Pippa Middleton llegará a su boda en un coche de caballos

Pippa Middleton

Pese a que la auténtica princesa de su familia sea la duquesa Catalina de Cambridge, todo apunta a que el enlace de su hermana Pippa este próximo sábado será propio de un cuento de hadas sin importar que ninguno de los novios tenga sangre azul.

La menor de las Middleton hará sin duda una entrada memorable en la iglesia de St Mark en Englefield, en la que le dará el 'sí quiero' a su prometido James Matthews, ya que recorrerá los diez kilómetros que separan su casa familiar en Bucklebury de la pequeña parroquia en una carroza tirada por caballos.

"He escuchado de alguien fiable que Pippa viajará en carruaje de Bucklebury a la iglesia de Englefield, como una princesa. Al dueño de un establo le han dicho que Pippa irá en carruaje a la iglesia", ha comentado una fuente al diario The Sun.

De esta manera, la futura novia se acerca un poco más al objetivo de conseguir protagonizar una boda que nada tenga que envidiar a la de su hermana mayor, quien hace seis años llegó en una impresionante carroza abierta a la abadía de Westminster para contraer matrimonio con el nieto de Isabel II.

El fasto y el sinfín de miembros de la aristocracia y la realeza que se darán cita en el enlace de Pippa hacen prever una gran afluencia de curiosos este sábado, pero sin duda el personaje más esperado es la actriz Meghan Markle. Desde que se conociera la asistencia de la novia del príncipe Enrique las medidas de seguridad entorno a la pequeña localidad de Englefield han tenido que ser reforzadas.

"Un oficial ha contado a los habitantes del pueblo que desde el anuncio de que Meghan vendría a la boda, la presencia de la policía ha tenido que reforzarse. Las medidas de seguridad ya se pueden apreciar en el pueblo y la policía ha dicho que habrá diferentes niveles de alerta por el interés mediático que despierta Meghan y su relación con el príncipe Enrique. Atrae a los medios internacionales y ya hay varios equipos de cámaras de otros países en el pueblo. Puede que mucha gente venga solo por ella", ha revelado la misma fuente.

A tan solo un día del esperado enlace, los detalles sobre el evento siguen filtrándose con cuentagotas. Uno de los que más atención ha recibido es la instalación de baños portátiles de lujo -valorados en unas 6.000 libras (7.776 dólares)- en la propiedad de los padres de la novia, donde se celebrará el convite, para que los invitados puedan refrescarse como si estuvieran en un hotel de cinco estrellas. Los aseos cuentan con lavamanos de porcelana, espejos de cuerpo entero y acabados en roble, que combinados consiguen un resultado de primera calidad y respetuoso además con el medioambiente.