El príncipe Harry era un firme defensor de Kate antes de su boda con William

Guillermo, Harry y Catalina en una foto de 2014 credit:Bang Showbiz
Guillermo, Harry y Catalina en una foto de 2014 credit:Bang Showbiz

Las memorias del príncipe Harry ofrecen una imagen bastante poco favorable de la duquesa de Cambridge y actual princesa de Gales, retratándola como una persona fría y distante, incapaz de empatizar con su futura cuñada Meghan Markle cuando esta última estaba lidiando con la traición de su padre mientras organizaba su boda en 2018.

Irónicamente, los dos comenzaron su relación con muy buen pie porque Kate le causó una impresión muy favorable cuando la conoció en 2005, en la famosa fiesta de disfraces a la que Harry acudió vestido de nazi. "Me gustaba la nueva novia de Willy. Era despreocupada, dulce, amable. Había pasado un año sabático en Florencia, entendía de fotografía, de arte. Y de ropa. Le encantaba la ropa. Se llamaba Kate", explica en su libro titulado 'Spare', que sale a la venta oficialmente hoy 10.01.23 tras filtrarse y ponerse a la venta antes de tiempo en España.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Harry también reconoce que se sentía amenazado por la importancia que Kate iba ganando poco a poco en la vida de William, pero en ningún momento trató de interponerse entre ellos por un motivo muy sencillo: Kate le importaba de verdad y quería que su noviazgo con su hermano funcionara.

"Me gustaba ver reír a Kate. Mejor aún, me gustaba hacerla reír. Y se me daba bastante bien. Mi lado tonto, mucho más evidente, conectaba con su lado tonto, que pasaba más desapercibido. Cuando me preocupaba que Kate fuera a ser la que me quitara a Willy, me consolaba pensando en el futuro, en los tres riéndonos juntos, y me decía que todo iría bien cuando yo tuviera una novia formal que pudiera reírse con nosotros".

Lo más curioso es que esa fue lo mismo que sintieron los miembros de la familia real británica cuando la actual esposa de Harry apareció en su vida. En su entrevista al programa '60 seconds', el duque de Sussex afirmó que muchos de sus allegados pensaron que Meghan era una "bruja" porque "le había cambiado". Y así fue, tal y como reconoce él mismo, pero su influencia resultó positiva y le entristece que su propia familia no haya sido capaz de verlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO: El príncipe Harry admite en su libro que probó la cocaína y que mató a 25 talibanes en Afganistán