El adiós casi redondo de Juego de Tronos en los Emmy

La 71ª edición de los premios Emmy ha estado repleta de sorpresas, con galardones repartidos entre las series y miniseries más sonadas del último año, pero sin dejar de hacer justicia al entregar el galardón mayor a Juego de Tronos a la mejor serie dramática en su último año en la ceremonia.

(©Agencia Reuters, autor: Mike Blake/Copyright: Gtres)

Este premio reconoce por tanto la trayectoria de una de las historias más seguidas de los últimos años, de la que sin embargo este 2019 se ha hablado más por sus defectos que por sus virtudes, ya que el desenlace de la serie terminó por no gustar del todo a la crítica y especialmente a los fans que recogieron firmas para que los últimos episodios se volvieran a producir.

Un descontento que se ha notado de cualquier manera en las categorías al haber ganado menos de las esperadas. Y es que Juego de Tronos superó su propio récord, el mayor número de nominaciones para una única serie, con 32 nominaciones para la temporada final que culminó el pasado 19 de mayo. No obstante, en la ceremonia la ficción de cabecera de HBO, basada en la adaptación de los libros de George R.R. Martin, ha liderado con tan sólo 12 galardones por delante de Chernobyl, que obtuvo 10 estatuillas, La maravillosa señora Maisel, que ganó 8 premios, y Fleabag, la revelación de la gala que se fue a casa con 6 premios.

Sin embargo, de los premios conseguidos, la gran mayoría pertenecen a los apartados técnicos -composición musical, edición de sonido, vestuario, diseño de título, edición de imágenes, acrobacias, maquillaje- siendo Peter Dinklage el único intérprete que se marchó con las manos llenas al ganar su merecido cuarto premio a mejor actor de reparto por su papel como Tyrion Lannister, pero cerrando el colofón con el Emmy principal a mejor serie dramática.

Nueve actores se quedaron sin Emmy -incluso Alfie Allen y Gwendoline Christie que pagaron de su bolsillo sus nominaciones- incluyendo a los grandes protagonistas, Emilia Clarke y Kit Harington, que se fueron una vez más con las manos vacías cerrando su travesía en los Siete Reinos sin Emmy. Y es que el premio a Mejor actriz de Drama fue para Jodie Comer, la estrella de Killing Eve, quien por cierto también competía con su compañera en la ficción Sandra Oh. Por su parte el encargado de encarnar a Jon Nieve se quedó sin la estatuilla en su categoría porque fue a parar a Billy Porter, actor de Pose, quien hizo historia al convertirse en el primer hombre abiertamente gay en ganar el Emmy a Mejor actor dramático.

Tampoco pudieron llevarse el premio a mejor dirección cuando contaban con tres nominaciones por tres episodios diferentes, perdiendo contra Jason Bateman quién logró el primer Emmy de su carrera (a pesar de ser principalmente actor) por uno de los capítulos de su serie de Netflix, Ozark.

A pesar de que el resultado de premios no fue el esperado, el reparto de Juego de Tronos recibió una calurosa ovación del público cuando los protagonistas se subieron al escenario del Teatro Microsoft de Los Ángeles para entregar el premio a mejor actriz de reparto en miniseries o tv movie, una de las pocas categorías a la que la aclamada producción de HBO no estaba nominada.

Así, la aparición en escena del elenco al completo de la serie creada por David Benioff y D. B. Weiss se convirtió en uno de los grandes momentos de la ceremonia y, en definitiva, marcó el broche final al último gigante televisivo que se ha despedido para siempre de los premios de la Academia Televisiva estadounidense.

Como se puede comprobar, Peter Dinklage, Lena Headey, Emilia Clarke, Kit Harington, Sophie Turner, Maisie Williams, Nikolaj Coster-Waldau, Alfie Allen, Gwendoline Christie y Carice van Houten recibieron el cariño de toda la industria, un gesto que se hizo notar también cada vez que uno de los intérpretes tomaba la palabra, especialmente Emilia Clarke y Gwendoline Christie.

A pesar del sabor agridulce que dejó la última temporada, Juego de Tronos concluyó su periplo televisivo con un final por todo lo alto, con el premio más importante de la televisión y una ovación que sentencia el poderío de un reparto que, al completo, hizo historia.

Para seguir leyendo:
George R.R. Martin adelanta que habrá dragones en la precuela de Juego de Tronos centrada en los Targaryen
El universo de Juego de Tronos se amplía con una segunda precuela centrada en los Targaryen

Imagen: ©Agencia Reuters, autor: Mike Blake/Copyright: Gtres