Petit Grand Hotel: un streaming con la impronta de Hugo Midón y Carlos Gianni

·6  min de lectura
Flavia Pereda es la recepcionista de Le Petit Grand Hotel
Flavia Pereda es la recepcionista de Le Petit Grand Hotel

Vivimos un año comunicándonos por pantallas, cada uno desde su burbuja “compartimentalizada”. Pero ello no significa que no haya también allí interacción, emociones, momentos de humor y de suspenso. Esta realidad se ve reflejada en Le Petit Grand Hotel en una dramaturgia que no solo la replica en su formato de llegada por streaming, sino también en la trama que desarrolla, en los modos de relación de sus personajes.

“La estética del streaming no viene a reemplazar nada, viene a convivir”, dice Marcelo Bellagamba, autor y director del musical que –casi se adivina desde el título- está pensado para grandes y chicos, para compartir en la convivencia recargada de los tiempos de pandemia. “Como cuando éramos chicos y nos reuníamos todos, desde la abuela hasta los nietos, frente al primer televisor, incluso venían los vecinos”. Bellagamba rescata el recuerdo para resaltar que hoy, con un solo acceso para el streaming, también se puede juntar frente a la pantalla un público de edades heterogéneas.

En el musical, un gerente de hotel convoca desde su escritorio al personal que debe reinaugurar el establecimiento, transmite sus órdenes por teléfono y por Zoom a recepción, cocina, sala de máquinas y vigilancia. En cada uno de estos departamentos sus responsables se enfrentan a desafíos aparentemente cotidianos con una lógica clownesca animada por canciones en las que resuenan aires “midonianos”.

Cada uno en su pantalla, los actores y músicos de Le Petit Grand Hotel.
Cada uno en su pantalla, los actores y músicos de Le Petit Grand Hotel.


Cada uno en su pantalla, los actores y músicos de Le Petit Grand Hotel.

Dos temas musicales de la obra son incluso de autoría de Hugo Midón y Carlos Gianni, resignificados en la nueva historia. Pero hay más que eso: entre los protagonistas se cuentan Carlos March, Diego Reinhold, Omar Calicchio, Ana María Cores, Gustavo Monje, Flavia Pereda, Belén Conte, Giselle Pessacq... y el mismísimo Carlos Gianni, haciendo del músico que es, con alguna vuelta de tuerca. Una especie de dream team de las obras de Midón, pero ahora en un lenguaje que suma condicionamientos y potencialidades de los tiempos que corren.

Bellagamba tiene una trayectoria que explica esta fusión entre la inspiración del gran maestro de la comedia musical y la incursión en nuevos formatos. En los años 80, cuando formó una compañía de teatro para chicos en su Tucumán natal, tomó un primer contacto con la obra de Midón. “Solía venir con mi compañero de elenco en autobús a ver Vivitos y Coleando, de Midón y Gianni, y terminada la función nos subíamos de nuevo al autobús y volvíamos a Tucumán”. Con el tiempo entabló una relación que perduró con el equipo de Midón más allá de su muerte, acaecida en 2011. No le costó mucho entonces a Bellagamba convocar para Le Petit Grand Hotel a quienes brillaron en Locos Recuerdos, Stan & Oliver y otras obras de la dupla Midón-Gianni.

“Hay cosas que no se pueden disimular. Cuando me dicen que notan en la obra un espíritu midoniano, para mí es un halago, más allá de que cada uno va buscando su discurso personal. Es la estética preciosa de los musicales, de la dramatización que concluye en una canción”, dice Bellagamba, que se volvó en su vida profesional decididamente a la música. Radicado hace tiempo en España, fue allí asistente de grabación de Pablo Milanés, Luis Eduardo Aute, Martirio y Concha Buika, entre muchos otros.

Ana María Cores, una musa inspiradora.
Ana María Cores, una musa inspiradora.


Ana María Cores, una musa inspiradora.

