Pesce culpó a la guerra por la inflación, pero afirmó que se desacelerará

·4  min de lectura
El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, durante el anuncio de las nuevas regulaciones
El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, durante el anuncio de las nuevas regulaciones

El presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, afirmó que la aceleración de la inflación en la Argentina se debe al aumento de la cotización internacional de las commodities por la guerra en Ucrania y a que ese aumento de los precios genera un conflicto en la distribución del ingreso. Anticipó una desaceleración “persistente” del índice en los próximos meses.

Ganancias: quiénes quedan excluidos del alivio fiscal anunciado por el Gobierno

“Este año hemos tenido shocks de precios de commodities, especialmente de alimentos y energía, y esto ha sacudido los precios relativos acelerando la inflación”, expresó el funcionario. Y agregó: “La inflación expresa que el sistema de precios relativos tiene un conflicto en la distribución del ingreso”.

Pesce dijo que las políticas oficiales para mitigar la inflación son varias. “No solo sentarse a esperar”, comentó en una entrevista en Radio Con Vos. A la hora de señalar algunas eligió curiosamente las que no parten de la entidad que preside: Precios Cuidados y el fideicomiso del trigo.

Asimismo, bajo la aclaración de que el BCRA no puede hacer pronósticos sobre la base de cifras, señaló que la inflación se va a desacelerar y que varios analistas privados ya están previendo eso. “Será un descenso persistente y paulatino”, remarcó.

Pesce relativiza el impacto en la inflación de la política monetaria que lleva a cabo el BCRA. “En los países centrales y en muchos de la región, la relación entre el crédito al sector privado y el producto está en el 100%, 60%, 40%, por eso la suba de la tasa de interés ahí tiene impacto sobre la inflación, porque afecta la demanda agregada y el costo del consumo y de la inversión. En nuestro país, esa ratio está en el 8% así que los efectos son relativos”, dijo.

Sin embargo, analistas consultados opinaron que el BCRA, si bien no es el único responsable de la inflación, es el actor más importante. Mario Blejer, expresidente del BCRA, explicó que la elevada emisión monetaria para financiar el déficit fiscal es la gran culpable de la suba de precios. “La monetización del déficit es lo que agrava la situación inflacionaria, que no está descontrolada, pero es muy alta”, opinó el economista, que estuvo al frente de esa entidad en 2002, durante el gobierno de Eduardo Duhalde.

¿Qué podría hacer entonces el Central? “Debería mantener la base monetaria acorde con la demanda, para evitar el exceso de pesos en la plaza. Hoy, lo que provoca con su accionar es un exceso de expansión monetaria, que claramente produce inflación. Por el lado de la tasa de interés, podría subirla un poco más, pero no podría subirla todo lo que se necesita para que la gente apueste por el peso”, destacó.

Para Blejer, está claro, de todos modos, que el BCRA queda como el gran responsable, pero no tiene un alto grado de libertad. “Lo que hace es lo que puede. No hay muchas alternativas para el financiamiento fiscal, por la falta de divisas y porque el mercado interno está poco desarrollado. El BCRA compra bonos del Estado e interviene en el mercado de cambios para evitar una devaluación mayor, pero no tiene muchas otras opciones”, dijo.

Miguel Kiguel, director de la consultora Econviews, opinó que puede haber un poco de inflación importada, tal como dijo Pesce, pero agregó que en el caso argentino el nivel de la suba de precios hace que sea muy difícil explicarlo solo por esa variable. “En Brasil o EE.UU, la inflación subió cuatro puntos debido al escenario internacional, pero acá está en niveles superiores a 60%”, indicó.

Kiguel dijo que está claro que para el BCRA sólo es muy difícil parar una inflación de este tipo, ya que hace falta una política integral, acompañada de algunas medidas que lidien con la inercia inflacionaria (evitar la indexación de los contratos, de los precios, de los salarios, algo que es muy complejo). “De todos modos, según lo que hacen otros en el mundo, en el ínterin, el BCRA puede subir la tasa de interés para ubicarla por encima de la inflación. Acá se subió del 38% al 47%, pero eso alcanzaría para una inflación del 4% mensual y hoy estamos en el 6%. Debería ser 60% anual”.

“El BCRA recibe presión de financiar al Tesoro y hoy lo que necesita el Gobierno es cumplir con las metas con el Fondo y hacerlo con convicción. Eso ayudaría a descomprimir. Pero, daría la impresión de que están más preocupados por subir el déficit que por bajarlo”, afirmó Daniel Artana, director de FIEL.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.