sociales son un buen sitio para empezar, para crear un movimiento. ¿Me entiendes", cuenta Paris Jackson en la entrevista. 

Está claro que Paris es de ese tipo de jóvenes que marcan la diferencia, y su futuro se desmarca bastante de las pasarelas, el lujo y los excesos. "Mucha gente ahora mismo se centra en los zapatos que lleva esa persona, el diseñador que firma su bolso, el tipo de coche que conducen, o si repiten con el mismo look más de una vez. Yo quiero usar mi plataforma para algo más que eso. Quiero hacer algo realmente diferente. Así que todo lo que hago (la actuación, el modelaje) es para hacer crecer mi plataforma y poder usar mi voz para las cosas que realmente importan".