Periodista dominicana hace mascarillas de tela para regalar al personal de los hospitales

Yolaine Díaz
Periodista dominicana hace mascarillas de tela para regalar al personal de los hospitales

En medio de situaciones como las que estamos viviendo con el coronavirus que ponen a prueba la fuerza y determinación del ser humano, también es hermoso ver cómo todo se unen para transmitir una esperanza, pero sobretodo para ayudar a quiénes más lo necesitan. Por ejemplo, hemos visto como en muchos hospitales se encuentran en aprietos porque sus materiales de protección se han acabado. Por eso son muchas las marcas y diseñadores que en este momento están trabajando para proveer estos materiales a los doctores y enfermeras de países como Italia, España y Estados Unidos. Pero para nuestra suerte no solo ellos están aportando su granito de arena en medio de esta crisis, sino también individuos que decidieron no quedarse con los brazos cruzados como Cenia Beltré, quien da un ejemplo de solidaridad.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La periodista dominicana ha aprovechado la cuarentena para echarle una mano a tantos profesionales de la salud haciendo mascarillas de manera artesanal usando tela con colores y estampados llamativos, también un elástico para sostenerlas. La idea es que el personal de los hospitales usen estas mascarillas, que se pueden lavar, encima de las desechables para que así prolonguen su uso.

Captura de video/Un nuevo día

captura de video/Un nuevo día

“Yo aprendí a cocer desde niña. Mi madre me enseñó. Así que para mi fue una reacción natural cuando escuché en televisión que había unos escases sobretodo de mascarillas y guantes”, contó Beltré durante una entrevista con Un nuevo día (Telemundo) desde su casa en Nueva Jersey. “Compré los materiales y comencé a hacer las mascarillas. Al principio las hice con un material diferente y estaba dispuesta a repartirla localmente. Eso era lo que tenía pensado, ir a los supermercados”.

Sin embargo, la periodista tenía temor de que la gente podría rechazar sus mascarillas, que están fabricadas con dos capas para mayor protección, pensando que no eran seguras o que podrían estar contaminadas, pero ese pensamiento no la detuvo eso y usando su propio dinero siguió haciéndolas junto a su hermana. Cuando están lista, Beltré se las entrega a una amiga quien se encarga de distribuirlas en los hospitales.

“La primera entrega que le hicimos fue de 160 [mascarillas]”, dijo. “Estas son unas 50 que terminamos anoche. A medida que necesiten ahí estaremos”.

Bravo Cenia. Necesitamos más gente como tú.