La premonición de Will Smith sobre el final de su carrera en un “viaje de ayahuasca”

·3  min de lectura
Antes de los Oscar 2022, Will Smith compartió con David Letterman una particular experiencia que vivió, mientras que Jada Pinkett reveló recientemente cuáles son algunos de sus traumas
Antes de los Oscar 2022, Will Smith compartió con David Letterman una particular experiencia que vivió, mientras que Jada Pinkett reveló recientemente cuáles son algunos de sus traumas

El escandaloso episodio protagonizado por Will Smith en la última gala de los Premios Oscar supuso para la familia que compone junto a Jada Pinkett Smith y los hijos de la pareja una mayor exposición. Desde entonces, las palabras del actor así como cualquier testimonio en boca de su esposa son analizados con lupa.

El contenido de una conversación previa al acontecimiento viral del cachetazo propinado por la estrella de Hombres de negro a Chris Rock es ahora noticia. En una charla con David Letterman para su programa de Netflix, Smith revelaba antes de la ceremonia una experiencia en la que anticipaba que su carrera sería “destruida”.

El actor recordó lo que hoy podría entenderse como una premonición, que experimentó mientras se encontraba bajo lo que afirma fue por los efectos de la ayahuasca, bebida psicoactiva de propiedades alucinógenas.

“Una vez que la tomás, te verás a vos mismo de una manera que nunca te has visto”, explicó Smith al presentador nocturno. Y agregó: “La experiencia fue una de las vivencias psicológicas más infernales de mi vida”.

El actor contó que tuvo alucinaciones en las que se imaginaba que sus mansiones, su riqueza y su carrera le serían arrebatados en el corto plazo. El actor contó que ingirió la droga psicodélica casi 15 veces. “Bebí, y por lo general tarda alrededor de 45 minutos en hacer efecto. Entonces estás sentado allí y siempre pensás: ‘Tal vez no haga efecto esta vez’. Así que estoy bebiendo y sentado allí y de repente es como si empezara a ver que todo mi dinero se esfuma, mi casa se esfuma y mi carrera se esfuma”, recordó la estrella de Rey Richard.

Will Smith, en los Premios Oscar
Will Smith, en los Premios Oscar


Will Smith, en los Premios Oscar

El actor continuó explicando que mientras tomaba el alucinógeno, de forma repentina comenzó a sentir que se aferraba a su dinero, que se percibía como flotando en el aire, y recordó haber pensado: “Toda mi vida será destruida”.

Tras ello, Smith pronunció unas palabras que hoy cobran nuevos sentidos: “Éste es mi miedo en la vida real. Estando ahí me entraron ganas de vomitar y de pronto escucho una voz que dice: ‘Esto es lo que es. Esto es lo que la f… vida es’”, dijo el actor a Letterman.

El intérprete comentó que logró reponerse en ese momento, dentro de la experiencia alucinatoria, cuando sintió que su hija Willow Smith lo llamaba para pedirle ayuda con un asunto. “Luego, lentamente, dejé de preocuparme por mi dinero. Solo quería llegar a Willow. Dejé de preocuparme por mi casa, dejé de preocuparme por mi carrera”, agregó.

Las nuevas confesiones de Jada Pinkett Smith

Mientras se hacen virales estos dichos de Will Smith, en los últimos días su esposa, Jada Pinkett Smith, realizó ciertas confesiones sobre algunas de sus vivencias más personales. En su programa Red Table Talk, la actriz se refirió a su experiencia con la maternidad y lo hizo en una charla junto a su hija Willow Smith, su madre Adrienne Banfueld-Norris y la escritora Kelly McDaniel.

La conversación en la mesa abundó en lo que supone para ellas desde sus distintos puntos de vista la relación madre-hija. A raíz de ello, Jada contó cuál es su mayor debilidad en las relaciones personales, algo sobre lo que afirma haberse vuelto consciente ya en la adultez. “Lo mío es simplemente sentir que no tengo protección. Es mi mayor herida, y siempre sale a relucir en mis relaciones”, compartió.

La intérprete explicó que, cuando era una adolescente, la muerte de su abuela la afectó profundamente y sobre ello habló con su madre Adrienne, quien dijo al respecto: “En el ambiente que había cuando era pequeña, mi adicción, ella encontró refugio en mi madre, y luego, cuando mamá murió, fue cuando mi adicción se acabó”, explicó.

Sobre ello, Pinkett señaló: “Yo tuve que gestionar muchos problemas de adultos a una edad muy temprana, no tenía la habilidad para lidiar con todas aquellas emociones que estaba sintiendo. Simplemente tuve que seguir adelante”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.