El príncipe Carlos condena el pasado colonial del Reino Unido para dar la bienvenida a la República de Barbados

·2  min de lectura
Carlos de Inglaterra en la inauguración de la nueva República de Barbados credit:Bang Showbiz
Carlos de Inglaterra en la inauguración de la nueva República de Barbados credit:Bang Showbiz

El príncipe Carlos de Inglaterra, en representación de su regia madre y como futura cabeza de la Commonwealth, asistió esta semana a la solemne e histórica ceremonia que escenificaba la conversión de Barbados en república. El país caribeño, que mantendrá intacta su pertenencia a la Mancomunidad Británica de Naciones, ya tiene nueva presidenta, Sandra Mason, quien hasta ahora ejercía precisamente como representante directa de la reina Isabel II, que ya ha dejado de ser jefa de estado.

Al acto acudieron además un sinfín de distinguidas figuras de la política, la economía y la cultura de este pequeño estado, como la cantante Rihanna, quienes fueron testigos de un discurso de 'despedida', el pronunciado por el príncipe Carlos, que ahondaba sin reparo en el pasado colonial británico y en ese período "atroz" en el que Barbados ejerció como uno de los puntos claves del tráfico de esclavos liderado por el Reino Unido. El futuro rey de Inglaterra ha querido lamentar públicamente esos "tiempos oscuros".

Asimismo, el padre de los príncipes Guillermo y Enrique ha elogiado la creación de la república de Barbados y la ha definido como una gran oportunidad para que el país pueda mirar hacia el futuro con optimismo e ilusión. "La creación de esta República ofrece un nuevo comienzo, pero también marca un punto en el continuo, un cambio de ciclo que muestra el largo camino que no solo habéis recorrido, sino que habéis construido. Vuestro largo camino de emancipación, autodeterminación e independencia os ha llevado a este momento, que no es un punto de destino sino un lugar privilegiado desde el que otear el horizonte", reza un extracto de su alocución.

Aunque no ha podido viajar al otro lado del Atlántico para dejar en manos de los barbadenses la jefatura de su estado, Isabel II ha emitido un comunicado para celebrar abiertamente el nuevo período que se abre para el país y decir adiós a un cargo que ella ostentaba oficialmente desde 1966, cuando Barbados alcanzó la independencia y la 'eligió' a ella como máxima representante oficial. "En esta ocasión tan significativa y por su investidura como primera presidenta de Barbados, quiero extender mis felicitaciones a usted y a todos los barbadenses. Visité vuestro precioso país en los albores de su independencia en 1966, y estoy encantada de que mi hijo pueda estar hoy con ustedes", reza el mensaje que la soberana ha enviado a Sandra Mason.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.