La última polémica del príncipe Carlos

·3  min de lectura

Las finanzas del príncipe Carlos llevan un tiempo bajo el punto de mira. Si hace unos meses fueron unos donativos llegados de Catar -una investigación que ya ha sido archivada-, ahora el heredero de la Corona británica vuelve a ser noticia en ese sentido. The Sunday Times -el mismo medio que sacó el asunto de Catar- publicó este pasado fin de semana que el hijo de Isabel II aceptó en 2013 un donativo de un millón de libras (unos 1,2 millones de euros, al cambio de hoy) para sus organizaciones benéficas de la familia del terrorista saudí Osama bin Laden.

VER GALERÍA

principe-carlos-1
principe-carlos-1

Según el citado medio británico, el príncipe Carlos obtuvo el dinero de Bakr bin Laden, el patriarca de la rica familia saudita, y su hermano Shafiq, ambos son medios hermanos de Osama bin Laden, el fundador de la organización terrorista, paramilitar y yihadista Al-Qaeda que planeó -entre otros- los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos y del 11 de marzo de 2004 en Madrid. La información publicada por The Times afirma que el príncipe Carlos se reunió con Bakr en Clarence House (Londres) el 30 de octubre de 2013, dos años después de que las fuerzas especiales estadounidenses mataran a Osama bin Laden en Pakistán. Fue tras esta reunión cuando el futuro rey habría recibido el dinero en las cuentas de sus organizaciones benéficas a pesar de las objeciones de sus propios asesores.

Un millón de euros en bolsas de Fortnum & Mason

A final de junio el mismo medio publicó que el príncipe Carlos había recibido en mano, entre el 2011 y el 2015, tres lotes de dinero en efectivo por valor de tres millones de euros del jeque catarí Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thani, que fue primer ministro de Catar entre 2007 y 2013 y ministro de Exteriores de 1992 a 2013. El medio británico aseguró que en una de esas ocasiones el dinero (un millón de euros) venía repartido en bolsas de la tienda de lujo londinense Fortnum & Mason, conocida por ser una de las tiendas más reputadas para comprar té. En las otras dos ocasiones el dinero, siempre en efectivo, vino en un maletín y en una bolsa de viaje. Inmediatamente un portavoz de Clarence House declaró que que dicha cantidad "fue entregada de inmediato" a una de sus "organizaciones benéficas, las cuales tienen una gestión apropiada y siguen todos los pasos correctos". Un mes después la Comisión de Caridad dictaminó que no investigará al heredero al trono por el dinero llegado de Catar como donativo. El organismo de control explicó que una vez analizada la información la decisión era la de no intervenir. Aunque en Reino Unido es legal entregar y aceptar grandes cantidades de dinero en efectivo, en los últimos años ha surgido la preocupación por las grandes transacciones que se han hecho de este tipo ya que se pueden usar para blanquear beneficios obtenidos de forma ilícita o para evadir impuestos.

Este escándalo saltó solo unos meses después de que Scotland Yard y la Comisión de Beneficencia iniciaron unas investigaciones sobre acusaciones de naturaleza diferente en torno a los vínculos entre la Fundación del Príncipe Carlos y la fundación del multimillonario saudita Mahfou Marei Mubarak Bin Mahfouz. A raíz de ellos, la mano derecha del Príncipe, Michael Fawcett, dimitió el pasado noviembre de manera permanente de su cargo de director ejecutivo de la institución del heredero después de que se hiciera público que habría ayudado al empresario a conseguir la ciudadanía británica y el título de caballero a cambio de de donaciones. El príncipe Carlos dijo entonces que “no tenía conocimiento” de ningún trato de favor a cambio de dinero.

Haz click para ver el documental de Carlos de lnglaterra, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!