Pekín cierra el Universal Resort y Wuhan confina un distrito por el COVID

·2  min de lectura
Imagen de archivo de turistas tomándose fotos en el parque temático Universal Resort de Pekín, China.

PEKÍN, 26 oct (Reuters) - El parque de atracciones Universal Resort de Pekín cerró el miércoles por medidas de prevención contra el COVID-19 y las ciudades de Wuhan y Guangzhou cerraron algunos distritos, en un momento en que los casos están aumentando en China pese a su dura política antivirus.

El parque temático no indicó cuándo reabrirá, pero dijo que reembolsará o reprogramará las entradas.

"Seguiremos evaluando el impacto en las operaciones y nos esforzaremos por reanudarlas lo antes posible", dijo en la plataforma de redes sociales Weibo.

El parque temático es propiedad en un 30% de Universal Parks & Resorts, de Comcast Corp, y en un 70% de la empresa estatal Beijing Shouhuan Cultural Tourism Investment.

Pekín, que cuenta con algunas de las barreras de entrada más estrictas contra el COVID en China, está viviendo un aumento de las infecciones tras las vacaciones nacionales de la Semana Dorada a principios de mes.

El 25 de octubre, la ciudad notificó 19 casos sintomáticos y una infección asintomática, mientras que el país en su conjunto notificó un total de 1.407 nuevos casos, el mayor recuento en 12 días.

Wuhan, donde surgió el nuevo coronavirus hace casi tres años, cerró su distrito de Hanyang tras un pico de casos. Entre el 26 y el 30 de octubre, los más de 800.000 habitantes del distrito recibieron la orden de permanecer en casa, ya que los servicios eran limitados en todos los sectores, según informaron las autoridades en un comunicado.

La ciudad de Guangzhou, que informó el martes de 27 nuevos casos locales sintomáticos y 46 asintomáticos, clasificó otros cinco de sus distritos como de alto riesgo: Huangpu, Nansha, Panyu, Yuexiu y Conghua. La metrópoli y centro manufacturero sureño ya había suspendido las actividades sociales cotidianas y convocado pruebas masivas en los distritos de Haizhu y Baiyun.

(Reporte de la redacción de Pekín; escrito por Liz Lee y Bernard Orr; editado en español por Carlos Serrano)