Los piqueteros no fueron recibidos por Sergio Massa y amenazan con acampar en Plaza de Mayo

·2  min de lectura
Una columna decidió trasladarse a las puertas del Ministerio del Desarrollo Social, sobre la avenida 9 de Julio
Una columna decidió trasladarse a las puertas del Ministerio del Desarrollo Social, sobre la avenida 9 de Julio

Una nueva jornada de protestas piqueteras tiene lugar este miércoles en el centro de la ciudad de Buenos Aires. Con reclamos dirigidos directamente a Sergio Massa, las organizaciones sociales de izquierda nucleadas en la Unidad Piquetera no fueron recibidos por el ministro de Economía y amenazan con acampar en Plaza de Mayo si no obtienen respuestas por parte de los funcionarios del Palacio de Hacienda.

Los representantes de las agrupaciones que desde temprano confluyeron frente a Casa Rosada, fueron recibidos pasadas las 14 por el director de asuntos institucionales de la cartera económica, pero indicaron que no obtuvieron respuestas a los reclamos. Por esa razón, una columna decidió trasladarse a las puertas del Ministerio del Desarrollo Social, sobre la avenida 9 de Julio, donde ahora piden una reunión con el ministro Juan Zabaleta.

Políticos, empresarios, fiscales y una “amante”: uno por uno, los apuntados por Elisa Carrió

“Pasada una semana de la asunción de Massa como superministro, no hay una sola medida para aquellos que somos los mas afectados por el ajuste”, sostuvieron desde el Polo Obrero, la organización encabezada por el dirigente Eduardo Belliboni, que acusan al ministro de que tener “superpoderes” solo para “aplicar una política de ajuste al servicio del pacto con el FMI y el enriquecimiento de la clase empresarial”.

Marcha piquetera en Plaza de Mayo
Marcha piquetera en Plaza de Mayo

En ese sentido, los referentes piqueteros aseguran que tanto Massa como antes Martín Guzmán y Silvina Batakis, “solo le hablan a los bancos y a los mercados”. Y recordaron que mañana se anunciará “una inflación escandalosa”, al vaticinar que el porcentaje de la suba de precios en alimentos “superara los dos dígitos”.

“Eso bajara a la línea de pobreza a más del 50% de la población trabajadora. El ajuste esta llegando a los compañeros que están desocupados y ni siquiera tienen un programa social que los ayude a poner un plato de comida en la mesa”, alertaron.

Para la Cancillería, Venezuela, Nicaragua y Cuba “son países democráticos”

La Unidad Piquetera solicita una actualización en los montos de los programas como el Potenciar Trabajo y la Tarjeta Alimentar, un incremento del salario mínimo y un bono de emergencia de $20.000. Además, reclaman más comida para los comedores y merenderos populares, y exigen “que se cumpla con la entrega de las herramientas y maquinarias prometidas para más de tres mil emprendimientos”.