Con la presencia de Cristina Kirchner, asumió Xiomara Castro como la primera presidenta de Honduras

·5  min de lectura
Cristina Kirchner, delante de Dilma Rousseff, entre los exmandatarios que asistieron a la jura
LUIS ACOSTA

TEGUCIGALPA.- La izquierdista Xiomara Castro prestó juramento en el Estadio Nacional de Tegucigalpa como la primera mujer presidenta de Honduras, quien tendrá que dirigir un país sumido en la pobreza, con violencia persistente, corrupción y problemas de salud pública, además de una crisis legislativa que puso a prueba su liderazgo incluso desde antes de asumir.

“Prometo ser fiel a la República, cumplir y hacer cumplir la Constitución y sus leyes”, dijo la nueva mandataria, e inmediatamente recibió la banda presidencial del manos del presidente reconocido por la gobernante del Congreso Nacional, Luis Redondo. Castro se convirtió así en la única presidenta en ejercicio de la región.

“Recibo [a Honduras] en bancarrota”, comenzó su discurso posterior, transmitido por cadena nacional. “El país debe saber qué hicieron con el dinero y dónde están los 20 millones de dólares que sacaron en préstamos”.

“Debemos arrancar de raíz la corrupción de los 12 años de dictadura. La catástrofe económica que recibo no tiene parangón en la historia del país y su impacto en la vida e la gente se refleja con el aumento del 700% de la deuda. La pobreza se incrementó al 74% para convertirnos en el país mas pobre de América Latina”, agregó.

“Tenemos el deber de restaurar el sistema económico sobre la base de la transparencia, la eficiencia y la producción y justicia social en la distribución de la riqueza y el ingreso nacional”.

Haciendo referencia al gran problema de seguridad que aqueja a Honduras - cuya tasa de homicidios cerró el año pasado en cifras alarmantes-, Castro dijo: “No más escuadrones de la muerte, no más silencio ante los feminicidios, no más sicariato, no más narcotráfico y crimen organizado. Queremos que el hondureño y la hondureña sienta la presencia de un estado garantiza de sus derechos donde se pueda vivir en paz”.

Xiomara Castro toma juramento como la primera mujer presidenta de Honduras en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, Honduras
Moises Castillo


Xiomara Castro toma juramento como la primera mujer presidenta de Honduras en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, Honduras (Moises Castillo/)

La nueva presidencia anunció que el servicio de electricidad será gratis a partir de hoy para las personas de bajos recursos: “Los altos consumidores deberán asumir un precio en su factura para subsidiar la energía que daremos gratis a los pobre de Honduras”, dijo.

Además, indicó que subsidiará los combustibles para lograr “una reducción de los precios actuales”.

Entre los principales puntos en los que se enfocará su gobierno, Castro señaló que en materia de educación, le asignará a esta cartera “el presupuesto a este año escolar con clases presenciales a nuestros niños y niñas jóvenes aseguro la matrícula gratis, merienda escolar, vacunas y mascarillas”.

“Todo mi gobierno debe de concentrarse en el desarrollo agropecuario y la soberanía alimentaria”, incidió.

Señaló que las Fuerzas Armadas trabajarán de forma conjunta en la protección del ambiente, y que no habilitará “permisos de minas abiertas o explotación de nuestros minerales, no más concesiones en la explotación de nuestros ríos, cuencas hidrográficas, nuestros parques nacionales y bosques nublados”.

“Prometo ser fiel a la República, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes”, concluyó de pie junto a sus ministros.

Invitados

De primera dama a jefa de Estado, la mujer del derrocado Manuel “Mel” Zelaya, con quien está casada desde los 16 años, venció en las elecciones del 28 de noviembre con un amplio margen de votos, un 53,61% que le aseguró 20 puntos de ventaja sobre el nacionalista Nasry Asfura.

A la ceremonia asistieron la vicepresidenta argentina, Cristina Kirchner, y de Estados Unidos, Kamala Harris, a quienes agradeció por su visita en sus primeras palabras de su discurso. También están el rey de España, Felipe VI, -a quien también agradeció pero llamó por error Felipe IV- y la exmandataria brasileña Dilma Rousseff.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, al llegar a la toma de posesión de la presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, en Tegucigalpa
Erin Schaff


La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, al llegar a la toma de posesión de la presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, en Tegucigalpa (Erin Schaff/)

En el día de ayer, la expresidenta Cristina Kirchner se reunió con Castro y expresó su apoyo a la futura presidenta de Honduras a través de la red social Twitter: “Con la querida compañera y amiga Xiomara Castro, que desde mañana [por hoy] tendrá la tarea de construir un futuro mejor para los hondureños y hondureñas. Sabe que, como siempre, cuenta con todo mi acompañamiento”.

El rey español Felipe VI llega para la ceremonia de toma de posesión de la presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro
LUIS ACOSTA


El rey español Felipe VI llega para la ceremonia de toma de posesión de la presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro (LUIS ACOSTA/)

Caos en el Congreso

La llegada de Castro al Palacio José Cecilio del Valle enfrentó un turbulento comienzo la semana pasada por una disputa acerca de quién presidirá el Congreso, que amenaza con paralizar la entidad.

La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, levanta el pulgar mientras su esposo, el expresidente hondureño (2006-2009), Manuel Zelaya, saluda mientras son conducidos por el bulevar Suyapa hacia el Estadio Nacional, donde se llevará a cabo la ceremonia de toma de posesión
ORLANDO SIERRA


La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, levanta el pulgar mientras su esposo, el expresidente hondureño (2006-2009), Manuel Zelaya, saluda mientras son conducidos por el bulevar Suyapa hacia el Estadio Nacional, donde se llevará a cabo la ceremonia de toma de posesión (ORLANDO SIERRA/)

La crisis inició el viernes, cuando un grupo de legisladores de Libertad y Refundación (Libres), el partido de Castro, desestimó la propuesta de la presidenta electa de nombrar como jefe del Congreso a Luis Redondo, de la agrupación aliada Partido Salvador de Honduras (PSH), cuyo apoyo fue clave para que la mandataria ganara las elecciones, a cambio de nombrar al aspirante presidencial, Salvador Nasralla, como vicepresidente.

Los parlamentario de su partido respaldaron a uno de los suyos, a Jorge Cálix, al frente del Parlamento, dándole la espalada a Castro. Ninguno de los grupos cedió, lo que llevó a la celebración simultánea de dos sesiones legislativas el martes.

Castro necesitará del apoyo parlamentario para hacer frente a los problemas que aquejan a un país en el que el 71% de sus casi 10 millones de habitantes vive en la pobreza, según la ONG Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh).

Lidiar con la violencia es otro de los temas principales en agenda, ya que el país centroamericano cuenta con una tasa de homicidios de casi 40 por cada 100.000 habitantes, producto de cárteles de drogas y pandillas.

Agencias AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.