Plazo fijo tradicional versus UVA: cuál será la opción ganadora en los próximos meses

·6  min de lectura

Luego de que se conoció la suba de las tasas de interés de mayo para los plazos fijos tradicionales, y tras la salida a la luz de la alta cifra de inflación mensual, se desató el debate entre los ahorristas respecto a si es conveniente volcarse a ese instrumento de ahorro, o si sigue siendo más conveniente el plazo fijo UVA, que es el que ajusta por el índice de precios de la economía.

Es que ahora los rendimientos de los depósitos a un mínimo de 30 días brindan 48% de tasa nominal anual (TNA), unos 200 puntos básicos más respecto al 46% previo. Este porcentaje representa una renta de 4% mensual.

Esta cifra que paga el plazo fijo tradicional pierde frente al último dato oficial del índice de Precios al Consumidor (IPC), que fue de una suba de 6% en abril.

Por lo tanto, con estas diferencias notorias, muchos ahorristas se preguntan si seguirá conviniendo estar posicionado en el plazo fijo UVA, que es el que brinda una renta similar al nivel de inflación registrado en los últimos 45 días a la fecha de la colocación más 1% de premio.

O bien, si es momento de volcarse a los depósitos tradicionales, luego de la reciente suba de tasas de interés y con la esperanza que se moderen los precios de la economía en los próximos meses.

La tasa mensual que ahora ofrece un plazo fijo tradicional todavía queda por debajo de lo que brinda el plazo fijo UVA.
La tasa mensual que ahora ofrece un plazo fijo tradicional todavía queda por debajo de lo que brinda el plazo fijo UVA.

La tasa mensual de 4% que ahora ofrece un plazo fijo tradicional todavía queda por debajo del 6% que brinda este mes el plazo fijo UVA.

¿Es el momento del plazo fijo tradicional?

Según el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), publicado por el BCRA días atrás, los economistas esperan una inflación de 4,4% para mayo. Y para los meses siguientes una desaceleración de los precios para llegar a 4,2% en junio y 3,9% en julio.

Con este panorama, los plazos fijos UVA, cuyo período de encaje mínimo es de 90 días, estarían brindando una tasa mensual del 6,3% tomando el período de mayo y junio, y en junio sólo caería a un equivalente de 5,17%.

Un nivel que supera el 4% mensual ofrecido por el plazo fijo tradicional.

"En primera instancia, estos rendimientos de plazo fijo tradicional se ubican por debajo de las expectativas de inflación, desde las proyecciones optimistas del REM y más aún frente a las pesimistas, si se consideren las expectativas de constituir una colocación ahora en mayo o en el mes que viene", dice a iProfesional Andrés Méndez, director de AMF Economía.

Sobre todo, si se tienen en cuenta las estimaciones pesimistas respecto a que puede haber una inflación mensual de 5% en mayo y junio.

"Los rendimientos de un plazo fijo UVA tenderán a superar con cierta holgura a las estimaciones más pesimistas de inflación. Incluso, si la evolución de los precios internos tiende a desacelerarse frente a los altos registros de marzo y abril, estas colocaciones ajustables por inflación comienzan a captar ahora los aumentos registrados en abril, garantizando un 6,26% en los 30 días que medien hasta mitad de junio", resume Méndez a iProfesional.

A la hora de comparar los rendimientos estimados para los plazos fijos UVA y tradicional para los próximos 12 meses, se equiparan
A la hora de comparar los rendimientos estimados para los plazos fijos UVA y tradicional para los próximos 12 meses, se equiparan

Los rendimientos estimados para los plazos fijos UVA y tradicional para los próximos 12 meses se equiparan en torno al 60% anual.

Qué puede pasar con los plazos fijos en un año

A la hora de analizar un período más extenso (12 meses) para estas inversiones, se debe tener en cuenta la inflación proyectada por los economistas en el REM, para poder estimar el posible rendimiento del plazo fijo UVA, que, en este caso puede acercarse al 60%.

Una cifra que se ubica apenas por debajo de la Tasa Efectiva Anual (TEA), que es la referencia para un plazo fijo tradicional ya que mide cuál es rendimiento real que se obtiene con una colocación durante todo un año, si se renuevan en cada mes el capital inicial invertido más los intereses.

