El príncipe de Gales planea abrir al público las residencias oficiales cuando sea rey

·1  min de lectura


En los últimos tiempos se ha especulado mucho acerca de la forma en que el príncipe Carlos abordará su papel institucional en el futuro y, más en concreto, si tratará de 'modernizar' la institución de la monarquía después de un par de años muy duros marcados por los escándalos.
Entre los planes que habría comenzado a trazar de cara a su eventual ascenso al trono se incluiría abrir al público más zonas de las
casas que la familia real británica tiene repartidas por todo Reino Unido, como el palacio de Buckingham, el castillo de Windsor, la casa de verano Balmoral, el refugio campestre Sandringham o su actual residencia Clarence House.
Eso sí, antes de tomar ninguna decisión en firme, se aseguraría de contar primero con el visto bueno de su madre y también con el de su hijo el príncipe Guillermo y la esposa de este, la duquesa Catalina.
Una fuente ha explicado al periódico The Sunday Times que Carlos espera conseguir así que la gente "conecte" de nuevo con La Firma, cuya reputación se ha visto empañada por las declaraciones que han realizado tanto la duquesa de Sussex como el príncipe Enrique acerca del racismo que habrían presenciado dentro de los círculos de palacio tras su enlace y antes de renunciar a su papel como royals y la falta de apoyo que la antigua actriz habría recibido a la hora de lidiar con el acoso mediático.
"Carlos reconoce que tiene que seguir evolucionando, y en la era moderna la gente quiere poder acceder a sus palacios. El príncipe lo acepta y lo ve como un lugar público más que como un espacio privado", ha añadido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.