¿Qué es la polio y qué riesgos tiene para la salud?

·4  min de lectura

El pasado 21 de julio, autoridades del estado de Nueva York, en EE.UU, reportaron el primer caso de poliomielitis o polio en el país en casi una década. Se trató de un adulto no vacunado, residente del condado de Rockland, quien había desarrollado una parálisis.

Según expertos, el paciente tenía una variante del virus derivada de una supuesta vacuna. Los estudiosos creen que tal vez de alguien que se vacunó con una inoculación viva, disponible en otros países pero no en EE.UU, y que la propagó rápidamente.

Semanas más tarde, funcionarios de salud de la Gran Manzana confirmaron que el virus que causa la polio fue detectado en el sistema de alcantarillado de la gran urbe, poco tiempo después de que se hallara en muestras de los suburbios de los condados de Orange y Rockland.

A pesar de que la mayoría de los estadounidenses están vacunados contra la poliomielitis, el Gobierno Federal ha instado a todos aquellos que no lo han hecho, a que acudan a su centro de salud más cercano y se inmunicen contra el virus.

¿Qué es la poliomielitis?

De acuerdo con los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU, por sus siglas en inglés), la poliomielitis o polio es una enfermedad discapacitante y potencialmente mortal causada por el virus de la poliomielitis o poliovirus. El virus se transmite de una persona a otra y puede infectar la médula espinal, lo cual puede causar parálisis en algunas partes del cuerpo humano.

Se tiene conocimiento que este virus ha existido desde la antigüedad. Algunos estudiosos refieren que el caso más antiguo fue hallado en una antigua pintura egipcia, la cual mostraba a un hombre con una pierna atrofiada que no podía soportar el peso de su propio cuerpo sin la ayuda de un bastón.

“La mayoría de las fibras musculares han sido sustituidas por tejido fibroso que es permanente”, detallan los CDC respecto a dicho antecedente.

Si una persona tuvo polio cuando era niño o joven y, pese a ello, mantuvo o recuperó movilidad en los brazos o piernas debilitadas, parcial o total, es probable que se vuelva más débil cuando llegue a una edad avanzada, refieren científicos.

¿Cuáles son los síntomas?

De acuerdo con los CDC, si una persona se infecta con el virus de la poliomielitis no tiene ningún síntoma visible. Esto ocurre aproximadamente en 72 de cada 100 personas; sin embargo, una de cada cuatro –o 25 de cada 100– sí puede tener síntomas parecidos a los de la gripa o influenza.

Algunos de los síntomas más recurrentes de la poliomielitis son:

  • Dolor de garganta

  • Fiebre

  • Cansancio

  • Náuseas

  • Dolor de cabeza

  • Dolor de estómago

Estos síntomas pueden durar de dos a cinco días y después desaparecen.

Según el mismo organismo, una proporción menor de personas pueden presentar síntomas más graves que afectan directamente al cerebro o la médula espinal. De acuerdo con la estadística, representan una de cada 100 personas e, inclusive, de uno a cinco de cada 1.000:

  • Parestesia: Sensación de hormigueo en las piernas.

  • Meningitis: Infección del recubrimiento de la médula espinal o cerebro.

  • Parálisis: No se pueden mover partes del cuerpo.

¿Cómo se transmite?

El virus de la poliomielitis es altamente contagioso y se transmite mediante el contacto entre personas, ya que vive en la garganta e intestinos de la persona infectada. De acuerdo con expertos, el virus entra al cuerpo a través de la boca y se propaga mediante diversas vías:

  • El contacto con las heces de una persona infectada.

  • Gotas de estornudo o tos de una persona infectada.

Asimismo, los CDC han referido que una persona puede infectarse si:

  • Tiene trozos diminutos de heces de una persona infectada en las manos y toca su boca.

  • Se lleva objetos a la boca, como juguetes, que estén contaminados con heces de una persona infectada.

¿Cuál es el tratamiento?

Existen dos tipos de vacuna para prevenir la poliomielitis:

  • La vacuna contra el virus de la poliomielitis (IPV, por sus siglas en inglés) administrada mediante inyección en la pierna o el brazo, dependiendo de la edad del paciente.

  • La vacuna oral contra el virus de la poliomielitis (OPV, por sus siglas en inglés), la cual se sigue usando en muchas partes del mundo.

Para asesoría especializada, consulte a un médico especialista en esta rama de la medicina.