Así, la nueva TEA establecida muestra que la ganancia en un plazo fijo tradicional puede alcanzar 60,1% anual, que equivale a una renta mensual de un 5%.

"Con una tasa efectiva anual de 60,1% para los depósitos minoristas, todo indica que el ´daño´ que se espera que tendrán será hasta la primera mitad de 2022, pero no resultará de similar magnitud para los próximos 12 meses", sostiene Méndez.

En resumen, según los analistas, en el plazo de todo un año se registraría un virtual equilibrio entre las proyecciones del IPC Nacional, el rendimiento del plazo fijo UVA y los nuevos tipos mínimos de interés del plazo fijo tradicional.

Los rendimientos de los plazos fijos UVA van en sintonía al recalentamiento de la inflación mensual de los últimos meses.
Los rendimientos de los plazos fijos UVA van en sintonía al recalentamiento de la inflación mensual de los últimos meses.

Los rendimientos de los plazos fijos UVA van en sintonía al recalentamiento de la inflación de los últimos meses.

La mejor inversión: ¿Plazo fijo tradicional o plazo fijo UVA?

Planteados los distintos escenarios para los plazos fijos tradicional y UVA, iProfesional consultó a distintos analistas sobre cuál de las dos alternativas ven más como más atractiva, en un momento en el que el dólar y los activos bursátiles ofrecen ganancias inferiores a las colocaciones en pesos.

Para Sebastián Menescaldi, economista y director asociado de Eco Go, una tasa de interés de 48% anual, que representa un 4% mensual, "prácticamente empata a la inflación esperada en junio".

Aunque alerta que, más allá de las previsiones, "hay un porcentaje de inflación inesperada, por eso el plazo fijo UVA es más atractivo en este caso para el corto plazo, porque hay riesgos en la economía. Se debe ver qué pasa en la segunda mitad del año con los precios", acota.

Es decir, para Menescaldi, el mensaje del Banco Central "es contradictorio, porque dice que se está desacelerando la inflación, pero a pesar de eso sube la tasa de interés, algo que debería haber hecho antes. Así, estas subas homeopáticas de la tasa que empatan a la inflación no generan nada, sino costos, porque la están corriendo desde atrás a los precios. Por eso no la veo como una buena medida".

En este sentido, Isaías Marini, economista de Econviews, indica a iProfesional que las expectativas "se han deteriorado y las recientes subas de precios empeoran el panorama, debido a que muchos economistas ya vaticinan una inflación por arriba del 70% en diciembre".

A su entender, en los próximos meses se espera una moderación de la tasa de inflación en comparación a marzo y abril, pero "ya es más probable que ronde el 5% mensual. Por eso, en este contexto, la suba de tasas de plazo fijo tiene sabor a poco".

La suba de tasa de interés de los plazos fijos tradicionales de los primeros días de mayo al 48% anual, equivale en el corto plazo a uan renta de 4% mensual.
La suba de tasa de interés de los plazos fijos tradicionales de los primeros días de mayo al 48% anual, equivale en el corto plazo a uan renta de 4% mensual.

La suba de la tasa de los plazos fijos tradicionales al 48% anual, equivale en el corto plazo a una renta de 4% mensual.

De acuerdo a los cálculos de Marini, con una tasa nominal anual de 48%, el rendimiento efectivo de una colocación tradicional a 90 días es de 11,84%, versus el 11,34% que ofrecía antes de la suba anunciada en mayo.

Mientras tanto, estima que los plazos fijos UVA pueden terminar rindiendo entre 14% y 15% de acumulado en los próximos tres meses.

"De igual manera, si el horizonte de inversión fuera de un año, de todas formas el plazo fijo tradicional terminará perdiendo frente a los UVA", concluye Marini a iProfesional.

Y alerta: "Si la inflación sigue dando mayor a lo esperado, el mercado va a reaccionar con un ajuste fuerte de expectativas. Ya se está hablando de 75% anual de suba de precios".

Por lo pronto, la "esperanza" de varios analistas y ahorristas es que la inflación se moderará a partir de mitad de año, y allí habrá que compararla con la tasa de interés de ese momento para saber si conviene más un plazo fijo UVA o un plazo fijo tradicional.-

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.