Expediente Warren hizo que en España la taquilla creciera un 80%

·4  min de lectura

A 15 meses del cierre inicial de los cines ante el estado de alarma, la taquilla española por fin comienza a ver la luz al final del túnel. Ha sido un año difícil para el cine tradicional que ha llegado a temer por su supervivencia debido el arraigo inevitable del streaming en nuestras vidas. Sin embargo, la industria ya tiene a su primera salvadora. Una película que llega al rescate en el momento justo, sirviendo de entrante para un verano cargado de estrenos que nos invitarán a saciar el hambre cinéfilo de una vez por todas.

Y esa salvadora no es otra que Expediente Warren: obligado por el demonio, la octava entrega del Universo Warren que sirve como tercera parte de la saga principal.

© 2021 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved.
© 2021 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved.

La nueva secuela basada en otro de los casos investigados por los expertos paranormales Ed y Lorraine Warren aterrizó en cines de España el pasado viernes, y al igual que sus antecesoras ha conseguido captar a los espectadores después de tantos meses viviendo una taquilla en horas bajas.

Expediente Warren: obligado por el demonio relata el caso de Arne Johnson, un joven que en 1981 intentó basar su defensa de asesinato en haber estado poseído al momento de cometer el crimen. La pareja de especialistas paranormales estuvo implicada en los exorcismos previos al asesinato, siendo testigos supuestamente del momento en que el joven recibía al espíritu maligno en su cuerpo. Ellos siempre defendieron la inocencia de Arne, aunque la justicia no pensó lo mismo, desestimando la defensa paranormal y condenándolo a cumplir una condena de entre 10 y 20 años, aunque fue liberado antes por buena conducta.

La película ha sido todo un soplo de aire fresco para la taquilla nacional coronándose como el mejor estreno del año, logrando que la recaudación española crezca en más de un 80% respecto al fin de semana anterior. Es más, según Comscore -la empresa que se dedica a recopilar los datos de taquilla-, las salas han recibido más de 440.000 espectadores a lo largo del primer fin de semana de junio, marcando el primer récord del año.

Más allá de que España sea un país con debilidad para el género de terror, este logro evidencia dos detalles importantes. Por un lado, que para el Universo Warren no hay pandemia que valga. La saga gusta al público, incluso cuando las críticas han sido cada vez menos favorables. Expediente Warren: obligado por el demonio es la entrega menos efectiva de las tres películas que componen la saga principal, perdiendo originalidad en la creación de sus sustos y repitiendo muchos clichés del género de posesiones. Además, la cinta comete el error de ensalzar demasiado a sus protagonistas, retocando la verdad del caso hasta el punto de resultar engañosa. Pero al público nada de eso le importa. La saga Warren se ha convertido en un producto en sí mismo que capta a su audiencia sin importar lo que digan las críticas. 

Y prueba de ello son sus resultados de taquilla. En España mismo, la primera entrega de Expediente Warren logró cosechar 6 millones de euros en 2013, mientras que la segunda parte El caso Enfield superó los 6.27 millones tres años más tarde. Y sus spin off’s no se quedaron atrás: Annabelle Creation hizo 5 millones, La monja logró cosechar más de 10 millones y La llorona otros 4.2 millones. “¿Y esto es mucho para España?” se preguntarán algunos. Y la respuesta es que sí. Por ejemplo, otro fenómeno reciente del género como Un lugar tranquilo se tuvo que conformar con 2.7 millones en la taquilla española, mientras la nominada al Óscar Déjame salir hizo 4.2 millones y Verónica de Paco Plaza llegaba a los 3.49 millones de euros.

Pero el éxito de Expediente Warren: obligado por el demonio no solo se dio en España. La película también arrasó en EEUU, donde logró superar los 24 millones de dólares al largo del último fin de semana, alcanzando una recaudación mundial de $57 millones.

Sin dudas, lo que ha conseguido Expediente Warren 3 es abrir las puertas al resto de estrenos que seguirán su estela. En resumen, el éxito de una saga asentada, las ganas de volver al cine y el auge del género de terror han servido como ingredientes infalibles para devolver al público a las salas de cine. Ahora la antorcha pasará a otra secuela del género, Un lugar tranquilo 2 (11 de junio), la nueva adaptación del musical En un barrio de Nueva York (18 de junio), Fast & Furious 9 (2 de julio) y Viuda Negra (9 de julio) entre otras.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.