Consumir bebidas edulcoradas durante el embarazo provocaría bebés obesos

Texto: Maribel Barros

Los bebés de madres que tomaron bebidas endulzadas artificialmente durante el embarazo podrían tener más probabilidades de desarrollar sobrepeso, de acuerdo a los hallazgos de un reciente estudio.

Consumir bebidas edulcoradas durante el embarazo podría provocar obesidad en los bebés. Foto: Purestock / Getty Images.

Por primera vez, investigadores ahondaron en el posible efecto potencial que tendría consumir edulcorantes artificiales durante el embarazo en el peso de los bebés. Para ello, recopilaron información de 3,033 madres y sus bebés a través de una serie de cuestionarios sobre sus dietas. De ellas el 30% aseguró haber consumido bebidas endulzadas artificialmente, y 5%  reportó que lo hizo a diario.

Después se midió el índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés) de los bebés tras cumplir un año de edad.

Los resultados, publicados en la revista JAMA pediatrics, indicaron que el consumo diario de bebidas con edulcorantes artificiales estaría asociado con un incremento en el BMI de los bebés al año de nacer.

“Los bebés nacidos de mujeres que consumieron bebidas endulzadas artificialmente durante el embarazo tuvieron el doble de probabilidades de tener sobrepeso al año de edad”, comentó la autora del estudio Meghan Azad, investigadora científica de la Universidad de Manitoba en Winnipeg, Canadá.

Cabe mencionar que para llegar a estos resultados, los investigadores descartaron otros factores de riesgo que podrían jugar un papel en el peso del bebé como si las mujeres tenían o no sobrepeso, el sexo del bebé y la ingesta total de calorías por parte de la madre, entre otros.

Sin embargo, no se encontró la conexión como tal entre el consumo de edulcorantes durante el embarazo y el desarrollo de sobrepeso en los bebés. Siendo que el estudio se basó en reportes propios de parte de las madres, se queda corto en cuanto a probar la causa y el efecto de estos hallazgos, además de que no se investigaron los posibles factores biológicos en juego.

Los mismos investigadores calificaron los resultados como intrigantes, pero preliminares, y esperan que solo sea el incentivo para la realización de más estudios que puedan confirmarlos, y recomiendan precaución.

Pero, como también mencionó Azad, realizar este tipo de investigaciones podrían ayudar a mejorar las recomendaciones de dieta para las mujeres embarazadas.

¿Con qué frecuencia consumes bebidas edulcoradas? Cuéntanos en nuestro Twitter @EstiloYahoo.

@travesabarros

También te puede interesar

La falta de sueño podría volverte adicto a la comida

El mindfulness nos haría mejores padres