¿Por qué la Reina Letizia y el Rey Felipe no celebran el Día de los enamorados?

Los Reyes de España, Felipe y Letizia. EFE/Emilio Naranjo

Los Reyes Felipe VI y Letizia no van a celebrar el Día de los enamorados. Al menos no lo van a celebrar románticamente. No van a poder. El motivo oficial es, precisamente, que este Día de San Valentín los Reyes están de viaje oficial en Rabat. Un viaje importante. Es la primera visita de Estado de los Reyes Felipe y Letizia a Marruecos. Y ha sido un viaje difícil de concertar, pues lleva retrasándose desde hace tres años. Pero, hay quien llega a ver en la no celebración del Día de los enamorados una señal inequívoca de la falta de romanticismo entre los Reyes.

Esta visita de los Reyes a Marruecos estaba prevista para 2016. Pero, primero por causas achacables a nuestros Reyes y después por causas concernientes al Rey Mohamed VI, el viaje oficial lleva tres años de retraso, insisto. Así que ¡Cómo para retrasarlo aún más porque la fecha coincida con San Valentín!, dirán algunos. Y dirán bien. Pero, el asunto es que llueve sobre mojado en esto de las celebraciones, o más bien las no celebraciones, del Rey Felipe y Letizia. Precisamente, el mes pasado se especulaba con la posibilidad de que los Reyes se fueran de “escapada secreta” el día 30 de enero. El fin habría sido celebrar de manera romántica el cumpleaños de don Felipe. Ni Felipe VI, ni Letizia, tenían programado, en sus respectivas agendas, ningún acto oficial para ese día. Y aquellos que apuestan porque la relación entre los Reyes goza de buena salud, vieron en una posible celebración secreta del cumpleaños una prueba de su amor. Sin embargo, el día que Felipe VI cumplió los 51 años lo pasó en Bagdad y sin Letizia. El Rey acudió a visitar las tropas españolas allí desplazadas. El acto no se había reflejado en la agenda del Rey por motivos de seguridad. Vamos, que de “escapada romántica secreta” para celebrar el cumpleaños, nada de nada.

Los Reyes Felipe y Letizia. EFE/Archivo

Lo cierto que es que últimamente ya no vemos a los Reyes escaparse ni para ir al cine solos, algo que ocurría antes a menudo. Muy a menudo, incluso. Si a esta falta de eventos románticos, le sumamos los rumores de que la relación de la Reina Letizia con su familia política cada vez es más tensa, y que ello podría estar afectando al matrimonio, y le añadimos las ganas que hay en alguna parte de la prensa de hablar de una presunta mala relación entre los Reyes, el resultado es que las alarmas saltan. Y ahora las alarmas han saltado. En algunos medios de comunicación empiezan incluso a preguntarse si los Reyes podrían llegar a divorciarse. El tema se ha puesto tan candente que hasta se empiezan a desempolvar las cláusulas, que en su día, firmaron Letizia y Felipe antes de casarse, para un caso de divorcio.

Lo cierto es que no hay, que se tenga constancia, ningún dato relevante que indique una crisis en el matrimonio Real. Pero, cualquier excusa parece que es buena para ponerse en alerta respecto a la relación matrimonial de nuestros Reyes. Así que, ya sea un cumpleaños sin celebrar o un San Valentín sin festejar, ambos por estar trabajando, llegan a crear preocupación en quienes miran con lupa la relación romántica de Felipe VI y Letizia. Para otros, no es más que la vida misma y sus obligaciones, que no deja mucho tiempo para fiestas y celebraciones. Y cada vez menos, ya sea a Reyes o a plebeyos.