El presidente de la Corte de Santa Fe reabrió la polémica por el rol de la Justicia en la lucha contra el narcotráfico

·4  min de lectura
Ricardo Lorenzetti, Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda en Rosario en el encuentro de Jueces Federales y representantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para debatir acciones a seguir por el avance del narcotráfico y por la ola de violencia que se vive en esta ciudad.
Marcelo Manera

ROSARIO.-Cómo combatir el narcotráfico es uno de los dilemas en Santa Fe, tras una década de crecimiento ininterrumpido de la violencia que deriva de lucha territorial de las bandas que venden droga. Desfederalizar el combate contra el llamado microtráfico o narcomenudeo es un debate que resurge cada tanto en Santa Fe, donde la persecución de ese delito sigue estando en el fuero federal, que está cuestionado desde distintos sectores.

El presidente de la Corte Suprema de Santa Fe, Rafael Gutiérrez, se metió en la discusión con una ironía en tono de crítica a la justicia federal. “Si se lo sacamos (el narcomenudeo), se quedan sin trabajo” los jueces federales , lanzó el ministro del máximo tribunal santafesino, que se mostró en desacuerdo con la posibilidad de que la persecución contra el microtráfico de estupefacientes pase a la órbita de la justicia provincial, como ocurrió en otras provincias, como Buenos Aires, Entre Ríos y Salta, entre otras, con resultados diferentes.

Gutiérrez ensayó que “no se va a buscar ninguna solución” con estos cambios en materia judicial. “Hay que atacar a los verdaderos responsables de esto, que son los que proveen la droga para que se venda, y no a los pobres chicos que a veces por una necesidad alimenticia están vendiendo droga”, apuntó en lo que se interpretó como una crítica a la justicia federal de Rosario, que se jacta de tener colapsados los juzgados con más de 5.000 causas por año, mucha de las cuales son de narcomenudeo.

Rafael Gutiérrez, presidente de la Corte Suprema de Santa Fe
Rafael Gutiérrez, presidente de la Corte Suprema de Santa Fe


Rafael Gutiérrez, presidente de la Corte Suprema de Santa Fe

Con un retraso de más de dos semanas, Gutiérrez cuestionó también la reunión que encabezaron cuatro ministros de la Corte Suprema de la Nación y más de cien magistrados de todo el país en Rosario para poner bajo la lupa la necesidad de mejorar la lucha contra el narcotráfico.

“Yo escuchaba el pedido de que se cubran los cargos de fiscales y el que tiene que hacer eso es el procurador (general de la Nación) que estaba ahí presente ”, esgrimió el titular del máximo tribunal santafesino, que blanqueó dos semanas después el malestar entre los magistrados y funcionarios judiciales del fuero provincial por la “puesta en escena” –como la consideraron- de la Corte Suprema de la Nación y los representantes de la Asociación de Jueces y Juezas Federales de la República Argentina (Ajufe). En la justicia provincial se interpretó que el respaldo debía ser para los jueces y fiscales provinciales que son los que investigan causas vinculadas a la violencia narco y son los que enfrentan las amenazas y atentados de las bandas criminales.

“Más allá de las reuniones, del apoyo, de la necesidad de jueces y fiscales federales en la provincia, fundamentalmente se necesita una decisión política del Poder Ejecutivo nacional de fijar una política de lucha contra el narcotráfico”, afirmó Gutiérrez y en ese plano si coincidió con los ministros de la Corte Suprema de la Nación. El titular del máximo tribunal nacional Horacio Rosatti, oriundo de Santa Fe, aseguró en el acto que se llevó adelante en Rosario que “no se puede combatir con éxito el narcotráfico sin un Estado consolidado y una sociedad comprometida. Tiene que haber una decisión política muy firme y contundente, de lo contrario cualquier intento puede naufragar”.

Se reunieron por primera vez los 20 miembros del Consejo de la Magistratura y dieron señales de cómo avanzarán

Las críticas de Gutiérrez no sólo apuntaron al acto que se hizo en Rosario sino también a cuestiones internas en la provincia, donde el jefe de los fiscales de Santa Fe, Jorge Baclini, planteó la semana pasada que la lucha contra el narcomenudeo debe pasar a la órbita del Ministerio Público de la Acusación provincial.

Baclini afirmó que los funcionarios del MPA podrían investigar la venta de droga a menor escala, siempre que se apruebe en la Legislatura provincial una ley de desfederalización. Según su visión, esto provocaría que la Justicia federal de Santa Fe aboque sus recursos para perseguir a grandes bandas dedicadas a la venta mayorista de estupefacientes.

“Con nuestra distribución territorial, y potenciando la cantidad de fiscales, podríamos tener una buena persecución del microtráfico de droga. Así, dejaríamos a la Justicia federal para el narcotráfico”, argumentó el fiscal general.

Para Baclini “Santa Fe quedó como una isla”, ya que las provincias de Chaco, Buenos Aires, Santiago del Estero, Córdoba y Buenos Aires ya tienen una ley de desfederalización de las causas vinculadas a drogas. “Sería importante su aprobación, siempre que se nos dote de los recursos correspondientes”, finalizó.

A su vez, Baclini explicó que en la actualidad las caídas de poderosas bandas narco como Los Monos, Los Caminos, Los Funes o la presunta organización de Esteban Alvarado (porque no está condenada) se dieron por fiscales provinciales que investigaban delitos conexos como balaceras, asociaciones ilícitas u homicidios. “De los homicidios, hay un porcentaje importantísimo vinculado al microtráfico de droga”, explicó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.