Para Carlos Gianni, esa experiencia musical es una de las claves para el logro del particular ensamble de edición de imágenes de Le Petit Grand Hotel. “Creo cada vez más que cuando se trata de un musical filmado la edición de video la tiene que hacer un músico, que es quien va a interpretar perfectamente dónde va cada uno de los momentos de imagen y de música”, afirma Gianni aludiendo a la polifonía visual de pantallas divididas o en secuencia de cortes, en contrapunto con la banda sonora, en el musical de Bellagamba. La edición de imagen se convierte así en una especie de composición o dirección orquestal.

Marcelo Bellagamba, admirador de Hugo Midón y Carlos Gianni y, a su vez, creador de Petit Grand Hotel
Vivian Ribeiro


Marcelo Bellagamba, admirador de Hugo Midón y Carlos Gianni y, a su vez, creador de Petit Grand Hotel (Vivian Ribeiro/)

Marcelo Bellagamba tiene también un historial que vincula el teatro con los hoteles. En Tucumán estrenó su primera obra, Yo no soy ningún payaso, en la sala teatral del Hotel Metropol. Expulsado por el corralito de la Argentina del 2001, pasó varios años tocando el piano en el señorial Hotel Ritz de Madrid. “Como pianista de hotel vas viendo lo que se desarrolla entre los pasajeros a tu alrededor, como si fuera en una gran pantalla de televisión. Con un camarero amigo observábamos y tratábamos de adivinar la trama de esas escenas reales. Y yo buscaba musicalizar al piano las historias que imaginábamos.” Así surgió tiempo después una obra performática que estrenó en 2015 en el mismo Ritz. llamada Le Petit Grand Hotel. Ahora, con los hoteles prácticamente sin pasajeros, grabó en Buenos Aires, con el mismo nombre pero nuevo contenido el musical, que se puede ver por streaming en la plataforma Amma.

Parte de las filmaciones se realizaron en el ya mítico Hotel Bauen en los días previos al fin de la gestión cooperativa del mismo. Alguna imagen muestra al pasar incluso el acceso a la sala teatral que se había restaurado justo antes de la pandemia en el hotel de Callao y Corrientes y que terminó siendo desmontado sin llegar a reinaugurarse. Otras escenas simulan situarse en el hotel, aunque fueron filmadas en otros ámbitos, en gran parte por los mismos actores en sus casas con teléfonos celulares y luego ensambladas en la edición.

Diego Reinhold destaca las resonancias midonianas en Le Petit Grand Hotel.
Diego Reinhold destaca las resonancias midonianas en Le Petit Grand Hotel.


Diego Reinhold destaca las resonancias midonianas en Le Petit Grand Hotel.

Diego Reinhold por ejemplo ya había acumulado experiencia de filmarse con el móvil durante la pandemia, en una serie subida a Instagram. También él destaca la “magia de la edición” en Le Petit Grand Hotel, a la vez que rescata que retome “ese sabor, ese eco y resonancia” de la obra de Midón, a la que caracteriza como algo litúrgica en su combinación de humor sutil y espíritu crítico. “A Midón se lo extraña mucho, su ausencia se nota porque era muy necesario para la cultura”, agrega Reinhold. “Esta obra me vuelve a vincular de alguna manera con todo ese mundo”.

También los temas musicales fueron grabados con cada intérprete por separado, siguiendo los protocolos estrictos aún vigentes en el momento de la realización de la obra. El saxo de Bernardo Baraj y el bajo de César Franov, al igual que todos los demás aportes instrumentales, fueron ensamblados en el estudio de grabación con cada una de las voces de los actores.

Presentados los personajes del hotel, con el músico huésped en la habitación 440 –la frecuencia del la, nota de referencia para la afinación, y también el nombre real de la productora de Carlos Gianni-, que hace casi surgir del teclado de su piano a la inspiradora y algo misteriosa musa que interpreta la siempre espléndida Ana María Cores, queda en el aire la incógnita por cómo sigue esta historia. Bellagamba asegura que ya está escribiendo nuevos episodios, incluyendo escenas de precuela. Sólo tendrá que buscar otro hotel como escenario.

Omar Calicchio, protagonista de Stan & Oliver, también en Le Petit Grand Hotel
Omar Calicchio, protagonista de Stan & Oliver, también en Le Petit Grand Hotel


Omar Calicchio, protagonista de Stan & Oliver, también en Le Petit Grand Hotel

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.