El príncipe Carlos vivirá en un pequeño piso sobre la tienda del palacio de Buckingham cuando se convierta en rey

·2  min de lectura
El príncipe Carlos credit:Bang Showbiz
El príncipe Carlos credit:Bang Showbiz

En los últimos tiempos ha quedado muy claro que el príncipe de Gales, de 72 años, es partidario de una monarquía reducida y, al parecer, recientemente ha participado en una serie de reuniones para discutir lo que sucederá con las residencias oficiales cuando fallezca su madre, la reina Isabel II, y él asuma el trono.

En ese momento, la línea directa de sucesión se reducirá a él mismo y a su esposa Camila, la duquesa de Cornualles, y a su hijo el príncipe Guillermo y su propia familia, la duquesa de Cambridge y los tres hijos que tienen en común. Según un amigo del príncipe Carlos, este último está explorando una situación alternativa en lo relativo a su alojamiento en el palacio de Buckingham, que consistiría en un pequeño piso encima de la tienda de regalos y que recuerda a la del primer ministro británico en Downing Street.

De acuerdo a la información que ha obtenido el periódico Mail on Sunday, Carlos estaría considerando la posibilidad de convertir el querido refugio escocés de su madre, el castillo de Balmoral, en un museo en su honor, y los duques de Cambridge podrían trasladarse de sus dependencias en el palacio de Kensington al castillo de Windsor.

El propio Carlos es partidario de quedarse con Camilla en su actual residencia familiar Highgrove House, en Gloucestershire, Inglaterra, y mantener una vivienda "modesta" en Buckingham, que pasaría a estar mucho más abierto al público durante todo el año. En resumen, la clave está en descubrir cómo repartir eficazmente dos generaciones de la familia real en un número bastante grande de propiedades.

"El príncipe de Gales cree firmemente que estos lugares tienen que ofrecer algo al público más allá de ser un lugar donde viven los miembros de la familia real. Todo el mundo reconoce que no tiene sentido gestionar tantas residencias, pero si las abandonas por completo, nunca podrán recuperarse cuando el príncipe Jorge y los miembros más jóvenes de la realeza crezcan y necesiten un lugar donde vivir", ha añadido el mismo informante.

En ese sentido, la actual residencia oficial del príncipe de Gales, Clarence House, podría reservarse para las próximas generaciones de royals, que en la actualidad aún viven con sus padres, mientras que sus hermanos permanecerían en sus actuales hogares: Windsor's Park Lodge en el caso del príncipe Andrés, Bagshot Park en el del príncipe Eduardo y Gatcombe Park, en Gloucestershire, en el de la princesa Ana.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.