Lo que piensa Maite Perroni del amor, el matrimonio y los hijos

·2  min de lectura

Mezcalent

Maite Perroni ya no es la misma de antes. Desde que asumiera el personaje de Adriana Romero en la serie El juego de las llaves, la actriz ha cambiado su forma de pensar sobre el amor, el matrimonio y los hijos.

"Una cosa muy interesante de este proyecto es que no da una postura acerca de qué es lo que funciona en una relación, yo misma tras hacer esto he preguntado ¿qué es el amor? ¿cómo funciona? y ¿qué se necesita para tener una relación 'exitosa', no he llegado a la respuesta de estas preguntas pero está bien que se pongan estos temas sobre la mesa. Creo que el concepto que tenía sobre amor y las relaciones ha cambiado y seguirá cambiando", dijo la mexicana en entrevista con El Universal.

Mezcalent

En dicha serie, Perroni personifica a una ama de casa profesional, con una hija adolescente, que lleva años con su esposo y que decide participar en El juego de las llaves, una actividad que consiste en el intercambio de parejas.

"Lo que le pasa a algunos de los personajes no tiene que ver con que hayan jugado en El juego de las llaves, sino no ser honestos y sinceros unos con otros. Ya que como la misma serie para otros personajes, el participar en este juego, vino a darles un nuevo aire a su relación. Ese creo que es la moraleja, sea la manera en la que se desee vivir una relación, creo que siempre debe existir comunicación, todo tiene que ser de común acuerdo y llevarlo con honestidad, cosas que también se deben de hacer en una relación más tradicional", sostuvo.

Mezcalent Maite Perroni

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La actriz, quien en mayo puso fin a 7 años de relación con Koko Stambuk, su situación en la vida real no es similar a la de su personaje, ni cree que pueda por el momento tener relaciones abiertas, aunque no es algo que deba dar por hecho.

"Por mi personalidad, no creo que pueda hacer algo como un intercambio de parejas, obvio uno no debe decir 'nunca haré esto', pero hasta ahora no es algo que yo considere", apuntó.

"Lo que sí ha cambiado es mi idea sobre el matrimonio, la pareja y los hijos, antes si era algo muy importante y hoy es algo que no me quita el sueño. Si pasa, bienvenido y si no, pues tampoco pasa nada, hoy tengo un desarrollo profesional que quisiera seguir alimentando, hacer tantas cosas a nivel espiritual y laboral, ahí está mi prioridad", sostuvo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.