Pink valora el 'apoyo' que están recibiendo las víctimas de las agresiones sexuales de Harvey Weinstein

Pink durante un concierto reciente

La cantante Pink siempre ha personificado ese arquetipo de mujer fuerte e independiente que siempre se ha valido por sí misma para navegar por las turbulentas aguas de la industria musical, por lo que no debería resultar sorprendente que ahora haya querido reflexionar abiertamente sobre el impacto que en la cultura popular ha dejado la revelación sobre las denigrantes prácticas sexuales del productor Harvey Weinstein, pero en su caso desde un enfoque positivo que invite a la esperanza.

"Lo único de lo que me alegra de todo esto es el rayo de esperanza que surge ahora que todas las mujeres se están apoyando las unas a las otras y alzan la voz para defender a las demás. Creo que es lo único bello de este trauma. No quiero sonar pedante, pero sí que creo que las cosas van a cambiar. La verdad siempre sale a la luz, lo cual me agrada", ha explicado la intérprete a E! News.

Teniendo en cuenta que la estrella del pop se destacó desde sus inicios por su negativa a amoldarse a las normas no escritas que se desprenden del mundo de la música comercial, es lógico que Pink reconozca no haber sido nunca testigo, ni víctima, de cualquier forma de intimidación o acoso por parte de aquellos ejecutivos que se creen en una posición dominante o privilegiada.

"Por lo genera solo me gusta hablar de las experiencias que yo he tenido, que nada tienen que ver con este caso. Pero siendo sincera, creo en la justicia y en el valor de la verdad. Jamás me he visto en una situación como la de las víctimas de Harvey Weinstein. No sé lo que se siente en un contexto así y tampoco sabría cómo habría reaccionado si alguna vez me hubiera encontrado en esa tesitura", ha admitido.