Por qué las 11 nominaciones de ‘Joker’ a los Óscar no significan que será la ganadora

De las pocas sorpresas que nos dio la Academia con sus nominaciones es que han coronado a Joker como la película más nominada del año. Sorpresa debido a la cantidad de favoritas que circulan en la temporada de premios y porque de todas las ceremonias, es la que menos reconocimiento tuvo a mejor película. Sin embargo, parece que entre academias se entienden (BAFTA también le dio la mayor cantidad de nominaciones) y la cinta sobre los orígenes del payaso del crimen de Gotham llegará a la ceremonia de los Premios Oscar el 9 de febrero con 11 candidaturas, una más que otras favoritas como El irlandés, Jojo Rabbit, Mujercitas y Érase una vez en… Hollywood.

Niko Tavernise; ©2019 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved. TM & © DC Comics

Pero que este liderazgo no nos engañe. Que Joker consiga hacer pleno en las categorías más importantes es de las afirmaciones más dudosas entre críticos y entendedores de la industria del cine. En definitiva, la película dirigida por Todd Phillips ha recibido una cantidad de nominaciones que demuestran que sigue siendo una producción sobrevalorada por muchos y su cantidad de candidaturas no significa que sea mejor que las grandes favoritas como 1917, Parásitos, El irlandés o Érase una vez en… Hollywood.

Es más, no sería la primera vez que una película con mayor cantidad de nominaciones de marcha sin los premios máximos. No olvidemos el fiasco de La La Land. Era la favorita de 2017 con el récord de 14 nominaciones, y se quedó sin premio ante Moonlight. Y con fiasco de sobre incluido. O el bochorno de Lincoln que a pesar de tener 12 nominaciones en 2013, apenas consiguió dos. O El renacido que partía con la misma cantidad de candidaturas pero perdió mejor película contra Spotlight. Así como El curioso caso de Benjamin Button que solo se hizo con tres estatuillas de sus 13 nominaciones. Todas ellas de apartado técnico.

Es por eso que las 11 nominaciones de Joker podrían hacerse humo el 9 de febrero. O no. Solo los votantes lo saben. Lo que sí puedo atreverme a pronosticar es que no tendrá fácil llevarse las coronas más importantes. Mientras el premio a mejor actor lo tiene casi asegurado -gracias al talento camaleónico de Joaquin Phoenix que consigue descender al infierno de la locura más dramática con uno de los personajes más físicos y estremecedores de su carrera- el resto de las candidaturas son más dudosas. Mucho más dudosas.

Y es que Joker es una película que consigue el impacto dramático y visual a través de la actuación de su protagonista, mientras su director y guionista pide prestado muchos elementos del cine de Martin Scorsese para completar la ecuación. Y a eso me refiero con que estamos ante unas nominaciones que la convierten en la película más sobrevalorada de la temporada. Joker es una gran película, es cierto. Pero no es la experiencia cinematográfica que aporta 1917 o Érase una vez en… Hollywood. Ni tampoco es una lección de cine como lo es El irlandés. Ni tiene la originalidad de Parásitos.

Joker es una película que impacta y nos quedamos masticando tras verla. Pero a cuatro meses de su estreno aquel impacto ha menguado, mientras la competencia sigue siendo tema de conversación entre cinéfilos.

Mientras es muy probable que Joaquin Phoenix le arrebate el Oscar a nuestro Antonio Banderas (por mucho que nos gustaría ver al malagueño alzarse con su propia estatuilla), me atrevería a presagiar que Todd Phillips se marchará con las manos vacías en el apartado de mejor director. Su trabajo como cineasta merece ser reconocido -aunque yo hubiera colocado a Greta Gerwig (Mujercitas) en su lugar en dicha categoría- pero el poderío mediático que está teniendo Parásitos, así como el logro cinematográfico de Sam Mendes, Martin Scorsese y Quentin Tarantino es sencillamente superior críticamente hablando.

En el caso de mejor guion adaptado, Steven Zaillian tiene todas las papeletas para alzarse con el premio por El irlandés, mientras que la fotografía es más que probable que recaiga en el gran Roger Deakins por 1917. El maquillaje está cantado que estará entre El escándalo y Judy, y que la banda sonora podría recaer en Thomas Newman por hacernos partícipes de los momentos más dramáticos de 1917 con su música, aunque Hildur Guðnadóttir tiene posibilidades de conseguir una estatuilla para Joker. Es en edición donde la película podría seguramente dar la nota. Mientras que el premio principal, según la opinión de la crítica en general, podría estar entre 3 favoritas: 1917, Érase una vez en... Hollywood y Parásitos.

Como ven, Joker no tiene nada asegurado. Es cierto que existen miles de opiniones, pero este corto pronóstico no está desarrollo solo en base a la mía, sino al promedio de resultados de los reconocimientos a lo largo de la temporada de premios. Dicho esto, todo puede pasar el 9 de febrero.

Más historias que te pueden interesar: